El cantante Joe Arroyo sigue en estado crítico

El cantante Joe Arroyo sigue en estado crítico

Julio 05, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Juan Manuel Cantillo Arrieta | Colprensa
El cantante Joe Arroyo sigue en estado crítico

Joe Arroyo, cantante colombiano fallecido el 26 de julio del 2011 en Barranquilla.

El cantante se encuentra en la clínica La Asunción de Barranquilla, donde médicos informaron que padece neumonía. Joe Arroyo está en la unidad de Cuidados Intensivos desde el pasado 27 de junio.

El estado de salud de Joe Arroyo no ha presentado cambios. Según un nuevo reporte entregado este miércoles por médicos de la clínica La Asunción de Barranquilla, el cantante continúa en estado crítico conectado a un ventilador artificial, con apoyo de diálisis, control de la presión arterial y de las cifras de glicemia. Su pronóstico es reservado. Como se recordará, el pasado 27 de junio Arroyo fue tratado por una crisis hipertensiva. Después sufrió una cardiopatía isquémica. En la tarde del martes, los especialistas le diagnosticaron neumonía. El autor de ‘Tania’ está sedado para facilitar que los órganos que tiene afectados se recuperen. A su enfermedad se ha sumado otra historia con grandes dosis de drama y protagonizada por las dos familias del cantautor cartagenero.Su primera esposa, Mary Luz Alonso, le reprocha a la actual, Jacqueline Ramón, haber ocultado a sus hijas el verdadero estado de salud de Álvaro José, quien desde el pasado 27 de junio está recluido en la Clínica La Asunción, de Barranquilla.Mary Luz asegura: “no es justo que por tanto tiempo sus dos hijas, Eikon y Nayalibe, y sus amigos más cercanos no hayan tenido acceso al Joe por culpa de su actual esposa, y que quienes lo rodean actualmente piensen más en firmar contratos que en su salud”.Se queja de que Jacqueline Ramón haya impedido que sus hijas recibieran información oportuna sobre el estado de salud de su padre. “Son sus hijas y no debió ocultarles nada. Me pareció que fue egoísta. Además, ya el ‘Joe’ no es de nosotros los que lo queremos, sino de todo el mundo”.Y agrega: “Yo no quiero seguir ahondando en eso. Ahora lo importante es que el Joe se recupere. Que todos roguemos a papito Dios para que nos lo devuelva sano y lo tengamos por mucho rato más”.Por su parte, su actual esposa, Jacqueline Ramón, se defiende de las acusaciones argumentando que la razón por la que ha guardado silencio sobre el estado de salud del artista es porque él mismo se lo pidió así. “Él mismo decide hacer lo que le complace. Él ha manifestado que muere por la música y que vive por la música. Él mismo dice que Dios le va a dar 120 años, que va a morir en una tarima. ¿Quién le quita al maestro eso de su corazón? Yo no se lo puedo quitar”, manifestó Jacqueline.Sobre el hecho de que le haya impedido a las hijas del ‘Joe’, Eikol y Nayalibe, ver a su padre, prefirió no entrar en polémicas. “Todos los hijos de él están aquí conmigo, si ella (Mary Alonso) quiere especular, no voy a entrar en eso, soy una mujer que tiene mucha calma y lo que me interesa es la salud del maestro, como le interesa al mundo entero”.¿Qué es ficción y qué es realidad? Se preguntan muchos. La versión de su biógrafo, Mauricio Silva, es que en toda la obra del Joe está dibujado el mapa del sufrimiento sentimental de Joe. “En ‘El ausente’ le canta a uno de sus grandes amores, Adela. Por otra parte le hace grandes canciones a Mary, como ‘Mi Mary’ y ‘Fuego en mi mente’, pero después le canta a la infidelidad y a los triángulos amorosos en ‘Ella y tú me tienen loco y desesperado’. A él le han dado muy duro y en el corazón. Incluso, me parece que esto último de Jackie no es su gran historia de amor”.El Joe visto por su biógrafoAntes del libro ‘El Centurión de la Noche’, escrito por Mauricio Silva, había un vacío inmenso sobre la vida de Álvaro José Arroyo. “Empecé el libro en vista de que no encontraba nada sobre él. Y lo poco que había era lamentable. Incluso en su misma ciudad, en Cartagena, no sabían que él era cartagenero. Mucha gente creía que era barranquillero”, asegura Silva.Cuenta que se lanzó al agua para componer el rompecabezas de la vida del Joe. Fueron cuatro años de investigación con él y con su familia. Y dice que conoció a un Joe muy extrovertido, “con un claro carácter infantil. El hecho de haber tenido ese sueño de cantante desde niño y de haberlo realizado en su pubertad y adolescencia, lo hizo un niño eterno, el que es hoy, que juega a los carritos, que ve dibujos animados, que trasnocha”.Y concluye: “El Joe es de estos negros cimbreantes, caribe, de la altura de Ismael Rivera, Celia Cruz, Benny Moré, productos de una cultura popular repleta de sabor. En eso está su genio arrollador”. Para él, no es exagerado decir que lo que Joe Arroyo hizo entre 1985 y 1992 “es lo más importante que le ha pasado a la música tropical colombiana”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad