“El caso de Gustavo Petro afectó la naturaleza de la tutela”

“El caso de Gustavo Petro afectó la naturaleza de la tutela”

Enero 25, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
“El caso de Gustavo Petro afectó la naturaleza de la tutela”

Manuel Sánchez, testigo del supuesto complot contra Petro, negó tener vínculos con él y dijo que solo lo conocía por los medios de comunicación.

Abogados y magistrados dicen que hubo abuso de parte de la defensa con la ‘tutelatón’.

La situación legal del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, no solo tiene sumida la capital del país en una grave crisis política y administrativa, sino que la estrategia de sus abogados para sostenerlo en el cargo tiene también arrastrando un enorme desgaste en la figura de la Acción de Tutela.Así lo han señalado varios constitucionalistas y magistrados consultados por El País quienes, independientemente del lío disciplinario del Mandatario con la Procuraduría, consideran que ha sido un abuso y una desnaturalización a la que se está sometiendo la figura más destacada de la Constitución de 1991.Y es que solo en un día, la defensa y amigos del alcalde Petro convocaron mediante una ‘tutelatón’ a que los bogotanos inundaran de demandas los diferentes tribunales capitalinos invocando el derecho a elegir y ser elegido y generando que en un solo día se radicaran más de mil tutelas en el mismo sentido.El exfiscal general Alfonso Valdivieso aseguró que este es un hecho evidentemente grave y que esta afectando la verdadera naturaleza de la acción de tutela porque se está dando el mensaje al país que a través de esta figura se puede generar un abuso del derecho.“Creo que la llamada ‘tutelatón’ en favor de Gustavo Petro deja la sensación de que la Acción de Tutela se puede utilizar para crear desconfianza acerca de la juridicidad de los actos y así como se debe revisar la discrecionalidad del Procurador, se debe revisar también el alcance del uso indebido de la tutela”, aseguró el exfiscal Valdivieso.Quien tampoco comparte la forma de actuar de los abogados cercanos a Gustavo Petro es el expresidente de la Corte Constitucional Carlos Gaviria, quien cuestionó que “se esté desacreditando un instrumento tan útil, simplemente como una figura dilatoria, lo que representa un típico abuso del derecho el presentar más de 300 acciones de tutela en el mismo sentido y en el mismo día”.Ante este accionar, según el exmagistrado Gaviria, debería entrar a investigar el Consejo Superior de la Judicatura y determinar si amerita un proceso disciplinario contra los abogados que estén detrás de esta irregularidad.CSJ va a investigarSobre la responsabilidad o no de los abogados también se refirió el constitucionalista Juan Manuel Charry, quien considera que “hay al menos una mala presentación de parte de los abogados que conocen la ley y no van a instaurar más de una acción a nombre de ellos porque saben que eso les amerita una sanción disciplinaria”.“Es claro que con este uso irregular de la Acción de Tutela, incitando a la ciudadanía a propiciar una avalancha de tutelas para proteger el supuesto derecho a elegir y ser elegido, cuando lo único que se pretende es defender los intereses del alcalde Petro”, explicó Charry. Agregó que lo que han pretendido los abogados con esta avalancha de demandas es buscar la probabilidad estadística de que uno o dos jueces les acepte la tutela y les dé la ventaja de suspender los efectos del fallo por unos días.Cabe recordar que la defensa de Petro busca que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dicte medidas cautelares que le permitan mantenerse en el cargo y dejar sin efecto la sanción de la Procuraduría General de la Nación que lo destituyó e inhabilitó durante 15 años para ejercer cargos públicos.Al ser interrogado el Consejo Superior de la Judicatura sobre la conducta de los abogados en este caso, el presidente de la Sala Disciplinaria, el magistrado Wilson Ruiz Orejuela, le aseguró a El País que ya esta corporación está revisando el tema porque se ha generado una enorme congestión en la administración de justicia.“Consideramos que la tutela en Colombia es la figura idónea para que los colombianos puedan invocar la defensa a sus derechos fundamentales violados, pero con este tema de la ‘tutelatón’ creemos que ha habido un abuso de la figura y que le están ocasionando un daño enorme a la administración de justicia porque los jueces deben dejar de lado las demás funciones porque solo tiene diez días para responder a estas acciones”, dijo el magistrado Ruiz.Recordó el Presidente de la Sala Disciplinaria que “un abogado no puede presentar más de un tutela por un mismo hecho, según el Decreto 2591 de 1990” y que “ya se han presentado casos de abogados que han recibido hasta dos años de suspensión por mala conducta”.¿Modificar la tutela?Ante el uso indebido que en este caso se le ha dado a la acción de tutela, se ha generado una vez más en el país el debate de si es necesario modificar o acabar con la figura.El analista Héctor Riveros recordó que la tutela es el más grande avance que ha tenido la Constitución de Colombia en los últimos 50 años y que debe no solo mantenerse, sino fortalecerla.“El espectáculo que se ha dado en Bogotá no es tanto por el Alcalde o los ciudadanos, que tienen el derecho de utilizarla, sino por los jueces que han venido decidiendo en forma caótica porque es el mismo caso y unos se pronuncian en favor, otros en contra y se dan órdenes diferentes. Creo que se ha dado un mensaje de incertidumbre jurídica que deja maltrecha y faltó acción judicial del Tribunal Administrativo de Cundinamarca para acumularlas todas y resolverlas de una sola forma”, dijo Riveros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad