El Polo Democrático está que arde

Octubre 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción El País, Bogotá

Congresistas de la colectividad dicen que hay que enfrentar la crisis. Pesimismo de analistas. La presidente del Polo, Clara López, anunció que las denuncias hechas por el ex senador Gustavo Petro sobre supuesta corrupción en Bogotá, serán analizadas.

Las acusaciones de corrupción hechas por el ex candidato presidencial de esta colectividad, Gustavo Petro, en contra de la administración que preside su copartidario Samuel Moreno Rojas, terminaron por desnudar la crisis política que vive el partido de izquierda.El pulso es de antaño y lo único que necesitaba para detonar era el fulminante, ese que finalmente puso Petro, quien terminó por dejar en evidencia los presuntos manejos irregulares en la administración del alcalde de Bogotá, Samuel Moreno Rojas.Al interior del Polo Democrático Alternatico (PDA) nadie reconoce la crisis, incluso su presidenta, Clara López insiste en que en la administración de Moreno -de la cual ella hizo parte como Secretaria de Gobierno- “no hay corrupción ni clientelismo” y recordó que ”fui víctima de esas insinuaciones malsanas y ya la Procuraduría me declaró inocente”.Cuestionada sobre la relación con Petro, de quien fue su fórmula vicepresidencial, López dijo que “él ha venido planteando una situación de rebeldía con los estatutos del partido, tiene una posición que nosotros no entendemos claramente”.Anotó que “está dentro y fuera a la vez y con choque de palabras que convierte la situación en algo paradójica”.Sobre la posible desaparición del Polo, López aseguró que “no hay ninguna posibilidad” y argumentó que “son situaciones que buscan promover nuestros contradictores como parte de una campaña política que nosotros enfrentamos” y pidió a las autoridades que investiguen las denuncias sobre la contratación en Bogotá. Crisis evidenteMás allá de lo que piensa López, existen sectores que alertan sobre la suerte de la colectividad. El senador del Polo, Luis Carlos Avellaneda, reconoce que hay crisis en el interior del partido, pero consideró que “si se maneja bien, debe ayudar a fortalecer”.Argumentó que “en este caso, hay una crisis de credibilidad al interior y por fuera del Polo por los actos de corrupción en que han incurrido algunos altos directivos, que debería conducir a la rectificación y a que haya las sanciones disciplinarias que se requieran”.Y, anotó, “un partido como el Polo, que ha luchado contra la corrupción, no puede sucumbir. Vamos a ver si somos capaces de depurar estas prácticas creo que vamos a salir fortalecidos”.A su turno, el representante a la Cámara, Iván Cepeda también es consciente de la delicada situación por la que atraviesa su colectividad.“Creo que como en toda colectividad política hay elementos de discusión, de denuncia y, bueno, un debate muy amplio”. Por lo anterior, insistió en que “en el Polo lo que se debe buscar es solucionar todas esas diferencias que hay y ante la gravedad de las denuncias que se han hecho pues se deben tomar medidas e ir hasta las últimas consecuencias”.Cepeda, quien mantuvo una posición muy neutral en torno al tema, explicó que “es natural de los partidos que haya tendencias, pero lo importante es la tarea que se haga en el Congreso”.Reconoció que “es evidente la campaña en contra del partido a partir del espionaje del DAS y otras formas de hacerle daño a la colectividad, pero creo que va a sobrevivir a estos retos que se le plantean”.Una situación delicada: VargasPara el politólogo Alejo Vargas es evidente que la situación del Polo es “muy delicada” que debe ser atendida so pena de tener serias consecuencias negativas.Vargas consideró que “ hay una tensión muy fuerte que viene de hace rato” y aseguró que “me atrevería a decir que si no existiera la ley de bancadas y la reforma constitucional que impide la renuncia de congresistas, el partido ya se hubiere fragmentado porque la gente de la corriente de Petro ya se habría ido”.Enfatizó que “es una situación que le va a queda muy difícil capotear al Polo” y recordó que “desafortunadamente la izquierda siempre ha estado en un campo de división. El Polo era una excepción”.Sobre las secuelas que podría tener esta situación, Vargas dijo que “sin duda lo va a afectar en las elecciones regionales, porque ya hay un impacto negativo” y enfatizó: “Esto no es una buena noticia para la democracia, porque el país requiere de una izquierda fuerte dentro de la legalidad”.Debate de alto ‘calibre’El ex candidato presidencial del Polo, Gustavo Petro le puso el ‘palo en la rueda’ a su colectividad, de la que dice que la corrupción y el clientelismo hacen fila para entrar.Tiene claro que se debe abrir el debate para reencauzar la colectividad, porque -de no hacerlo- estaría condenada a la desaparición.¿La corrupción y el clientelismo llegaron al Polo?Intenta hacerlo, vamos a ver si lo logró.¿Fue un error haber apoyado a Samuel Moreno?Eso fue una consulta, yo apoyé a María Emma públicamente y perdimos. Sí, considero que fue un error. ¿El Polo sigue dividido?Creo que está dividido entre quienes no quieren hacer el debate de la corrupción y los que queremos hacerlo.Dicen que usted actúa así porque no le dieron la Presidencia...Tengo que recordarles que hice públicas las tesis de la corrupción en junio, mucho antes de que decidieran la presidencia, es más, no me dejaron ser presidente porque estaba dispuesto a hacer el seguimiento a la corrupción.¿Usted se siente ahora más afuera del Polo que adentro?Si el Polo decide seguir por el camino de la corrupción, estoy afuera.¿Está condenado el Polo a desaparecer?Sí, claro, como alternativa de poder indudablemente. No tiene autoridad moral para traducir el proyecto democrático en Colombia.El otro punto de vistaJorge Enrique Robledo, senador del Polo, no duda en que Gustavo Petro tiene el propósito de hacerle daño a la colectividad.¿Se fragmenta el Polo?Pienso que el doctor Petro tiene el propósito de hacerle daño al Polo, eso está clarísimo. La agresividad del doctor Petro con el Polo es realmente inaudita.¿Todo esto fue porque no le dieron la Presidencia del partido?Sí, estoy absolutamente seguro de eso. Es más, él no da una sola prueba de lo que acusa. Desde el día que no le dimos la Presidencia dos grandes diferencias quedaron en evidencia: la primera que la mayoría del Polo no quiere que él sea el presidente y la segunda, menos queremos acuerdos con Santos que él quiere hacer. ¿Hay grietas en el partido?Él está muy solo en eso. Es obvio que le está haciendo un daño enorme al Polo, los enemigos del partido deben estar de fiesta.Pero, ¿el partido cómo está?Está muy bien. Mire la actuación de la bancada, es impecable. Aquí el único que hace daño es el doctor Petro, con agresiones bárbaras, cargado de odio porque no se satisfacen esas dos aspiraciones de él: la de ser presidente del partido para entregárselo a Santos, porque él quiere un Polo a la cola de Santos, con quien hizo acuerdos que hasta hoy son secretos. ¿Lo mejor es que Petro dé un paso al costado?Uno si piensa que si él odia tanto al Polo, fuera de hacerle daño al partido, qué otra función está cumpliendo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad