“El Congreso tiene susto de las demandas”, Corzo

“El Congreso tiene susto de las demandas”, Corzo

Diciembre 24, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Por Fenner Ortiz R. Reportero de El País, Bogotá
“El Congreso tiene susto de   las demandas”, Corzo

El nuevo presidente del Senado, Juan Manuel Corzo.

El presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, dice que hay un montaje contra él y el Partido Conservador. Añade que el Legislativo no tiene independencia.

El semblante tranquilo del presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, ha cambiado mucho desde ese 20 de julio de este año cuando asumió la curul en la mesa directiva del Congreso. Ya no es el hombre pasivo y callado de otrora. Hoy se le ve a la defensiva y con un halo de desconfianza.Desde que asumió ha estado en la mirilla de la opinión pública por sus declaraciones. Primero por el proyecto de inmunidad parlamentaria, luego por lo que dijo que los congresistas no tenían dinero para tanquear las camionetas y, la última, su rechazo a sus colegas por el retiro del proyecto que buscaba otorgar beneficios penales a quienes cumplieran las tres quintas partes de su condena y con ello lograran la libertad.A pesar de que reconoce que el trabajo legislativo es bueno, el senador Corzo tiene claro que sus principales detractores están en su departamento, Norte de Santander, y señala que en el caso de la gasolina fue “un burdo montaje del anterior presidente del Congreso (Armando Benedetti)”.Dice que sí es un cacique electoral de su departamento, pero aclara que es de opinión y enfatiza que solo se pone bravo cuando las cosas son de vida o muerte.¿Cómo se ha sentido en esta Presidencia?Me he sentido muy bien. Al interior del Congreso ha habido un respeto e igualmente una cordialidad muy grande con los demás partidos. Aquí no ha habido discusiones, no ha habido atropellos, ha habido el ejercicio tanto de los debates muy buenos de control político, en la aprobación de los proyectos de ley ha habido las garantías para que todos los partidos políticos se manifiesten y todo esto ha hecho que el Congreso se sienta honrado en sus funciones y he dado la pelea en devolverle la dignidad al Congreso, desde luego, eso ha costado, pero asumo.Usted habla de costos. Eso se traduce en que ¿se ha sentido atacado?Realmente hubo un impasse iniciando, que tuvo un costo más personal que para el Congreso, pero creo que lo importante es el balance y es muy positivo.Inmunidad parlamentariaSe habla que usted tuvo que asumir un costo muy alto por su propuesta de la inmunidad parlamentaria...Es que no fue el tema de la inmunidad. Este es un proyecto que está respaldado por la Unión Interparlamentaria, que se llama de equilibrio de poderes y eso se requiere porque nosotros representamos por votación al pueblo y para que haya libertad y para que el Congreso pueda hablar se necesita que tenga la libertad, pero hoy en día -y lo tengo que ratificar, el Congreso tiene susto por las denuncias y demandas que se le hacen a diario por anónimos o por contradictores políticos o también porque su fortaleza no está en la independencia con las otras ramas del poder público.Existen sectores que dicen que usted propuso la inmunidad parlamentaria por las investigaciones que tiene en la Corte Suprema de Justicia.No, eso es absurdo. Faltaría yo a la verdad y a la honestidad y desde luego que una cosa es eso y otra cosa son las investigaciones que me pueda abrir la Corte, entre otras, quiero decirle ¿sabe cuándo fue que me pusieron ese denuncio por participación en política? El 14 de junio, es decir casi un mes antes que yo me posesionara. Hubo un interés político para tratar que no llegara a la Presidencia y eso viene desde mi departamento y auspiciado por mi departamento.Lo otro es el tema del proyecto de equilibrio de poderes en el que está incluido el tema de la inmunidad que lo único que busca es la libertad y no defenderse de las cortes ni nada de eso. Lo que se busca es poner al Congreso en un nivel nuevamente digno para representar al pueblo, pero lo que pasó, vuelvo y repito, fue que se tergiversó ese proyecto y yo de manera desinteresada lo retiré sin dar la pelea, porque entendí que hoy en día el Congreso todavía no expía las culpas y la gente tiene temor de debatir proyectos que produzcan, desde luego, discusión en el pueblo colombiano.Si en estos momentos lo llaman a la Corte a rendir explicaciones por parapolítica ¿usted qué les diría?No… a mí me habían abierto una indagación por una falsa denuncia y ese proceso ya me lo cerraron, han querido volverlo a abrir y eso no ha surtido efecto. Pero al revés, yo combatí el tema de los paramilitares en mi departamento. Quiero decirle que no solo estuve amenazado de muerte yo y mi hermana sino que hubo muertos, un primo hermano que era director del CTI y otra gente importante en mi departamento que fueron asesinados por los paramilitares como Alfredo Enrique Flórez, de eso ya hay varios condenados.La polémica por la gasolinaSe dice que usted se volvió un congresista polémico y siempre se trae a colación el tema de la gasolina...Eso fue un montaje burdo que me hicieron. Desde luego eso le causó mucho dolor al pueblo, pero todas las entidades de carácter público, aquí y en todos los países del mundo, no tienen que hacer el pago para la gasolina de los carros de las altas dignidades, pero, bueno, eso se volvió un tema burdo del anterior Presidente y lamentablemente terminó en eso.A usted lo acusan que el hundimiento del proyecto de ley de jubileo, que pretendía perdón a quienes hubieran cumplido las tres quintas partes de la pena, fue porque hubo falta de manejo en la Presidencia...No. Vuelven a salir al escenario los mismos actores que han querido hacerme daño desde el principio y son el expresidente del Congreso y algunos de otros partidos que siempre han estado en contra mía. Pero, además, no dicen la verdad. No se le olvide que ese proyecto lo presentó un miembro del Partido Liberal, que fue la Iglesia Católica y la comunidad que está acompañando a todos los presos las que alientan el proyecto, a mí me toca por suerte esa iniciativa, quito los delitos que tienen el mensaje directo del pueblo, que no lo apoyarían como de lesa humanidad, los de la guerrilla, los de los menores, la parapolítica y cuando quito eso dejo solo los delitos comunes.Entonces lo que hago es una manifestación de lo que está pasando en Colombia y que el Estado tiene que ponerle cuidado primero al hacinamiento y segundo que no hay resocialización de presos y eso se puede hacer con mucho amor, como lo está haciendo la Iglesia y algunos otros que no se les ha resuelto la situación lo pueden hacer mejor en el seno de sus hogares que en unas cárceles donde hay hacinamiento y no hay resocialización.¿Por qué cree usted que lo atacan tanto?Porque, primero, soy conservador, soy de pronto de las personas nuevas dentro del partido que está sacando la casta y tercero hay un sentimiento mal sano de una persona de mi departamento y varios que lo rodean a él y que, entre otras, que yo pudiese destapar esa olla podrida de mi departamento de corrupción tan grande.Se dice que usted es un cacique de Norte de Santander, ¿lo es?Yo soy un cacique del voto de opinión. Cúcuta, que es liberal, ha votado masivamente por mí, mientras un senador saca ocho mil, 12 mil, yo saco 25 mil votos y son muchos de opinión, porque le he servido mucho a las comunidades, he sido un servidor público consagrado desde niño.¿Ese cacicazgo quedó ratificado con las elecciones del 30 de octubre?Allá hay otros senadores muy importantes, están Manuel Guillermo Mora, electoralmente digo, está Efraín Torrado, hay otros. Creo que eso quedó en cabeza de unas personas que realmente el pueblo direccionó su votación hacia ellos y así quedó, a excepción de la Gobernación donde siguen los mismos pillos.Usted viene de ser un senador de un perfil bajo, llega a la Presidencia y comienzan los escándalos ¿qué es lo que está pasando?Hay una explicación lógica y ya la ha entendido mucha gente, hay un tema de partido y se dice que hay que degradar al Partido Conservador y uno de sus miembros nuevos. Dos, hay un sentimiento regional y tres de un senador que se sabía que obraba con maldad, pero no con tanta.Con todo lo que le ha pasado, ¿usted volvería a repetir en la Presidencia si tuviera la oportunidad?Desde luego. Yo soy legislador y lo único que aspiro es a seguir siéndolo y creo que lo he hecho muy bien. Hoy en día el Senado, no por mí, sino por todos, lleva un camino bueno, nos estamos reivindicando con el país haciendo leyes importantes. Por ejemplo, cambiamos lo de regalías, el ordenamiento territorial, le dimos facultades al Presidente para cambiar el Estado. Nos toca unirnos con el Presidente para la lucha contra la corrupción y contra el desequilibrio social, quedan muchos temas que aún faltan por trabajar.A usted se le vio hace poco muy enfadado en la plenaria y en otro escenario se le vio fumando un tanto desesperado, ¿así lo tienen sus detractores?Es muy raro que yo me ponga bravo, la verdad tiene que ser algo muy de vida o muerte, eso no. Lo del jubileo no estoy bravo, me parece que es injusto y cuando la cosa es injusta eso hay que hacerlo vehementemente porque realmente no creo que la Iglesia tenga interés de sacar a los parapolíticos o que yo quiera sacar a los parapolíticos que están involucrados en la muerte de gente amiga mía o que han atentado contra mí, no creo eso. Tampoco creo que el mismo Partido Liberal esté señalando que ellos querían sacar a los parapolíticos y, señalar a la persona que endereza la Ley, es lo más injusto el mundo.Segundo, de vez en cuando me fumo un cigarrillito y tiene que ser con una persona agradable.¿Cómo ve usted el balance del Congreso en la legislatura que terminó?Muy bueno y respondo, sobre todo, por el Senado de la República. Se trabajó igualmente de la mano con el presidente de la Cámara, Simón Gaviria, la legislatura salió muy limpia, muy buena y, desde luego, hay algunas cosas que hay que modificar.Tenemos una parte internacional supremamente interesante, donde hubo visitas y manifestaciones importantes de organismos de carácter internacional y desde luego que también hubo unas relaciones importantes con diferentes ramas del poder público que fueron positivas y eso ha hecho que no haya choque de trenes en este momento sino que haya una expectativa muy grande.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad