“El problema no es de rampas, sino de leyes”: Juan Pablo Salazar, candidato al Senado

“El problema no es de rampas, sino de leyes”: Juan Pablo Salazar, candidato al Senado

Marzo 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“El problema no es de rampas, sino de leyes”: Juan Pablo Salazar, candidato al Senado

El candidato Juan Pablo Salazar desde que sufrió un accidente que lo dejó parapléjico, hace más de diez años, se dedica a las causas en favor de los discapacitados del país.

El candidato al Senado de la República por el Partido de la U, Juan Pablo Salazar, respondió las preguntas de los usuarios de El País sobre su candidatura.

¿Por qué quiere llegar al Senado?Yo soy un soldado del Movimiento Internacional de Derechos de Personas con Discapacidad, llevo diez años trabajando en esta causa, desde la Fundación Arcángeles, y me metí en esta locura por invitación del director del Partido de la U, Sergio Díaz-Granados para servirle a mi país desde el Congreso y creo que el país está atravesando un momento histórico en el que no podemos darnos el lujo de ser cobardes. ¿Cuál es su trayectoria que tiene en defensa de las personas discapacitadas?Desde la Fundación Arcángeles hicimos varios proyectos de inclusión como el de los guardias en sillas de ruedas en centros comerciales, proyectos deportivos, promovimos la campaña Remángate que fue acompañada por jefes de Estado de muchos países como el presidente Barack Obama y ha sido una labor muy bonita generando conciencia porque en Colombia tenemos una cultura muy excluyente.¿Pero a raíz de los escándalos de discriminación, el Mira también abandera la ayuda a discapacitados?Yo creo que la señora del Mira se metió el pie en la boca sin darse en cuenta lo que iba a generar. Sin embargo, es ingenuo satanizarla porque la señora no es el problema sino solo un síntoma de la enfermedad que tiene la sociedad y lo que ella puso en evidencia es que aún tenemos muchos problemas de exclusión.¿Cuántos discapacitados hay en Colombia?Lo que dice el Dane es que somos 2,6 millones de personas, pero los que estamos en la trinchera sabemos que somos muchísimos más. Yo creo que el tema de discapacidad en el postconflicto debe ser un pilar del próximo Congreso porque 50 años de conflicto han dejado muchas personas en estas condiciones y creo pertinente llevar al Congreso a una persona que se levanta todos los días a enfrentar esa discapacidad.¿Cuál es la principal necesidad que tienen hoy los discapacitados en el país?Lo que nos toca es aplicar lo que ya hay. Solo en 15 de los 32 departamentos del país hay política pública de discapacidad y desde el Congreso se puede presionar a estas gobernaciones para que instalen los comités y darle paso a todo lo relativo a los derechos. Por otro lado, nos falta una ley para asistir a los familiares de personas con discapacidades severas y que les toca dedicarse a cuidar de ellos; ese es un trabajo de tiempo completo que el Estado debe remunerar.¿No aparecen en campaña muchos charlatanes con proyectos y que solo buscan votos?A uno no lo entiende sino el que tiene el mismo problema de uno y por eso es importante el voto informado. Creo que desde el discurso de la inclusión hay personas que pueden enarbolar unas banderas, pero quién mejor que una persona que tiene conocimiento de causa. ¿Estamos muy crudos en Colombia para aceptar a las personas con discapacidad?Todavía estamos en la Edad de Piedra. Hay algunas iniciativas importantes y líderes que han recorrido muchísimo camino, pero el problema no es de rampa ni ascensores sino de derechos y las barreras están es en la mente y los corazones de las personas. Vea aquí el Especial de Elecciones 2014

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad