El magistrado Pretelt anunciará el martes si renuncia o no a la Corte

Marzo 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
ElPaís.com.co | Colprensa
El magistrado Pretelt anunciará el martes si renuncia o no a la Corte

Jorge Pretelt, magistrado de la Corte Constitucional.

El magistrado Jorge Ignacio Pretel dijo que analizará la exigencia hecha por sus colegas de la Corte Constitucional que le pidieron que se aparte de su cargo, por el escándalo de corrupción que lo sacude.

El magistrado de la Corte Constitucional Jorge Ignacio Pretelt, anunció que se tomará hasta “el martes 24 de marzo” para analizar su respuesta frente a la exigencia de renuncia que le hicieran sus colegas de la Corte el pasado martes. 

Así lo anunció en un breve comunicado de prensa su abogado Abelardo de La Espriella, en el que señaló que su cliente se tomará hasta ese día para “analizar los últimos acontecimientos con respecto a su caso y, luego de ello, emitirá un comunicado, en el que consignará las decisiones que bien tenga a tomar”. 

El comunicado se da luego que por cuarta vez no asistiera a trabajar a la Corte y que dejara la silla vacía en una audiencia pública sobre el servicio de salud en el Chocó. 

El pasado martes 17 de marzo, sus compañeros de la Sala Plena le pidieron la renuncia inmediata e irrevocable al cargo, ante el escándalo de corrupción que lo sacude y para salvaguardar la independencia y autonomía de la justicia constitucional. 

Así lo anunció ese día la presidenta encargada de la Corte, María Victoria Calle, al estimar que “nuestra petición no es un juicio sobre la responsabilidad del doctor Pretelt Chaljub en los hechos que se le imputan, pues definir este aspecto le corresponde a su juez natural.

Sin embargo, estimamos que estos principios no se verán sacrificados cuando ejerza su derecho de defensa al margen de la Corporación”. 

“Nuestra exigencia no se edifica entonces en el ámbito penal ni político. Se orienta a mantener centrados los esfuerzos de la Corte Constitucional en sus funciones esenciales y bajo la confianza de la colectividad en que nuestras decisiones dependen exclusivamente del imperio de la ley y la mejor interpretación de la Constitución”, señaló Calle. 

De acuerdo con la Sala, esta exigencia es perentoria, pues sin la credibilidad y la confianza pública, las funciones de la Corte pierden arraigo y eficacia. 

“No tiene sentido por consiguiente que pongamos los derechos inpiduales de cada uno de nosotros por encima de la legitimidad del Tribunal Constitucional.

Sin una Corte que cuente con la credibilidad pública todos nuestros derechos, incluidos los suyos propios, están en riesgo de carecer de una garantía judicial necesaria e inapelable de eficacia institucional”, señaló la Sala. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad