El Partido Verde entró en crisis tras apoyo de Uribe a Peñalosa

Mayo 22, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Fenner Ortiz Rodríguez, reportero de El País, Bogotá.
El Partido Verde entró en crisis tras apoyo de Uribe a Peñalosa

El ex alcalde Enrique Peñalosa (izquierda) aceptó el apoyo del ex presidente Álvaro Uribe, pese a que Antanas Mockus (centro) le dijo que escogiera entre él o el ex mandatario.

Los acuerdos entre el expresidente de Colombia y el candidato a la Alcaldía de Bogotá fragmentaron la colectividad. Hay quienes apoyan la presencia de Uribe, pero están los que insisten en que su llegada puede ‘contaminar’ al Partido.

Los vientos de crisis comenzaron a deshojar el girasol que siempre exhibió el excandidato presidencial Antanas Mockus, quien por estos días pasa momentos difíciles en el Partido Verde, tanto que ya se habla de su eventual salida de la colectividad.La otrora ‘ola verde’ parece que comenzó a marchitarse por las decisiones que han tomado algunos sectores, encabezados por el candidato a la Alcaldía de Bogotá, Enrique Peñalosa, quien le abrió las puertas del colectivo al ex presidente Álvaro Uribe.Estos acuerdos fragmentaron la colectividad. Hay quienes apoyan la presencia de Uribe, pero están los que insisten en que su llegada puede ‘contaminar’ al Partido.Si bien algunos sectores no reconocen la crisis, existen posiciones contrarias a este pensamiento.Una de las que enfatiza que todo va bien es la senadora Gilma Jiménez, quien dice que la situación de los verdes no es “nada que no esté pasando en todos los partidos políticos” y explica que lo que existe son “discusiones, diferencias, debates, que en el caso nuestro los debatimos de cara a la ciudadanía”.Comenta que “hay un disenso sobre una decisión que ya se tomó y es darle a Peñalosa y a todos los candidatos nuestros la posibilidad de acercarse a fuerzas sociales y políticas sin vetos”, tema que es refutado por el copresidente Mockus, quien ha dicho que en el partido no hay espacio para “el todo vale”.La aseveración de Mockus se basa en los escándalos que rodean al ex presidente Uribe, por casos como la corrupción, la parapolítica, la yidispolítica, los falsos positivos y otros que ‘salpican’ el mandato de la Seguridad Democrática.Mockus ha dicho que cree “que hay un error, no sé si humano, de estrategia, de corazón, en aceptar más allá de cierta frialdad diplomática el apoyo de Uribe”.Sin embargo, la senadora Jiménez aclara que “los principios de Enrique Peñalosa son de muchos años y siempre lo hacemos mirando de frente y nunca involucrando nada turbio que indique que ahora lo vamos a hacer”.En igual sentido se pronunció el representante a la Cámara Alfonso Prada, quien añade que “lo que ha mostrado el Partido es madurez, tenemos el apoyo unánime de Enrique Peñalosa a la Alcaldía, de Sergio Fajardo a la Gobernación de Antioquia y todos los candidatos”.Cosa distinta piensa Fajardo, quien revela que el Partido no tiene sentido crítico frente a los escándalos que sacuden al país. “Hay unos temas centrales en el desarrollo del país que el Partido no se manifiesta: la corrupción que hay en Colombia”, dice Fajardo, quien se cuestiona: “¿Cómo es posible que nosotros como Partido Verde no hallamos dicho una palabra de lo que estamos viendo?”.Fajardo insiste en el problema centralista de su colectividad y anota que “he señalado que el Partido tiene que entender que es para Colombia y no solamente para la Alcaldía de Bogotá”.Al salir al paso de la alianza Peñalosa-Uribe, dice que “en Bogotá se habla de alianzas, pero no he podido saber cuál y para qué es la alianza, cuáles son los puntos. No sabemos de qué estamos hablando, no hay puntos concretos”.Es por esto que ya se automarginó. “No volví a la Dirección Nacional, no le vuelvo a botar corriente a eso. Tengo aburrimiento con ese centralismo. Todas las reuniones son para hablar de Mockus, Uribe y Peñalosa… ¡qué pereza!”.Una mirada externaDesde la tribuna, el analista Camilo González Posso dice que “creo que la pelea es de dos corrientes: una pragmática y de centro derecha que maneja Peñalosa y una que viene de los visionarios que es de ética pública y que encabeza Mockus”.Explica que “lo que pasa es que la discusión no es si se hacen o no alianzas. En concreto es que sea con Uribe, en eso tiene razón Mockus. Si se proyectan con él niegan completamente lo que es el origen del Partido de que se diferenciaban de la corrupción, del todo vale. Se desdibujan y eso marcaría una decadencia”.Para el politólogo Fernando Giraldo es claro que en el interior del Partido hay tantas facciones como líderes. “Cuando uno mira eso es una colcha de retazos”, dice, y explica que “hay una lucha interna de poder entre esos grupos. Hay cinco copresidentes, lo que refleja que esta gente, para sentirse segura y garantizar sus intereses, tuvieron que establecer la presidencia colegiada de tal manera que todos se sintieran tranquilos”.Revela que “Mockus le está coqueteando a Gustavo Petro para que sea candidato a la Alcaldía y lo mismo que la Alianza Social Indígena”, y anota que “si se va del Partido Verde eso es un golpe muy duro, porque mucha gente los respalda es por la imagen de Mockus, quien es la antítesis de lo que está pasando en Bogotá”.Otras crisisLa actual situación del Partido Verde no es nueva, toda vez que a finales de 2010 y principios de este año se dio el primer conato de crisis.Los enfrentamientos se dieron por las declaraciones de Antanas Mockus, quien dijo que no veía con malos ojos la posible llegada de Gustavo Petro a estas toldas.Esto incomodó a Enrique Peñalosa, quien no tiene buenas relaciones con el ex senador.Pero el problema se agudizó cuando se dijo que se pensaba en una consulta entre Mockus y Peñalosa para la Alcaldía de Bogotá.Peñalosa se volvió a incomodar y Mockus optó por dimitir a su candidatura.Dato claveHay versiones que dicen que Antanas Mockus estaría buscando una alianza con Gustavo Petro, lo que implicaría su salida del Partido Verde.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad