“El agua potable había sido la caja menor de la corrupción”, Vargas Lleras

“El agua potable había sido la caja menor de la corrupción”, Vargas Lleras

Mayo 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
“El agua potable  había sido la caja menor de  la corrupción”, Vargas Lleras

Germán Vargas Lleras, ministro de Vivienda.

El ministro de Vivienda, Germán Vargas, reconoce que toda la atención se ha puesto en la construcción de las casas gratis, pero poca a los sistemas de acueducto que requiere el país para atender las necesidades de las familias que allí van a vivir.

El ministro de Vivienda, Germán Vargas, reconoce que toda la atención se ha puesto en la construcción de las casas gratis, pero poca a los sistemas de acueducto que requiere el país para atender las necesidades de las familias que allí van a vivir. En esta entrevista sostuvo que esa situación cambiará en el actual Gobierno.Se habla mucho de las 100.000 viviendas gratis, pero poco de acueductos y alcantarillados, ¿hay agua para atenderlas?Tiene razón. Las 100.000 viviendas han opacado un esfuerzo que va a impactar a muchos más colombianos. Fiscalmente, este año se ejecutarán más de $3 billones en el financiamiento de acueductos, alcantarillados y plantas de tratamiento. La casi totalidad de esos contratos ya están suscritos y las obras en ejecución. ¿Como cuáles?Le cito algunos casos: en Riohacha se firmó un contrato por $50.000 millones, para dejar a la ciudad con plena cobertura; también Quibdó, en donde con una cifra igual se garantizará plena cobertura y servicio este mismo año.En La Guajira también tenemos los estudios para los nueve municipios de la zona de Ranchería; en Bolívar, está en ejecución un contrato para el acueducto de Cartagena, como también para María la Baja, Carmen de Bolívar, Arjona, Turbaco y Magangué. Son más de $100.000 millones. ¿Y en las demás regiones?En el Magdalena hemos hecho lo propio con el acueducto de Santa Marta y con otros diez en la parte rural. En el Cesar estamos adelantando las obras del colector norte de Valledupar y proyectos por más de $20.000 millones en otros municipios.En Norte de Santander nos entregarán los diseños en septiembre, que están bajo la responsabilidad de Ecopetrol para el mega-acueducto de Villa del Rosario, Los Patíos y Cúcuta. Es una inversión de $320.000 millones; en Ocaña estamos haciendo el plan de Alcantarillado por $22.000 millones.Este año terminaremos el embalse de Bucaramanga, que garantizará pleno abastecimiento. También hay obras en ejecución en San Gil, Los Santos, Barrancabermeja y Barichara, entre otros, con inversión que supera los $100.000 millones. ¿Qué hay para el suroccidente colombiano y cuánto se invertirá?Para el Cauca hay $20.000 millones. Se atenderá el plan maestro de acueducto y alcantarillado en Popayán. Se abrió la licitación del acueducto intermunicipal de Jamundí, Valle, y con Puerto Tejada se favorecen también otros municipios del norte del Cauca. En el Eje Cafetero está en ejecución la nueva planta de Niza, que evitará que Manizales vuelva a tener cualquier desabastecimiento; hicimos el contrato de ampliación del acueducto de Pereira y Dosquebradas. En Armenia ya se firmó el contrato para la construcción de la nueva planta. Se destinarán $22.000 millones de inversión. ¿Cuándo habrá solución en Yopal, Casanare, donde no hay agua?Dos años después del fuerte invierno que afectó el sistema no hay solución definitiva por falta de diligencia del municipio, pero el 4 de marzo pasado la administración municipal contrató el diseño de los estudios, que estarán listos a finales de año. Hay que ser claros en este tema, porque es muy sensible para la comunidad: el problema del acueducto de Yopal no es de plata, es de falta de estudios y diseños, porque sin estos no hay sobre qué contratar; no nos digamos mentiras, la solución definitiva puede tardar varios años, porque después de los estudios y diseños hay que licitar las obras. Mientras tanto, el Gobierno Nacional sigue prestando ayuda para el suministro de agua, pero son medidas temporales que no solucionan el problema de fondo.¿Por qué han pasado casi inadvertidas esas ejecuciones?Todo lo que le he mencionado son contratos que deberán ejecutarse este año y se terminarán en el primer semestre del 2014, algo que nunca que se había visto en el país. A ello se suman los planes de redes intradomiciliarias, los de acueductos rurales y el despegue de los planes departamentales de agua para los que ya hay en ejecución un billón de pesos y un billón más por ejecutar. ¿Por qué tanta demora en obras tan importantes para la gente?No se habían hecho las inversiones necesarias y, tengo que decirlo así: el tema de agua potable en Colombia había sido la caja menor de la corrupción, uno encontraba municipios como María La Baja, en donde muchos gobiernos invirtieron en obras que nunca entraron en funcionamiento.¿Qué se hará para que no vuelva a pasar lo mismo con las billonarias inversiones que se están ejecutando?Ninguna obra de las que le he mencionado se dejó de licitar por medio de las convocatorias de Findeter. Se han hecho con las firmas de mayor experiencia y sin que exista intermediación de la corrupción. Es que cuando a un contratista le piden porcentaje las obras quedan muy mal y tampoco hay autoridad moral para exigir calidad. No ha habido un solo reclamo en estos procesos. Podemos tener la certeza de que estas obras se van a entregar a tiempo y adecuadamente. ¿No se colgarán en los tiempos en que se están comprometiendo?No. Depende de la magnitud de la obras, pero muchas se entregarán este mismo año, las otras en el primer y segundo trimestres del 2014. Entonces, ¿habrá transparencia con la plata que licitó el Ministerio?Pueden tener la seguridad de que el billón de pesos que licitó el Ministerio a través de Findeter goza de la más absoluta transparencia, en cuanto a la selección de las firmas; hay otro billón de pesos que han contratado las gobernaciones, pero es responsabilidad de esos mandatarios velar por la buena ejecución de esos recursos, nosotros nos limitamos a la viabilización técnica. Pero todo lo que le mencioné antes, es responsabilidad nuestra. ¿Cuál es la siguiente tarea que debe asumir el país?El desafío es la zona rural, porque hay seis millones de colombianos que aún no gozan de un adecuado servicio.Serán inversiones costosas por las distancias en relación con el número de viviendas que impactan; eso ha hecho que los recursos en años anteriores se fueran priorizando a los cascos urbanos, pero habrá que invertir recursos significativos con un programa de acueductos rurales; pero el desafío es muy grande.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad