“El Centro Democrático va más allá de Uribe”: director del partido

“El Centro Democrático va más allá de Uribe”: director del partido

Octubre 07, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Argemiro Piñeros | Colprensa
“El Centro Democrático va más allá de Uribe”: director del partido

Alejandro Arbeláez, director del Uribe Centro Democrático.

Alejandro Arbeláez, director del movimiento, aseguró que esta colectividad llegará a ser un partido político para las nuevas generaciones y que el debate siempre será bienvenido.

Se le conoce como el polo a tierra en el uribismo. Desde que fue viceministro de Defensa en 2009, al lado del entonces ministro Juan Manuel Santos, Alejandro Arbeláez Arango mostró ser un hombre de las entrañas de Álvaro Uribe Vélez; por eso hoy es quien maneja todos los detalles del Centro Democrático, el movimiento que espera dar la sorpresa en las elecciones de 2014.Su cargo es el de director y representante legal del Centro Democrático, labor que lo obliga a no estar tan cercano de uno u otro candidato, y menos de los presidenciales. En cambio, tiene claro en dónde están los aspirantes de las planchas, cómo van los comités regionales y hasta el más mínimo detalle legal y político que debe tener en cuenta para no dar ventaja a sus competidores.Ya inscribieron listas al Senado y la Cámara, ¿qué viene ahora en la campaña del Centro Democrático?El paso siguiente es la recolección de firmas, que comenzará de manera simultánea en todos los departamentos, aspirando a recoger cerca de dos millones. Requerimos tener firmas para cada lista por departamento y por otro lado las firmas para la lista del Senado, que en total serían un millón de firmas válidas, pero aspiramos al doble del requisito de ley, para que cuando se depuren las listas inscribamos sin problemas las planchas del ‘Uribe Centro Democrático’.¿Y para inscribir al candidato presidencial cuántas firmas requieren?Se necesitan cerca de quinientas mil firmas válidas, bien sea a nivel de candidato o para consulta presidencial. Hoy el mecanismo vigente es la consulta y para llegar a ella hay que recoger quinientas mil para los tres precandidatos. Si por alguna razón se escoge a un solo candidato antes de la consulta, se necesita la misma cantidad. Para la presidencial esperamos obtener un millón de firmas en total. Esto puede generar confusión en los electores, firmar para muchas cosas al mismo tiempo… Queremos hacer de este un proceso participativo, por eso ofrecemos al ciudadano la posibilidad de apoyar la inscripción de la lista al Senado con el expresidente Álvaro Uribe a la cabeza y también las listas a la Cámara. ¿Por qué no inscribieron las listas con la foto del expresidente Uribe, que se dice, será el logo del movimiento? El logo sigue en estudio, aún no se ha definido y para la recolección de firmas no es necesario. Solo se requiere el nombre del movimiento, los nombres de los ciudadanos que están en la lista respectiva y sus números de cédula. Se dice que las listas tienen muchos candidatos que desconocen la política y que eso sería una ventaja para los otros partidos, ¿les preocupa eso? Buscamos una renovación de la política colombiana y llevar gente fresca al Congreso, que se caracterizará por ser: honorable, trabajadora, idónea, uribista y comprometida con sus comunidades. Son personas nuevas en el escenario político. Hemos procurado escoger a los mejores colombianos en cada una de las regiones, para que puedan renovar la política. Tenemos la certeza de que cuando empiecen a conocernos van a ver las calidades de estas personas. ¿Vamos a ver a esos candidatos del Centro Democrático en campaña cuestionándose o a todos atendiendo el discurso y la directriz de Uribe? Hay un marcado liderazgo del expresidente Uribe y de sus ideas durante los años de gobierno. Las tesis de la seguridad democrática, la confianza inversionista, la cohesión social, el Estado austero y el diálogo popular. Todos los candidatos del Centro Democrático deben recorrer el país y pregonar esto. Queremos hacer una política de ideas uribistas, pero el Centro Democrático es más que la imagen del expresidente Uribe.¿Cómo irá más allá de Álvaro Uribe? Queremos dejar a las nuevas generaciones un instrumento que enriquezca la política en Colombia. No pensamos a corto plazo, sino en la nueva forma de hacer la política desde las ideas que serán expuestas al país; es el ciudadano el que tendrá la opción, en los momentos electorales, de acompañar esos postulados. Pero hace ocho años así se conformó el Partido de la U, con el objetivo de prolongar las ideas uribistas, ¿no va a pasar lo mismo con el Centro Democrático? La permanencia en el tiempo de un movimiento político está en función de los pilares que lo sustentan. El Centro Democrático se construye desde el liderazgo del expresidente Uribe y de las tesis que fueron exitosas en su gobierno. Será la coherencia de la militancia del Centro Democrático la que nos permitirá perdurar en el tiempo. ¿Pero si todos van a hablar del ideario uribista, como existirá la posibilidad de la controversia? En el Centro Democrático es bienvenida la controversia, siempre a partir de los argumentos. La democracia, como se entiende en el movimiento, implica deliberar, confrontar tesis, si bien hay unas ideas fundamentales.¿Les han hecho daño los problemas de los días pasados, como las múltiples peticiones para sacar a José Obdulio Gaviria de la lista al Senado o que Francisco Santos inscribió su propio comité de firmas? ¿Están divididos? Tenemos una cohesión con los precandidatos presidenciales y al Congreso. Esperamos que de esas controversias de los últimos días, y las que vengan, los ciudadanos entiendan qué está pasando en el Centro Democrático. No hay divisiones internas, está sólido y con claridad en la hoja de ruta. ¿Son realmente participativa las voces regionales? Funcionamos descentralizados, en cada departamento hay un comité que se despliega a nivel de los municipios. Nos comunicamos prácticamente a diario con los interlocutores en las regiones y hemos realizado dos encuentros nacionales con los líderes regionales para definir las reglas de juego. ¿Cómo se está financiado el Centro Democrático, dado que hoy no son partido y por ello no tienen que reportar gastos ante las autoridades electorales? Se está llevando un minucioso control de los aportes, que están dados por los integrantes de las listas. Ellos están financiando todo el proceso de recolección de firmas, que es el gasto en que hemos incurrido. ¿Y los gastos de los talleres , encuentros y del trabajo del Centro Democrático? Ha sido todo con participación de comunidades a nivel local, es un esfuerzo con las uñas. En el Centro Democrático no hacemos política con plata, sino con ideas. ¿Ya tienen un tope de gasto para la campaña o por ser cerrada la lista no habrá? Queremos hacer una campaña bajo mínimos, el tema de la lista cerrada facilita que las cuentas sean muchísimo menores y por eso nos vamos a concentrar en una imagen, un mensaje.¿Tendrán algún control ético los candidatos para inscribirse, para financiarse? Hay dos instrumentos fundamentales, una declaración juramentada de cada uno de los candidatos, con la que certifiquen no estar incursos en ninguna inhabilidad; la segunda, cumplir el código de ética del Centro Democrático, que implica que la política se hará desde los argumentos y nunca desde la descalificación de las personas. En la consecución de los recursos también hay ese compromiso de que sean siempre legales. ¿Ese control ético podría definir la salida de José Obdulio Gaviria, si avanza el proceso jurídico que le adelanta un juez? El código de ética es aceptado por cada uno de los militantes, estén o no en cargo de elección. Los procesos legales se los dejamos a las autoridades competentes para que fallen. Respaldamos a todos los miembros de las listas del Centro Democrático y consideramos que son personas que enriquecen la política colombiana.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad