El libretista del Joe habla de la historia

Agosto 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez, reportera de el país
El libretista del Joe habla de la historia

Personajes: Wilson ‘Saoko’ Manyoma. Interpretado por Mauro Castillo. Compañero del Joe en Fruko & sus Tesos. Jackelin Ramón. Estefanía Borge, la tercera y actual esposa de ‘El Joe’. Piper Pimienta Walter Díaz hará del cantante principal de Fruko. Fruko. Séra el actor Diego Velásquez. Víctor Del Real. Ramsés Ramos, será el amigo fiel del Joe.

Andrés Salgado, el libretista de ‘El Joe, la leyenda’, aclara dudas sobre la novela de RCN. Y advierte que el propio Joe Arroyole dijo: “Yo quiero que lo cuenten todo”.

Para Andrés Salgado, libretista de la novela ‘El Joe, la leyenda’, del canal RCN, su desafío al afrontar la escritura de la vida del Joe Arroyo, ha sido “mantener el respeto por las personas que protagonizaron la historia real. Hacer un homenaje y nunca irrespetar su nombre”. Pero el escritor reveló mucho más.¿Hasta dónde llegó la asesoría del Joe para la realización del guión?Tuvimos varias reuniones con Joe, donde iba mirando lo que hacíamos, contándonos lo que él quería que se contara y cómo quería que lo contáramos. Nos recalcó la necesidad de enfocar la historia dentro de un ámbito de alegría, de mamadera de gallo, de buena música. Lo logramos, y eso lo tenía feliz.Joe confesó en un capítulo que era muy enamoradizo. ¿No alcanzará la novela para contar sus amores?El Joe nunca negó sus amores. Y, claro, era un ser encantador, imagínate con toda la buena música que hacía, con ese porte que tenía en los años 70, con esa labia y esa manera de ser, las mujeres caían rendidas. Eran épocas de liberación, de menos prejuicios, y las volvía locas. Fruko y sus Tesos eran una especie de Beatles. Contamos algunos de sus amores, pero no todos, obviamente.¿Los personajes ficticios salen de las canciones del Joe?Sí, María Inés, la porrista, nace de la canción‘La rumbera’. Algunas cosas no son reales y otras sí. Los que conocen al Joe saben qué es real y qué no. Lo chévere es jugar a buscar lo que sí es biográfico, lo periodístico, y comparar. De una historia puede haber mil versiones y esta es una de tantas.¿El Joe no les puso ningún veto?Al contrario. Natalia Ospina y yo, que escribimos la historia, la primera vez que nos reunimos con el Joe, hace tres años, estábamos preocupados por cómo íbamos a tratar el tema de las drogas. Pero lo primero que él nos dijo fue: “Yo quiero que lo cuenten todo y con todo lo que eso implica”. Nunca ocultó su pasado oscuro, siempre puso la cara. La novela arrancó contando uno de sus momentos más críticos con la droga y más adelante volveremos a ese punto.¿Cómo afectó la muerte del Joe el argumento de la telenovela?No lo afectó para nada, porque sencillamente ya está escrita y grabada.¿Temen que el rating de la novela baje, ya que en la vida real la viuda del Joe, Jacqueline Ramón, pasó a ser villana?El público tiene muy claro cuál es el terreno de la ficción y cuál el de la realidad. Lo que vemos en la novela no es el presente, es otra época donde los personajes estaban en situaciones diferentes. La gente no es tan tonta para confundirse y no puedo ponerme a dictar talleres por el país, como Uribe. ¿Trespalacios, el locutor, es real?(Risas) No es tan ficticio, es la reunión de muchos locutores que pasaron por la vida del Joe, que representa los obstáculos por los que el Joe y todos los músicos tienen que pasar, en un medio competido y lleno de intereses.¿Esperaron la aprobación del Joe y de Fruko para hacer realidad el guión?Contamos con su complacencia. Nos reunimos no sólo con el Joe, sino con el maestro Fruko, con Manyoma, con la viuda del maestro Piper Pimienta, con el maestro Enrique Carrillo y su esposa, con músicos de La Verdad, con otros de Fruko, con críticos de música, con amigos del Joe como Ley Martin, que hace el papel de Johnny Salgado (Jimmy Salcedo). Hablamos con su hijo. Pero yo tenía esa idea desde ‘Perro amor’.¿Las esposas de Fruko y del Joe quedaron conformes con el guión?Hicimos el homenaje a los músicos, nunca hablamos con las esposas de nadie. Las mujeres de la historia no tienen que ver con las de la vida real. ¿Es verdad que un comienzo pensaron en el hijo del Joe para interpretarlo?Sí, claro, hicimos casting y entre las muchas opciones que se consideraron estuvo la de Dynkol Arroyo.¿Por qué escogieron a Jair Romero?Además de ser muy atractivo es costeño, canta, baila y tiene un carisma y una calidez notorias. Y cuando el Joe supo que Jair lo iba a interpretar, le pareció una maravilla, se quedó con él en su casa, un par de días, dándole indicaciones y contándole cosas. Le dio su bendición y su respaldo. Ofreció algunos conciertos en los que Jair estuvo entre el público y una noche el Joe lo llamó a la tarima, lo abrazó y lo besó. Estaba muy complacido con él y bromeaba mucho con que en esa época él era “igual de pintoso que Jair”.¿Pero durante la promoción de la novela, no notaron al Joe muy enfermo?Él estuvo delicado de salud toda su vida. Tenía problemas de azúcar, de circulación, de tiroides. Era, desafortunadamente, muy enfermizo, la vida le pasó factura rápido y siempre fue muy precoz para todo, hasta para morirse.Manyoma dice que sólo lo entrevistaron una vez, pero no le pidieron más opinión. ¿Él les hizo saber lo descontento que está con su personaje?Nos reunimos con él dos veces, le contamos de qué se trataba el personaje y el argumento y se mostró complacido. Nos tomamos unas fotos, nos atendió muy amablemente y estuvo muy contento con el proyecto. Hay versiones donde ha dicho otras cosas, pero no les pongo cuidado. Manyoma es uno de los personajes más queridos de Colombia. No sé en qué momento la telenovela pudo haberle hecho daño. Hay gente que quiere más a Manyoma que al Joe.Fruko se quejó de que él no tocaba todo el tiempo el bajo, sino el piano. ¿por qué cambiar su instrumento?Escogimos que tocara el bajo, pero hemos sido fieles a su poder y a su jerarquía. Fue el papá de sus músicos, el descubridor de talentos, el cocinero, el que sabía qué nota poner para que fuera un éxito. Fue un genio musical y ese tratamiento le damos.¿No van a matar a Piper Pimienta?La novela no ha terminado, hay que ver qué pasa. Es un homenaje a este maestro de la salsa olvidado. En Cali, donde vivió, no encontré una biografía de él, eso parte el alma. Su viuda nos dejó ver álbumes donde sacamos su vestuario, por eso Walter Díaz se parece tanto.¿Qué le dijo Joe al ver el resultado?“Qué bacana te quedó esta novela y si antes te quería, ahora te quiero más”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad