Ecopetrol denuncia nuevo atentado contra oleoducto Caño Limón Coveñas

Ecopetrol denuncia nuevo atentado contra oleoducto Caño Limón Coveñas

Septiembre 27, 2017 - 07:11 p.m. Por:
Agencia EFE
Más de siete mil damnificados en 25 municipios del Valle por oleada invernal

Durante quince días los habitantes de Cúcuta no contarán con servicio de agua potable, debido al derrame de petróleo ocasionado por la ruptura de un tubo en el tramo 32 del oleoducto Caño Limón-Coveñas, y que se derramó en el río Pamplonita.

La estatal colombiana Ecopetrol denunció este miércoles que "grupos al margen de la ley" atacaron el oleoducto Caño Limón-Coveñas, que este martes fue blanco de otro atentado en el mismo departamento de Norte de Santander (noreste), en la frontera con Venezuela.

La petrolera indicó en un comunicado que "se activó el Plan de Contingencia del Oleoducto Caño Limón Coveñas" a raíz de un ataque perpetrado en jurisdicción del caserío Troya, del municipio de Toledo.

El ataque ocasionó la caída de crudo al río Cubugón, lo que obligó a ubicar "diques para controlar las trazas remanentes aguas abajo del sitio de la rotura".

Además, se puso en marcha un plan para brindar "protección preventiva" a la conexión del acueducto del municipio de Arauquita, en el departamento de Arauca, y del caserío de Puerto Contreras.

"Ecopetrol rechaza estas acciones ilegales que ponen en riesgo la integridad de las personas, el desarrollo y bienestar de las comunidades, afectan gravemente el medio ambiente e impiden la normal operación de las actividades petroleras", puntualizó la estatal en un comunicado.

La información añadió que en una inspección aérea se identificaron alrededor de diez cráteres sobre al recorrido del oleoducto, que transporta el combustible desde Caño Limón, en Arauca (noreste), hasta Coveñas, en Sucre (norte), en el mar Caribe.

Según la petrolera, en lo que va del año, incluido el "evento" de hoy, "se han registrado 46 atentados al sistema de transporte".

Este martes, Ecopetrol denunció otro atentado contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, que causó un vertido de crudo a las aguas del río Catatumbo y dos quebradas más y obligó a activar un plan de contingencia.

El ataque fue perpetrado por desconocidos en el caserío La Cristalina, que pertenece al municipio de Teorama, en Norte de Santander.

En esa región fronteriza con Venezuela opera la guerrilla Ejército de Liberación Nacional (ELN) y bandas criminales y de contrabandistas, según las autoridades.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad