El Papa pide a Colombia seguir trabajando por la paz, durante canonización de santa Laura

Mayo 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | Resumen de agencias
El Papa pide a Colombia seguir trabajando por la paz, durante canonización de santa Laura

Miles de personas, entre ellas cientos de colombianos, asistieron a la canonización de la madre Laura en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano.

El papa Francisco pidió a los colombianos que se inspiren en el ejemplo de la madre Laura Montoya, proclamada como la primera santa del país, para que sigan trabajando por la paz y la justicia.

El papa Francisco hizo votos este domingo para que "inspirados en el ejemplo y concordia" de la nueva santa colombiana, Laura Montoya, los colombianos "continúen trabajando por la paz y el justo desarrollo de su patria"."Que inspirados en el ejemplo de concordia y reconciliación de la madre Laura Montoya, los amados hijos de Colombia continúen trabajando por la paz y el justo desarrollo de su Patria", afirmó el papa durante el rezo del Regina Coeli, que sustituye al ángelus durante el tiempo de pascua.El Obispo de Roma también abogó para que por intercesión de madre Laura Montoya, el Señor conceda "un nuevo impulso misionero y evangelizador a la Iglesia".Antes del Regina Coeli, el papa proclamó los primeros santos de su pontificado: Laura Montoya y Upegui (1874-1949), la monja mexicana Guadalupe García Zavala, conocida como madre Lupita (1878-1963) y 800 mártires italianos asesinados en 1480 a manos de los otomanosDurante la misa de canonización, el papa Francisco dijo que santa Laura Montoya fue instrumento de evangelización primero como maestra y después como madre espiritual de los indígenas y enseña a vencer la indiferencia y el individualismo.El papa argentino añadió que Montoya, la primera santa colombiana, enseña a los hombres a ser generosos con Dios, "a no vivir la fe solitariamente, sino a comunicarla, a irradiar la alegría del Evangelio con la palabra y el testimonio de vida allá donde nos encontremos"."Nos enseña a ver el rostro de Jesús reflejado en el otro, a vencer la indiferencia y el individualismo, acogiendo a todos sin prejuicios ni reticencias, con auténtico amor, dándoles lo mejor de nosotros mismos y, sobre todo, compartiendo con ellos lo más valioso que tenemos: Cristo y su Evangelio", subrayó.A la ceremonia asistió una delegación oficial de Colombia formada por 20 personas, encabezada por el presidente, Juan Manuel Santos, y de la que forman parte su esposa e hijos; la canciller, María Ángela Holguín, y el presidente de la Cámara de Representantes, Augusto Posada. Santos será recibido este lunes por el papa Francisco en audiencia. Por parte de la Iglesia colombiana asistieron, entre otros, el cardenal arzobispo de Bogotá Rubén Salazar; Octavio Ruiz, secretario del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización; Ricardo Restrepo, arzobispo de Medellín; Roberto López, arzobispo de Jericó; Orlando Corrales, arzobispo de Santa Fe de Antioquia; Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali; Emilio Aranguren, obispo de Holguín; Luis Sandoval, obispo de Apartadó; Héctor Epalza Quintero, obispo de Buenaventura y Edgar de Jesús García Gil, obispo de Palmira.Tras la ceremonia de canonización, Santos manifestó su emoción y aseguró que "todo se juntó para darnos un mensaje, y su vida y legado y pensamientos son de una gran oportunidad para lo que estamos viviendo hoy”.Y recordó que a la santa le fue asesinado su padre, pero su mamá le enseñó a rezar para perdonar y de ahí aprendió a ser una muestra permanente de reconciliación. Eso es la reconciliación, hoy en Colombia tenemos la necesidad de la reconciliación y si queremos la paz debemos lograrla”, sostuvo, Santos.De la misma forma recordó que la vida de la santa Laura se destacó por su pasión por la justicia social, en especial para ayudar a los indígenas, y dijo que desde el Gobierno también se está "haciendo lo que está en nuestras manos para ser un país mas justo".El mandatario además contó algunas vivencias que tuvo su tío abuelo, el expresidente Enrique Santos, quien fue amigo de la santa y le ayudó permanentemente para hacer su apostolado, y también recordó que cuando le impuso la Cruz de Boyacá por su labor, ella dijo que la única cruz que le gusta es la de Cristo.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad