Discurso del presidente Santos en ceremonia de homenaje a 'Gabo'

Discurso del presidente Santos en ceremonia de homenaje a 'Gabo'

Abril 21, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Discurso del presidente Santos en ceremonia de homenaje a 'Gabo'

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, durante el homenaje al Premio Nobel de Literatura colombiano Gabriel García Márquez en el Palacio de Bellas Artes en la Ciudad de México.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, pronunció sus discurso de despedida al Nobel Gabriel García Márquez en el Palacio de Bellas Artes de Ciudad de México.

He llegado hasta el Palacio de Bellas Artes, la casa de la cultura por excelencia de México, con el corazón adolorido y el alma agradecida para decir adió en representación de más de 47 millones de compatriotas al más grande colombiano de todos los tiempos, al maestro Gabriel García Márquez.Qué imponente escenario para su despedida: los murales de Rivera, de Siqueiros, de Tamayo, de Orozco, son el marco apropiado para un hombre que más que colombino, incorporó en sus obras la esencia del ser latinoamericano y muy especialmente del ser Caribe. México y Colombia, hermanadas por tantos motivos, nos unimos otra vez en esta ceremonia de afectos porque Gabo era ante todo una persona de afectos. Nos unimos para rendir homenaje a quien un día de diciembre de 1982 desde la gélida Estocolmo impactó al mundo al hablar de la soledad de América Latina. 'Gabo' dijo al recibir el Premio Nobel de Literatura que no es demasiado tarde, nunca es demasiado tarde para cree en la utopía. Una nueva y arrasadora utopía de la vida donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, nos dijo Gabo.Ese 'Gabo' que deja a la humanidad el legado de sus obras, que es de por sí formidable, sus novelas, sus cuentos, sus crónicas, sus anécdotas, pero antes que nada la esperanza, la tarea, la determinación de unirnos por el bien de nuestros pueblos. Así lo resumió ese mejicano universal que fue Carlos Fuentes a quien tuve la fortuna de contar como mi profesor y mi amigo, 'Gabo' se lo dice a Colombia y el mundo: no estamos condenados al mal.Hoy venimos desde Colombia hasta México y vienen amigos de 'Gabo' y admiradores desde todo el planeta para ratificar nuestro compromiso con la utopía posible, con una América Latina que supera su soledad y encuentra su segunda oportunidad sobre la tierra. Qué privilegio, y lo digo en nombre de los colombianos, llamar compatriota al hombre que imaginó a Macondo y que escribió sobre el poder más grande y más influyente de todos, que es el poder del amor. Quien quiera conocer a Macondo a partir de las páginas de Gabo, no tiene que ir muy lejos: en Aracataca, su pueblo natal, hallará las primeras pistas de ese mundo legendario. Pero Macondo es más, es Santa Marta y Barranquilla, es Cartagena, la mágica y hermosa ciudad que albergó muchas de sus historias. Macondo es Bogotá y Zipaquirá, es Caracas y La Habana. Es París. Y esta gran Ciudad de México, lugares que marcaron la vida de su creador. Macondo son los cientos, los miles amigos de 'Gabo' , que ha dejado huérfanos en el mundo; porque si algo hacía 'Gabo' mejor que libros era amigos. Macondo es un mundo nuevo y antiguo a la vez, donde son posibles las utopías de la paz que buscamos, que tantas veces buscamos juntos, de la justicia, de la libertad, de la educación y sobre todo del amor. Hoy venimos a la tierra de Rulfo y reyes, de Fuentes y de Paz, a traer nuestro abrazo solidario a la Gaba, esa gran mujer que llevó el mundo sobre sus espaldas para que su esposo escribiera. A Rodrigo, a Gonzalo, a toda la familia de nuestro Nobel. Y venimos a dejar testimonio de que Gabriel García Márquez, el más colombiano de los colombianos, sigue vivo: seguirá vivo en sus libros y en sus textos, pero sobre todo, más que nada, vivirá para siempre en las esperanzas de la humanidad. Gloria eterna a quien más gloria nos ha dado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad