El contrabando, un flagelo que golpea gravemente la economía colombiana

El contrabando, un flagelo que golpea gravemente la economía colombiana

Abril 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
El contrabando, un flagelo que golpea gravemente la economía colombiana

En esta caleta de la calle 12 con carrera 7a., del centro de Cali, se incautó un matute de mercancías avaluado en $2.000 millones.

Tan solo en el 2012, el problema del contrabando provocó un impacto al 2 % al Producto Interno Bruto, PIB, de Colombia.

Es tal el complejo mundo en que se mueven las cifras del contrabando en Colombia, que las incautaciones de mercancías que hace la Aduana (unos $800.000 millones al año), se quedan pequeñas. Así lo admite el director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, al señalar que lo más preocupante es que los dineros de esa actividad criminal están hoy más que nunca ligados al narcotráfico y el lavado de activos.Y tan fuertes son esos nexos, según dice el funcionario, que las bandas criminales “deben mover en la economía como mínimo US$3.500 millones al año para disponer de plata del lavado que necesitan para pagar la cosecha de coca”. Con base en esas cifras, solo en el 2012, el flagelo del contrabando provocó un impacto al 2 % al Producto Interno Bruto, PIB, del país, y todo indica que va en aumento. Y los daños a la economía son cada vez más que evidentes. Según el analista caleño Julio Escobar, los $12,6 billones (US$7.000 millones) que mueve en total dicha actividad ilegal le dieron un zarpazo el año pasado al 16 % del PIB de la industria manufacturera nacional, el cual fue de $79,9 billones. Lo peor es que se estancó la generación de empleo en ese sector de la economía, cuyo crecimiento cayó -0,7 % en el 2012. Si el impacto de esos recursos del contrabando se redujera a la mitad, “se podrían generar de inmediato 125.000 empleos directos, ampliando las coberturas en salud y educación”, anota Escobar.Una investigación de Fedesarrollo subraya que si las mercancías del contrabando se importaran legalmente, podrían pagar US$1.500 millones anuales en impuestos, un poco más del 0,5 % del PIB.Ríos de ilegalidadSon muchos los sectores productivos que afecta el contrabando a través de su redes criminales. Y uno de ellos, quizás, el más golpeado es el de confecciones y textiles. El presidente de Inexmoda, Carlos Eduardo Botero, afirma que “el ingreso ilegal de ropa alcanza los US$3.000 millones anuales”. Una cifra que es casi un punto del PIB. Se trata de ropa que proviene de China, Taiwan, Indonesia y de otros países asiáticos, casi toda vía Panamá. Pero el problema más allá. La usurpación de marcas (piratería y falsificaciones) es otra de las fuentes de recursos de la cual se nutren el contrabando y el lavado de activos, recalca Botero. Asimismo, a la par con el crecimiento que registra el parque de carros en Colombia, el ingreso ilegal de autopartes y llantas, también aumenta.Los contrabandistas perforan a diario las fronteras trayendo partes de suspensión, amortiguadores, entre una amplia gama de repuestos, muchos de ellos falsificados. Un negocio que, según Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes, le significó a esas redes criminales unos ingresos por US$2.260 millones.Y en calzado las cosas también andan mal. Se calcula que de los 60 millones de pares de zapatos que importa Colombia, unos 20 millones entran bajo el sistema de subfacturación, es decir, a precios ridículos que van de 30 centavos de dólar a un dólar. Una forma sofisticada de contrabando que vale unos US$150 millones. “Eso es aterrador”, dice Luis Gustavo Flórez, presidente de la Asociación Colombiana de Industriales del Calzado y el Cuero, Acicam, al calificar las cifras. El fenómeno se recrudeció entre enero y febrero del 2013, al ser importados 12,6 millones de pares de zapatos, un 31 % más que en igual lapso del 2012. Su costo fue de US$82 millones. Lo peor, denuncia Flórez, es que el 46 % de ese calzado ingresó a precios inferiores a los de referencia, es decir, subfacturado. En licores el panorama es igualmente crítico. La Dian y la Asociación de Industrias Licoreras, Acil, estiman que los entes territoriales dejan de percibir un billón de pesos en impuestos al año por ese fenómeno. El wisky es la bebida que más entra ilegalmente al país. Sólo por la Guajira se mueven 750.000 cajas de ese licor, mientras las importaciones legales no superan las 350.000 cajas, denuncia Luz María Zapata, presidenta de ese gremio. La mezcla de los negocios ilegales de licores y cigarrillos, genera unos US$350 millones a los contrabandistas. Ese fenómeno también tiene desesperados a los arroceros. Tanto que en el sector hay un choque de cifras. Mientras Jeffrey Fajardo, director de Induarroz dice que desde en el 2010 han ingresado ilegalmente 1.200.000 toneladas del cereal, Rafael Hernández, presidente de Fedearroz, dice que no pasan de 200.000. Sin embargo, ese negocio ilegal ha movido un billón de pesos en los últimos tres años, afectando a los cultivadores. Así las cosas, el contrabando se ha convertido en el peor ‘lunar’ de una economía, que como la colombiana brilla hoy en el mundo. Pero que por cuenta de ese flagelo podría perder su lustre."En 2013, lucha será distinta", dice director de la DianEl director de la Dian, Juan Ricardo Ortega, afirma que este año se combatirá con más dureza el contrabando.¿Es cierto que el contrabando mueve en Colombia US$7.000 millones al año?La cifra que nosotros estimamos oscila entre US$6.000 millones y US$7.000 millones al año. Pero lo que es para el narcotráfico, algo absolutamente criminal, son como mínimo US$3.500 millones al año. En Colombia son muy pocas las empresas legales mueven esas cifras de dinero en sus balances financieros. ¿Por qué los esfuerzos de la Dian se han quedado cortos frente al contrabando? Hay decomisos creciendo, pero la dimensión del tema es muy grande. Se trata de estructuras criminales que manejan mucho dinero. Estamos tratando de planear la mejor forma de combatirlas. Son medidas correctivas, pero uno no advierte a través de los medios de comunicación a la contraparte sobre lo que se va a hacer.¿Pero se viene algo más fuerte?Creame que se van a tomar medidas sustantivas para enfrentar el contrabando. La lucha será muy distinta durante el 2013. Por ejemplo, ya tenemos más claro el modus operandi en lo relativo a la subfacturación de calzado. ¿En qué va la modernización aduanera?Se va a radicar en el Congreso de la República un proyecto de ley anticontrabando muy importante que ya estamos terminando, más otro sobre comercio delictivo. Ya colgamos en internet el Estatuto Aduanero para últimos comentarios, y este mes vamos buscar las firmas para que se vuelva un marco jurídico para el país. ¿En qué consiste el Sunir, una de las herramientas anticontrabando? Es una licitación que vamos a convocar para marcar y garantizar la trazabilidad (seguimiento) a lo que son licores y cigarrillos. Esos dos negocios mueven alrededor de US$350 millones en contrabando, y es una de las redes que consideramos más criticas y por eso vamos a tratar de neutralizarla.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad