Dos hermanos payaneses fallecieron en accidente de avioneta en Bogotá

Octubre 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co|Colprensa

Se trata del piloto de la aeronave y uno de los ocupantes, quien estaba de paso por la capital del país. Hablaron familiares y allegados de las víctimas.

Consternación es lo que se vive en estos momentos en el gremio de ingenieros de Popayán luego de la trágica muerte de los payaneses Carlos y Juan Pablo Angulo, ocupante y piloto de la avioneta que cayó en una panadería en Bogotá. 

El hecho ocurrió este domingo en la localidad de Engativa en el noroccidente de Bogotá y deja hasta el momento seis personas muertas y catorce heridas.Sobre la vida de estas dos personas, nacidas en la capital del Cauca, habló Virginia Angulo, tía de las víctimas, quien indicó que el capitán Juan Pablo Angulo residía desde hace más de 25 años en Bogotá, mientras que su hermano Carlos adelantaba un obra civil desde hace un mes en la capital. “Mis sobrinos se educaron acá en Popayán y luego de terminar el bachillerato Juan Pablo optó por viajar a Estados Unidos para capacitarse como piloto mientras que Carlos ingresó a la Universidad del Cauca donde cursó Ingeniería Civil”, dijo doña Virginia.

Agregó que ella tenía más comunicación con Carlos porque él vivía con su familia en Popayán, ciudad donde laboró en la dirección de Invías Regional Cauca y era contratista particular desde tiempo atrás. Este lunes doña Virginia viajó a Bogotá para participar de las honras fúnebres de sus familiares.

Para el ingeniero civil, Manuel Saa Caicedo, gerente del periódico local de la capital del Cauca, es una noticia devastadora porque Carlos Angulo fue una persona que se integró mucho con las tradiciones culturales y religiosas de la ciudad, por eso fue por muchos años carguero del Santo Sepulcro en las tradicionales procesiones de Semana Santa. “El ingeniero Carlos Angulo fue jefe mío en la constructora Sain S.A., que tiene sede en Cali. Para mí fue una persona respetuosa y amable con los empleados. Se destacó porque a pesar de trabajar en una ciudad como Cali nunca dejó atrás a Popayán, siempre participó su vida religiosa y económica como por ejemplo en la coordinación de obras civiles como contratista particular”, agrega Manuel Saa Caicedo. Carlos Angulo tenía 52 años y era padre de dos hijos, mientras que Juan Pablo Angulo tenía 51 años. La familia agregó que posiblemente el piloto invitó a su hermano para ese fatídico viaje, situación que era frecuente desde que este ingeniero civil laboraba en Bogotá. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad