Dragados en el río Bogotá se intensificarán

Noviembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Dragados en el río Bogotá se intensificarán

Las fuertes lluvias ocasionaron el desbordamiento del rio Bogotá en la vía Chía – Bogotá, interrumpiendo el tráfico vehicular e inundando varias veredas y varias casa del sector.

Los municipios de Suesca, Chía, Cota, Zipaquirá, Cajicá y Mosquera están en alerta. El Ideam sostiene que el nivel del Río Bogotá seguirá subiendo en el norte de la ciudad.

Tras la alerta roja decretada en las riveras del río Bogotá por su alto caudal, los trabajos de dragado y limpieza del afluente se intensificarán. Desde mayo se han sacado más de 180 mil metros cúbicos de sedimentos, cuando empezó la operación conocida como ‘Diablo Rojo’.Según el director de Gestión del Riesgo, Carlos Iván Márquez, se ampliarán el número de dragas que cubren 40 kilómetros del río desde el Puente Alicachín hasta el Puente La Virgen. Hoy se cuentan con 15 dragas y la idea es tener otras diez para que cubran un perímetro más amplio.Para contener las aguas también se han puesto 300.000 sacos de prolipopileno en las zonas de más riesgo. Márquez explicó que se evaluará la posibilidad de hacer una inundación controlada, es de decir, romper una parte del jarillón en una parte que no esté poblada para darle espacio al río y se evite su desbordamiento en zonas habitadas.Hoy los altos niveles del río tienen en alerta a las autoridades y poblaciones de los municipios de Suesca, Chía, Cota, Zipaquirá, Cajicá y Mosquera. Sin embargo, Márquez aclaró que por el momento no se han tenido que reubicar familias.Por ahora, las alertas están prendidas en el punto de mando que se instaló en el acueducto de Bogotá, donde se monitorea el nivel del río, apoyado por los 10 puntos de control que cuentan con funcionarios de la fuerza pública que estarán listos para atender la emergencia rápidamente.Por su parte, el director del Ideam, Ricardo Lozano, declaró que el nivel del Río Bogotá seguirá aumentando y por lo tanto será inevitable que se inunde parte de la Sabana. Advirtió que la tierra aún está muy humeda y esto ayuda más que las inundaciones estén permanentes.Universidad la sabanaCon la creciente del río Bogotá resultó afectada la vía que comunica a Chía con la capital del país, lo que generó un gran represamiento de carros en las horas de la mañana. La inundación llevó a que la Universidad de la Sabana que se encuentra en este corredor tomara la decisión de suspender las clases durante el jueves y el viernes.El rector de la institución, Obdulio Velásquez, explicó que la medida se tomó por el estado de la vía, pero que el campus de la universidad está seco y no ha sido afectado por el crudo invierno que azota a más de 300 municipios en el país.Tras la afectación que sufrió el campus de la universidad en abril cuando el afluente se desbordó en toda la sabana de Bogotá, las directivas de la universidad empezaron un proceso no solo para reparar las edificaciones sino para fortalecer la institución frente a futuros inviernos.Precisamente por este trabajo, el rector recibió este miércoles la medalla en el grado de Comendador en el Congreso de la República, porque pese a las dificultades el directivo supo sortear la situación para que los estudiantes y directivos siguieran adelante. Hoy las obras de reparación y mitigación del riesgo están en un 95% y el 5% restante, según Velásquez, estará listo en la primera semana de diciembre. Por ahora, se espera que los estudiantes puedan retomar las clases y evaluaciones finales de semestre el próximo viernes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad