Dos miradas al fallo que aprobó el matrimonio igualitario

Dos miradas al fallo que aprobó el matrimonio igualitario

Abril 09, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Dos miradas al fallo que aprobó el matrimonio igualitario

Germán Rincón, defensor LGTBI y monseñor Daniel Falla, Conferencia Episcopal Colombia.

Líder de los derechos de los gais afirma que buscan que no haya ciudadanos de segunda. Vocero de Iglesia dice que no defienden lo religioso sino lo natural. Cara a cara.

Diversas reacciones siguieron escuchándose ayer tras el fallo de la Corte Constitucional que aprobó el matrimonio igualitario en Colombia.

Uno de ellas fue la del expresidente de ese tribunal José Gregorio Hernández, quien aseguró que la Corte modificó, sin tener competencias para ello, la Constitución Política al darle el visto bueno a la unión civil entre parejas homosexuales.

De igual forma, monseñor José Daniel Falla, secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana, asegura que la Corporación “desconoció” un  artículo de la Carta Magna “en el cual nos habla de que un matrimonio es entre un hombre y una mujer”.

Sin embargo, para Germán Rincón, defensor de los derechos de los gais, el resto del Artículo 42 le da el soporte jurídico a la sentencia.

El expresidente Álvaro Uribe dijo, a su vez, que la justicia no puede imponer reglas de sociedad sin consultar al pueblo.

Lea también: Habla el caleño que le abrió paso al matrimonio gay en Colombia

El Procurador anunció que acudirá al Congreso para que legisle contra el fallo de la Corte en favor del matrimonio igualitario, ¿qué opina?

Esa postura hace parte de todas las acciones que la Procuraduría ha hecho en contra y que se pueden ver como una hoguera medioeval que quiere quemarnos. La Corte Constitucional le dio una bofetada jurídica al Procurador y él no entiende todavía  que su deber es proteger a las minorías, mas no atacarlas.

¿Qué temores tiene con respecto a la implementación de la decisión de la Corte?

Básicamente queremos que esta sentencia no quede en el papel. Estamos esperando que los notarios la cumplan. Ninguno podrá plantear la objeción de conciencia para decir que no hace matrimonios igualitarios. Si un notario considera que por sus creencias individuales no puede hacerlo, le recomiendo que cambie de negocio, porque legalmente tiene que cumplir lo que dice la Corte Constitucional. 

¿Por qué quieren acceder al matrimonio si ya tenían otros derechos legales como la pensión de sobrevivencia y el patrimonio común?

Si una pareja heterosexual tiene la posibilidad de casarse y las  homosexuales no, quiere decir que hay una ciudadanía de segunda, en la cual unas parejas tienen más y otras menos, y en un estado social y democrático de derecho no se permiten ciudadanías de segunda ni de tercera, esa es la razón del acceso al matrimonio.

Hay muchos  homosexuales católicos. ¿Cómo los afecta a ellos el fallo?

No estamos pidiendo que las iglesias hagan matrimonios, sino que el Estado colombiano haga. Todos las iglesias son autónomas, libres de decidir si quieren hacerlo o no. Hay iglesias cristianas que sí están haciendo matrimonios en Colombia y fuera del país, pero esto no es un discurso religioso sino de derechos.

¿Qué opina del documento conocido hoy (viernes)  en el  que el Papa  le cierra la puerta a los matrimonios  homosexuales?

Me parece respetable la postura de la Iglesia, pero ninguna iglesia puede obligar al mundo entero a hacer lo que ellos quieran. El único libro sagrado que nos cobija a 48 millones de personas se llama Constitución  Política de Colombia. Cada iglesia puede tener el libro sagrado que considere y hacer las interpretaciones que considere, pero no puede imponer a todo un país una postura frente a algún tema.  

Algunos juristas dicen que el fallo viola el concepto constitucional de familia, ¿qué opina?

La Constitución dice claramente que las familias se constituyen por la unión de un hombre y una mujer o por la voluntad responsable de conformarla. Ellos no quieren leer la parte final de este artículo y en él se están las madres solteras, los padres solteros, las familias reconfiguradas y las familias sociales, por lo que esos argumentos son de miopía jurídica.

Lea también: Los triunfos jurídicos de la comunidad gay en Colombia en los últimos años

En diez días se deberá publicar el fallo, luego de lo cual será de obligatorio cumplimiento por parte de los notarios de todo el país.

¿El fallo sobre el matrimonio igualitario tomó por sorpresa a la Iglesia?

Fue sorpresivo en cuanto a la rapidez, porque apenas estaba comenzando a calentarse esta decisión y pensamos que se iba a producir un poco más adelante o que iba a haber más discusión sobre el tema.

¿Apoyarán al Procurador en su propósito de que el  Congreso legisle sobre el tema?

Nosotros creemos que hubo una falla de la Corte porque desconoció el artículo en el cual nos habla de que un matrimonio es entre un hombre y una mujer. Si se hubiera tratado de un proyecto diferente, que hubiera pasado por encima de la Constitución, todo el mundo hubiera puesto el grito en el cielo. Además, el constituyente primario es el pueblo y está representado en el Congreso y por eso es a él al que le corresponde tomar estas determinaciones.

¿Por qué dice que el  fallo afecta el bien común?

Si estamos afectando la Carta Magna, estamos afectando la solidez del Estado, porque ella caracteriza lo que queremos como nación. También tenemos que mirar cuál es el país que  queremos y qué queremos enseñarles a las nuevas generaciones. Lo que muchos no entienden es que la lucha que damos en la Iglesia no es a nivel religioso, sino a nivel de lo natural. La institución matrimonial es entre un hombre y una mujer, eso es de la misma naturaleza y con las decisiones de la Corte se está dando un supuesto sustento jurídico a algo que no es de la naturaleza.

Lea también: Papa Francisco rechaza el matrimonio entre parejas del mismo sexo

Algunos homosexuales dicen que no se sienten acogidos por la Iglesia. ¿Qué les responde?

Ellas son personas dignas de respeto, a las cuales valoramos y creemos que no deben ser rechazadas ni juzgadas ni excluidas. Otra cosa es que se les dé un derecho que no está marcado por la propia naturaleza. ¿Cuál es el derecho que quieren, qué les digan que pueden tener hijos? No los pueden tener.  Entonces no es que les nieguen un derecho, ellos, por su decisión, se están alejando del derecho del matrimonio.

Este fallo coincidió con un documento del Papa sobre el tema, ¿cómo lo analiza?

Él reconoce que en muchas sociedades hay uniones diferentes a la tradicional, pero que no pueden ser equiparadas con el matrimonio católico, ya que este es entre un hombre y una mujer. Como secretario de la Conferencia, también hablo para las personas que acogen el sustrato de las leyes naturales, porque tristemente en el país hay personas que ni siquiera las aceptan y con base en eso están sustentando lo que llaman un estado laico. Están cayendo en un relativismo donde cada uno puede hacer valer lo que sea según su gusto.

¿La Iglesia ha perdido con ese estado laico?

Yo no creo que con esto pierda la Iglesia, quien pierde son las familias y la sociedad. Uno siente como si estuviéramos defendiendo algo particular y no, como Iglesia estamos por la generalidad de las personas y cuando violentamos las leyes naturales, violentamos a toda la humanidad. Por eso,  quien pierde es la sociedad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad