El reto de Santos, reacomodar las relaciones exteriores

Julio 31, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Camilo Argüello Benítez | Colprensa

La falta de concreción de una red diplomática al servicio de las relaciones exteriores y la eliminación de algunas embajadas en el Caribe y Asia debilitaron a la Cancillería.

El trajinado terreno diplomático, sacudido una y otra vez por la injerencia de grupos armados ilegales en otros países, el secuestro, el narcotráfico y el desplazamiento, buscará reacomodarse en los primeros días de Gobierno de Juan Manuel Santos.El 7 de agosto de 2002 Andrés Pastrana le entregó el país a Álvaro Uribe Vélez en medio de un ataque frontal contra las Farc, tras tres años y tres meses de una fracasada mesa de diálogo en San Vicente del Caguán. Ocho años después, tras un cúmulo de innegables éxitos contra la guerrilla y el terrorismo, el Presidente Juan Manuel Santos deberá recoger los residuos que dejó el terremoto diplomático con Venezuela y reconstruir la política exterior de Colombia.Esta semana, la penúltima del Presidente Uribe, terminó sin esperanzas de solución y dejando como única salida para restablecer los lazos de hermandad con Venezuela, la posesión del Presidente electo este 7 de agosto.No se podrá negar que la política de relaciones exteriores del Presidente Uribe bregó hasta último momento. El Gobierno mostró la misma línea de diálogo directo con carga diplomática, desde el trabajo hecho por la primera Canciller, Carolina Barco, quien debió enfrentar las diferencias con Ecuador por las fumigaciones con glifosato en la frontera y la ocupación de territorio ecuatoriano de desplazados por la violencia, hasta la cumbre de Unasur del pasado 29 de julio en la que Jaime Bermúdez enfrentó por última vez las omisiones de Venezuela. Chávez agravó relaciones con Colombia.Pero esta fórmula dejó algunas luces en el mal clima que durante 8 años predominó con los vecinos. La percepción de Colombia en el exterior recibió una fuerte dosis de política de Seguridad Democrática que cambió la cara del país en Europa, Asia y Estados Unidos con beneficios colaterales como la firma de Tratados de Libre Comercio con Canadá y la Unión Europea y la apertura de mercado con Asia.Diplomacia de defensaTodas las acciones exteriores estuvieron orientadas por el interés de fortalecer la política de seguridad democrática y liberar a Colombia de la amenaza terrorista de las Farc, el ELN y los grupos paramilitares.El internacionalista y catedrático de la Universidad del Rosario Vicente Torrijos afirmó que la fuga principal en el sistema diplomático radicó en que "la Cancillería estuvo subordinada al Ministerio de Defensa" .Augusto Ramírez Ocampo, ex canciller y director del Instituto de Derechos Humanos y Relaciones Internacionales de la Universidad Javeriana, coincidió en este punto: "Hubo ministros que trabajaron con seriedad, pero se ha confundido la lectura de la Constitución creyendo que es el Presidente y el Canciller los encargados de las relaciones exteriores, las cuales han pasado más por el Ministerio de Defensa que por la propia Cancillería" .Una mirada diferente ofreció Fernando Araújo, secuestrado por las Farc durante seis años y quien se fugó del cautiverio para convertirse en el tercer canciller de la administración Uribe, después de Barco y María Consuelo Araújo."El secuestro fue un elemento que causó mucho ruido en Europea y la región. Afectó las relaciones porque, de manera equivocada, los países le dieron una lectura trasladando la responsabilidad del secuestro al Gobierno Nacional y no a los terroristas de las Farc que fueron los primeros responsables", explicó."Cuando yo actué como Ministro de Relaciones Exteriores, enfoqué mi trabajo en desvirtuar esa percepción y en explicarle al mundo que la verdadera responsabilidad del secuestro está en manos de los grupos terroristas como las Farc y el ELN", agregó.El expansionismo BolivarianoSin duda alguna, uno de los campos donde Álvaro Uribe más se "cargó de tigre" fue el diplomático. Indiscutiblemente los puntos de quiebre de las relaciones en la región fueron el Acuerdo Humanitario y el bombardeo a ‘Raúl Reyes’ junto a sus computadores.Se marcaban los últimos días de noviembre de 2007 y aún estaba humeante el corte de Uribe a la mediación del Presidente Hugo Chávez con las Farc. Desde Caracas, las críticas fueron directas y con adjetivaciones severas que congelaron por primera vez las relaciones binacionales.Uribe, esa noche del 27 de noviembre, luego de supervisar la ayuda humanitaria para las familias afectadas por las inundaciones en Calamar, Bolívar, sacó lo que para muchos fue considerado su manifiesto diplomático."El Presidente Uribe buscó disuadir el régimen venezolano con una actitud serena y firme en el manejo del lenguaje, con una relación con Estados Unidos que derivó en las siete bases militares compartidas y que frenaron cualquier penetración de tipo político o militar", analizó Torrijos.Fernando Araújo, quien también estuvo junto a Uribe en la inolvidable Cumbre del Grupo de Río en marzo de 2008, agregó que "el Presidente hizo lo mismo en todos sus campos de Gobierno: atender los temas de frente, presentar sus argumentos con absoluta y total claridad, sin tapujos. Nos mostró, durante 8 años, una actitud combativa en defensa de los intereses nacionales".Ramírez Ocampo fue más crítico y calificó el temperamento y el estilo de Uribe como "una mentalidad mediterránea y provinciana, algo que se trasluce en la manera como se expresa tanto interna como externamente. Esto ha sido muy costoso para el país y ha vulnerado la Constitución que sugiere que tengamos como prioridad las relaciones con América Latina y el Caribe".Una red vacíaPara Torrijos, el Presidente no logró crear un equipo lo suficientemente preparado, ilustrado y coordinado que pudiera crear una verdadera red de servicio exterior sobre las necesidades que planteaba la defensa nacional.Esto contrasta con la diplomacia presidencial, es decir, la participación de Uribe en todo lo que se refiere a los asuntos externos. "Pero en medio de estos dos extremos queda el vacío de que no se pudo consolidar una idea fundamental que se expresó en la primera campaña del Presidente y fue crear una red de 100 mil cooperantes a nivel internacional para defender los intereses del Estado. Esa fue una idea fabulosa", aseguró TorrijosAugusto Ramírez destacó de la era Uribe que en vista de tantos "impases" se fortaleció la carrera diplomática. "Hoy hay un equipo profesional de 325 verdaderos diplomáticos preparados, pero lamentablemente no se nombran en los cargos que se debiera. Estos se usan para favores políticos" .A esta Red, el ex canciller Ramírez Ocampo le agregó la errónea lectura que Uribe dio al tema de las relaciones exteriores: Fue terrible haber cerrado embajadas claves en el Caribe y el Asia, fue un error funesto que no solucionó para nada el problema fiscal colombiano y sí afectó seriamente relaciones que han costado mucho reanudar ". Los hechos más destacadosEstos fueron los hechos que más efecto generaron en las relaciones exteriores del país en los ocho años de la era Uribe. Junio 4 de 2007. Una llamada del Presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, al Presidente Álvaro Uribe, le permitió la libertad al ‘Canciller’ de las Farc, Rodrigo Granda. Se buscó que fuera mediador para la liberación de Ingrid Betancourt. Nunca cumplió. 22 de noviembre de 2007. El punto de quiebre con Venezuela. Una llamada telefónica de Chávez, por intermedio de Piedad Córdoba, al general Mario Montoya, fue la escena que le puso punto final a la intervención del presidente venezolano y la senadora en el proceso de intercambio humanitario. 25 de noviembre de 2007. Sin duda alguna, el discurso de " La verdad con testigos" desde Calamar, Bolívar, quedará en la historia de las relaciones internacionales del país como el más fuerte manifiesto de Uribe en respuesta a los agravios del Presidente Chávez. Noviembre 27 y 28 de 2007. El Presidente Chávez anunció la congelación de las relaciones con Colombia, llamó a consultas a su embajador en Bogotá, Pável Rondón y dijo que mientras Uribe sea Presidente no tendrá "ninguna relación" ni con él ni con su Gobierno. Marzo de 2008. La Corte Internacional de Justicia de la Haya reconoce el Tratado Esguerra-Barcenas que otorga soberanía de Colombia sobre San Andrés y Providencia. Se declaró competente en el diferendo con Nicaragua sobre otras formaciones marítimas y la delimitación que existe entre ellas.1 de marzo de 2008. El punto de quiebre con Ecuador. Es bombardeado y muerto el segundo hombre más importante del Secretariado de las Farc, alias ‘Raúl Reyes’, en territorio ecuatoriano. Marzo de 2008. Los computadores de ‘Reyes’, encontrados en el campamento, terminan de dinamitar por completo las relaciones con Ecuador y Venezuela. En ellos se revela información confidencial de la guerrilla sobre sus nexos con el Gobierno de Hugo Chávez y Rafael Correa.7 de marzo de 2008. Cumbre del Grupo de Río en República Dominicana. En vivo y en directo, el mundo conoció la sagacidad diplomática de Álvaro Uribe. Frente a sus vecinos más contradictores, Uribe les tendió la mano a los presidentes de Nicaragua, Ecuador y Venezuela. El Continente aplaudió el hecho. 14 de agosto de 2009. Colombia y Estados Unidos firman acuerdo que incrementará la presencia de tropas estadounidenses en el país, las cuales operarán desde siete bases militares. Venezuela, Bolivia y Ecuador protestan. El Perú es el único en apoyar. Los demás países piden que se respete la soberanía de los otros pueblos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad