Diez billones de pesos costaría reparar daños causados por invierno: Gobierno

Diciembre 12, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El anuncio fue hecho en el consejo de ministros que se realizó este domingo en cabeza del presidente Juan Manuel Santos. Una de las primeras decisiones para recaudar estos fondos será la emisión de un decreto con fuerza de ley para trasladar un billón de pesos a los damnificados.

En diez billones de pesos estima el Gobierno Nacional las perdidas ocasionadas por la ola invernal que azota el país. El anuncio fue hecho en el consejo de ministros que se realizó este domingo en cabeza del presidente Juan Manuel Santos. Asimismo, se dio a conocer que una de las primeras decisiones para recaudar estos fondos será la emisión de un decreto con fuerza de ley con el cual se trasladará un billón de pesos, que no fue ejecutado durante este año por diferentes ministerios y entidades públicas, a los damnificados de la ola invernal.Estas medidas pudieron ser tomadas luego de que el Gobierno decretará la semana pasada el Estado de Excepción.En dicho consejo también se definió que todos los titulares de las carteras tendrán la responsabilidad de coordinar y hacer seguimiento a los departamentos sobre la situación que están viviendo los damnificados y cómo se están invirtiendo los recursos asignados.De igual forma, se acordó que se seguirá estudiando las alternativas para recaudar los nueve billones de pesos restantes para mitigar los daños, para lo cual estarían buscando créditos internacionales y la creación de nuevos impuestos.El tema de la educación también hace parte de la preocupación del Jefe de Estado, para quien es claro que ningún niño se puede quedar sin estudio ni puede perder el año lectivo a causa del invierno.En ese sentido, desde el Ministerio de Educación se deberán adoptar las políticas necesarias para que en las zonas afectadas se adecúen las instalaciones escolares e inclusive se disponga la jornada de estudio doble para culminar el año lectivo 2010.El Mandatario también anunció que los Ministerios no realizarán las fiestas de celebración de la Navidad y el fin de año con el objetivo de destinar los recursos que se invierten en las mismas para ayudar a los damnificados.Al consejo de ministros también asistieron los altos mandos militares y algunos empresarios que analizaron la manera de cooperar con el Gobierno en este proceso.Ayudas por más de $15.000 para atender a los damnificadosEl Gobierno Nacional aprobó esta semana el envío de asistencia humanitaria estimada en $15.317.688.000 para los departamentos de Atlántico, Magdalena, Bolívar, Risaralda, Santander, Valle del Cauca y Caldas, los más afectados por la temporada invernal.La ayuda humanitaria está compuesta por 42.624 kits de aseo; 11.000 kits de cocina; 20.876 sobrecamas y cobijas; 18.575 toldillos; 7.670 pares de botas pantaneras; 555.000 sacos de polipropileno y 1.014 rollos plásticos que son utilizados para la adecuación del albergues y construcción y reforzamiento de diques contra las inundaciones.Otra parte de la ayuda son recursos económicos por 1.160 millones 500.000 pesos, que tiene como objetivo principal apoyar la labores realizadas por entidades del Sistema Nacional y autoridades municipales y departamentales a través de giros directos que son utilizados en la realización de obras de emergencia, labores de rescate, logística, adquisición de combustible, mantenimiento de maquinaria, transporte, entre otros.Por otra parte, la Directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, Elvira Forero, anunció que entregarán 80.000 raciones de emergencia, de las cuales, 20.000 serán destinadas a la atención de niños menores de 5 años, madres gestantes y lactantes del sur del Atlántico, población afectada por el boquete que se abrió en el Canal del Dique el 30 de noviembre pasado.Forero explicó que la ayuda se está llevando a través de 57 unidades móviles en todo el país y que entrarán en funcionamiento otras diez unidades, de las cuales seis estarán permanentemente en el departamento del Atlántico.“Inicialmente las habíamos trasladado al sur del Atlántico y ahora las vamos a dejar permanentes para que se atienda todo lo relacionado con nutrición y alimentación, así como la organización de los programas", indicó la funcionaria.Hasta el momento la Dirección de Gestión del Riesgo ha reportado 238 muertos, 250 heridos, 103 desaparecidos y 1.818.472 personas damnificadas. Las viviendas destruidas son 2.014 mientras las que están averiadas son 277.450. Cifras que podrían variar por la situación crítica que se presenta en Atlántico y por el número de víctimas mortales que sigue en ascenso después de la tragedia en Bello, Antioquia, donde hasta el momento se han encontrado 62 cuerpos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad