“El engaño de la ‘Gaitana’ es sólo la punta del iceberg”: Alias Biófilo

Febrero 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López - reportero de El País

Felipe Salazar, alias Biófilo, supuesto jefe de este falso grupo desmovilizado de las Farc, dice que sí hubo fraude, hubo ‘colados’ y compra de armas.

El escándalo por la falsa desmovilización de la compañía ‘Cacica Gaitana’ de las Farc, que tiene en líos judiciales al ex alto comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, parece no concluir.Al frente del grupo que supuestamente deponía sus armas estaba Felipe Salazar, alias ‘Biófilo’, quien, en ese momento, declaró que dejaban las armas porque él y sus subordinados estaban muy desmotivados. Hoy, a punto de cumplirse seis años de este hecho, el mismo ‘Biófilo’ habló con El País sobre todos los engaños que hubo detrás de lo que él no duda en calificar como un “fraude”.Durante todo este proceso, ¿habló usted con el ex comisionado Restrepo?Sólo una vez y fue un par de días antes de la desmovilización porque le envié una carta pidiéndole tres cosas fundamentales: la celeridad en el proceso, el cumplimiento estricto de los beneficios de ley y que no nos metan a los albergues en conjunto con paramilitares. Pero él me dijo que no podía firmar ningún papel porque estábamos aún en la ilegalidad y no podía firmar ese tipo de documentos. Él desde el exilio dice que todo fue verdad y que si no es así, lo engañaron. ¿Eso no los incrimina más a ustedes?Es que él primero se lavó la mano con los militares, cosa que me parece terrible porque uno cuando dirige algo tiene una responsabilidad política y en cadena de mando; él tiene una responsabilidad, no sé si parcial o total, pero era en cabeza de él que se hacían las desmovilizaciones.¿Va a ser clave entonces lo que vaya a declarar ‘Olivo Saldaña’?‘Olivo’ no es un testigo creíble porque ha cambiado muchas veces su versión. Sé que él está presionado y amenazado, y sé que le han ofrecido plata de varios lados para que diga o para que no diga. ¿Y a usted lo han presionado?Me han presionado, me han amenazado y me han ofrecido de todo, pero no he sucumbido a nada de eso; he mantenido mi versión y tengo cómo probarlo.¿Se siente defraudado con el anterior gobierno por lo que está pasando?Me voy a atribuir de manera irrespetuosa la vocería de los desmovilizados que se sienten totalmente defraudados con el proceso de paz. Las mismas cifras son mentirosas; para el 2002 estimaba la Fuerza Pública que la guerrilla tenía unos 16.000 hombres; lo paradójico es que entre capturados, dados de bajas y desmovilizados van como 70.000. Es decir, las Farc han sido acabadas cuatro veces. Entonces el tema de la Gaitana es sólo la punta del Iceberg; aquí se va a empezar a conocer toda la tramoya que hubo detrás de las desmovilizaciones, la compra de bloques y reclutamiento de gente que no tenía qué ver con las AUC ni con las Farc. ¿Por qué insistir entonces en que no fue falsa la desmovilización?La cuestión es que no hay pruebas. Por la misma torpeza con que la Fiscalía ha llevado el caso es posible que se anule. Y si no hay pruebas, ¿por qué se fugó el ex comisionado?Porque él supone que están las pruebas; porque efectivamente sí hubo un fraude, sí hubo unos colados y sí hubo una compra de armas. Pero la Fiscalía, a la hora de presentar las pruebas, no ha sido capaz de hacerlo bien y eso puede llevar a la nulidad del proceso. Ustedes insisten en que hubo guerrilleros verdaderos, pero Luis E. Montero, que sí fue del Frente 21, dice que ninguno de los desmovilizados es real...Es que nadie dijo que nosotros hacíamos parte del Frente 21.¿Pero el nombre no lo toman es del Frente 21 ‘Cacica Gaitana’?Sí, pero la compañía ‘Cacica Gaitana’ nunca existió como compañía. Éramos una guerrilla que íbamos a reforzar el norte del Tolima y ya, y ahí nos empezaron a meter toda esta gente y por eso estamos en el problema en el que estamos. Si nos hubiéramos entregado los que éramos, no estaríamos hoy en este problema. Las contradicciones con ‘Olivo’ es que él dijo que llevaba seis años de constituida, que surgió en La Cafetera; la realidad es que la ‘Gaitana’ nunca existió como compañía.¿Cómo se prepara a unos colados que no tienen idea de lo que eran las Farc?Ahí hay una contradicción de la Fiscalía. ¿Cómo pueden atribuirme a mí la formación de un poco de gente en temas tan delicados y tan complejos en tan poco tiempo, si dicen que yo no era nada? Pero yo creo que la Fiscalía ya tiene al menos una mediana certeza de mi pertenencia al grupo. Ya se ha ido agotando ese recurso que tenían ellos de decir que todos eran falsos. Pero el elemento real es el que encubre al elemento ficticio.Pero no veo el elemento real...La guerrilla es el componente real y de ahí es que se deriva todo el tema de la columna porque el Gobierno, en cabeza de la Oficina del Alto Comisionado, presiona a ‘Olivo’ para que meta más gente. Él tenía la intención de meter gente real, pero no le aparece y nos mandan un poco de gente descompuesta y nos toca aceptar porque ya no nos podíamos devolver para las Farc porque nos fusilaban. El delito fundacional de esto está en la presión que ejerce el Gobierno sobre ‘Olivo’ para que incluya un poco de gente falsa en el proceso porque querían mostrar algo grande. ¿Pero cuánto tiempo tardó la preparación de esa gente?Pues como fueron varios grupitos que fueron llegando. La gente que trajo (Jorge Alfredo) Pacheco, por ejemplo, estuvo por ahí un mes. ¿No pensaron en que eso tan mal montado se iba a reventar?Claro que sí y por eso es que yo mismo grabo el video, para tener una prueba sustancial para poder demostrar que a nosotros nos presionaron y que hubo una jugada del Gobierno para mostrar un hecho mediático y yo mismo les entregué a ustedes (El País) el video y después se lo aporté a la Fiscalía. Nosotros también fuimos víctimas de este proceso. Cuando uno no tiene el poder ni la opción de hacer algo distinto, confía en que el Gobierno hará las cosas bien, y no lo hizo. ¿Quién los estaba presionando?Eso no lo supe yo en el momento porque estaba en el monte, pero he indagado e investigado y me di cuenta que la presión fue ejercida por la Oficina del Alto Comisionado; lo que no puedo afirmar es si el comisionado Restrepo estaba enterado o desconocía el tema. Yo creo que el Comisionado en parte fue engañado y en parte él tenía también un interés político, como lo dijo la Fiscalía, en legitimar con nuestro proceso el de las AUC y haciendo aparecer ante la opinión pública que la Ley de Justicia y Paz era para todos los grupos.¿Y el papel del coronel Jaime Ariza?Es el papel fundamental, es el eje de todo. Como se observa en el video, es quien asiste al campamento, habla sobre los beneficios, toma datos de nosotros para la verificación. Él se presentaba como el enlace de la oficina del Comisionado. ¿Cómo se cuelan los narcos?Hay un detalle muy importante y es que cuando se empezó a mover plata, trayendo uniformes y armas, creíamos que la plata provenía de la famosa caleta de ‘Olivo’, de lo que les robó a las Farc, pero después nos enteramos que un señor que estaba preso, que estaba a punto de ser extraditado, fue quien puso la plata.¿Cuál señor?Hugo Yépez. Además que la Fiscalía revela, aunque yo ya lo había dicho, que no fue sólo la intención de meter a Yépez a la Gaitana, sino que hubo uno o dos narcos más que se querían colar. Un señor Álvaro Padilla que fue supuestamente el que envió las armas desde Santa Marta.¿Cuántas armas tenían y cuantas mandaron de Santa Marta?Ahí hay otra inconsistencia. Si usted recuerda las imágenes de prensa, en las armas entregadas había sólo 11 fusiles AK-47 y, según la Fiscalía, se compraron 25. ¿Entonces dónde está el resto? Además porque de esos 11 fusiles había 4 inservibles y otras de otro tipo que también eran inservibles, lo cual no se puede tomar como porte ilegal de armas porque era como un arma de juguete y hay ahí una connotación penal, pero no del tipo que muestra la Fiscalía.¿De dónde sale la famosa avioneta que ustedes entregaron?Cuando a mi me preguntaron yo no tenía ni idea de eso. Que además del esperpento de gente que nos habían metido, nos iban a meter una avioneta que no conocía. Después supe que estaba en Corozal y que era de Yépez.¿En qué momento cree que es necesario contar la verdad?Hace unos dos años empecé a hablar con mucho temor porque no es fácil enfrentarse a todo un establecimiento y un grupo de poder. Sin embargo, empiezo a ir dando información paulatinamente a la prensa cuando empieza el proceso de Justicia y Paz, al fiscal del caso, quien fue retirado de manera extraña del proceso; como para esconder las cosas.Ya El País publicó que la ‘Norma Patricia Galeano’, según un testigo, fue una falsa desmovilización, ¿Cuantas más hay?Sólo hubo cuatro desmovilizaciones colectivas de la guerrilla, entre ellas dos dudosas: la ‘Cacica Gaitana’ y de la ‘Norma Patricia Galeano’. No conozco los otros procedimientos, pero por las cifras es evidente que: el Estado ha sido incapaz de derrotar a las Farc a través de este proceso o las Farc tiene una capacidad de reclutamiento del 640%, según un informe que acabo de hacer para la Organización de Estados Iberoamericanos.¿Es cierto que era un favor para desmovilizar a la mujer de ‘Olivo Saldaña’?Pues a la mujer, al hermano y a una gente que trabajaba con él. Pero la verdad es que no puedo dar fe de que la ‘Norma Patricia’ se desmovilizó totalmente porque no conozco a la gente que se entregó.¿Hay más sorpresas detrás de este caso de la ‘Cacica Gaitana’?Yo creo que ya están los elementos y poco a poco se van a conocer. Como que, según la Fiscalía, al jefe guerrillero alias Juvenal, el Alto Comisionado le propuso crear una falsa desmovilización y meter unos narcos. Es decir, el mismo proceso, y si eso se establece como un hecho cierto, quiere decir que todo fue sistemático, prácticamente un crimen de Estado. Eso significa que esos mismos falsos desmovilizados han sido víctimas.¿La ‘Cacica Gitana’ sigue operando?Claro es el Frente 21, el más activo del Tolima. El más importante del centro del país en cabeza de alias ‘Marlon’.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad