El escándalo que salpica al gobernador del Cauca

Julio 01, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa.
El escándalo que salpica al gobernador del Cauca

Temístocles Ortega, exgobernador del Cauca, también fue salpicado en el proceso y Óscar Campo, actual gobernador del Cauca, fue secretario de Infraestructura de Ortega.

Fiscalía investiga posible desvío de dinero público a su campaña. Hay 2 exfuncionarios y 2 contratistas detenidos.

El proceso penal contra tres exfuncionarios de Indeportes Cauca y dos contratistas, puede ser, para las autoridades judiciales,  el mayor caso de corrupción administrativa en el Cauca, que de paso podría  salpicar al  actual gobernador, Óscar Campo. 

En el proceso se deja entrever una probable financiación de la  campaña electoral del Mandatario,   al parecer con dineros públicos, como denunció el secretario de Transparencia de Presidencia, Camilo Enciso. 

Todo empezó  el pasado 1 de junio cuando los hoy procesados Ana Bolena García, exdirectora de Indeportes Cauca; Manuel Velásquez Sierra, entonces interventor; y las contratistas Claudia Jimena Trujillo y Estefanía del Pilar Sánchez fueron capturados por  el  CTI de la Fiscalía y luego cobijados con medida de aseguramiento en centro carcelario, tras no aceptar su responsabilidad en los delitos de peculado por apropiación, falsedad en documento público y privado, y contratación sin cumplimiento de los requisitos legales.

En las diligencias judiciales, se conoció que estas personas son investigadas porque al parecer se apropiaron de $458 millones, al ejecutar irregularmente el convenio que dio  vida a los juegos Supérate, explicó  la Fiscalía.   “Estos delitos se habrían cometido en el desarrollo del Convenio 086 de junio de 2015, que realizó Indeportes Cauca con la Fundación Redes, para llevar a cabo los Juegos Supérate Intercolegiados de ese año”. 

Al parecer, y según el ente investigador, “los capturados se habrían apropiado aproximadamente de la mitad de $931 millones que giró a la Gobernación, bajo el programa ‘Cauca, todas las oportunidades’, la Nación, esta última a través de Coldeportes, para el desarrollo de dicho certamen”.

En medio de las diligencias de imputación de cargos  ante un juez de Control de Garantías, se conoció el  resultado de la investigación adelantada por funcionarios del CTI  y especialistas en contratación pública de la Universidad Externado, que revisaron  el diseño y ejecución del   contrato 086, tras  recibir  denuncias de deportistas sobre el mal manejo de recursos para el certamen deportivo. 

“En el caso particular del Convenio 086 de los Juegos Intercolegiados Supérate 2015, la administración de Temístocles Ortega aportó la suma de 451.404.268 pesos, según se lee en el proyecto de código SSEP 2015 0190000035; mientras que Coldeportes giró a Indeportes Cauca 479.615.037 pesos, a través del convenio interadministrativo No. 279 de abril 10 de 2015. Esto dio un total de 931.019.305 pesos, recursos destinados para esta competencia estudiantil de 2015”, manifestó el ente acusador. 

En la audiencia pública, la Fiscalía  dio a conocer otras  presuntas irregularidades, que van desde la falsificación de recibos, sobrecostos injustificados, reporte de servicios que al parecer nunca fueron prestados y suplantación de personas, entre otros. 

Se conoció, además, que tras una visita de los funcionarios del CTI a Puerto Tejada, Santander de Quilichao, Pereira y Jamundí para entrevistar a personas que,  según el documento de liquidación entregado por Indeportes y la  Fundación Redes,  prestaron servicios de transportes, juzgamiento o de alimentación, se constató que dichos proveedores, en palabras de la Fiscalía, “nunca prestaron servicios a estas entidades en el marco de los Supérate 2015, ni recibieron sumas de dinero como aparecen en los comprobantes de egreso que sustentan los gastos realizados en esta actividad deportiva”. 

“En otros casos, aparecen facturas de egreso firmadas por los proveedores indicados en la liquidación del convenio, y que, al interrogarlos manifestaron que nunca firmaron dichos documentos, advirtió la Fiscalía. 

Los hallazgos  rayan en el escándalo, porque las irregularidades al parecer se presentaban en las actuaciones más mínimas, explicó la fiscal del caso, como en “la compra de balones para fútbol sala, marca Molten, que fueron legalizados con comprobantes de egreso por un  120.000 pesos, cada uno; pero el valor real, verificado por los investigadores, es de 40.000 pesos”. 

Algo parecido habría sucedido con la compra de trofeos, situación que es corroborada por un testigo de la Fiscalía, que está a la espera de recibir condena tras llegar a un acuerdo con las autoridades a cambio de entregar información valiosa en este proceso. 

En síntesis, para la Fiscalía, los juegos Supérate Intercolegiados 2015 tuvieron un valor real de ejecución de $444.372.704. Mientras que en el reporte entregado por Indeportes Cauca, el certamen deportivo constó 876.962.504 pesos. La diferencia de $458.711.028, no se sabe dónde está y serían los sobrecostos que comprobarían el presunto caso de corrupción.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad