Día crucial para Colombia ante fallo sobre conflicto fronterizo con Nicaragua

Noviembre 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencias
Día crucial para Colombia ante fallo sobre conflicto fronterizo con Nicaragua

Isla de San Andrés.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya emite este lunes el fallo sobre la delimitación marítima entre ambos países. Optimismo en el Gobierno.

La controversia entre Colombia y Nicaragua, que se prolongó por espacio de 11 años y tiene que ver con los límites de las aguas territoriales del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina llegará este lunes a su clímax con la sentencia final del litigio que leerán los magistrados de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.Analistas consultados por El País coincidieron en que lo más positivo de la decisión que se dará a conocer es que, de una vez por todas, se solucionará el diferendo entre Nicaragua y Colombia y que se conocerán, con base en un fallo inapelable, los verdaderos límites marítimos entre las dos naciones.El primero en reconocer esta situación fue el analista Enrique Serrano, quien dijo que será el fin de los enfrentamientos diplomáticos entre las dos naciones porque “queda definido el tema de los límites”.A su turno, el también internacionalista Andrés Molano enfatizó que “cualquiera que sea el resultado que surja en la Corte, lo más positivo es que queda clara la delimitación entre las dos naciones”, situación que para el profesor de la Universidad del Rosario determina el fin de la incertidumbre y se llega a un escenario de “seguridad jurídica”.El senador del Partido de la U, Juan Lozano, al mostrarse confiado en que el fallo va a ser favorable para Colombia, dijo que “tanto Colombia como Nicaragua deben acatar la decisión que tome la Corte Internacional” y dejó claro que esta situación, de todas maneras, requería de una decisión jurídica como la que se va a dar a conocer hoy.Optimismo y expectativaColombia, a través de su Embajadora en Holanda, dijo ayer estar “muy optimista” respecto a la sentencia. “Colombia está muy optimista. Esperamos que la Corte ratifique la soberanía de Colombia sobre todos los cayos que componen el Archipiélago de San Andrés, aparte de las tres islas principales, cuya situación ya fue resuelta en favor de Colombia, en el 2007”, aseguró Sonia Pérez, embajadora de Colombia en Holanda. Agregó que el país espera que la Corte fije la línea de delimitación marítima entre el Archipiélago y la costa de Nicaragua, es decir, al occidente del Archipiélago y no al oriente, como lo está solicitando Nicaragua.Por su parte la canciller colombiana, María Ángela Holguín, sostuvo que no cabe duda de que la Corte reconocerá la soberanía de Colombia sobre unas islas del archipiélago, diferentes de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. “La soberanía sobre los cayos fue defendida de manera contundente por Colombia a lo largo de los 11 años que lleva el pleito”, reiteró. Por su parte, el embajador de Nicaragua y agente ante la CIJ, Carlos Argüello, vaticinó que ese tribunal fallará a favor de su país en el litigio por los límites con Colombia en el Caribe, porque Nicaragua tiene “la razón”. Nicaragua no solo respetará el fallo que dicte la Corte el 19 de noviembre, “como siempre lo ha hecho”, sino que “más bien va a estar exigiendo el cumplimiento del fallo”, señaló el agente en declaraciones a medios oficiales.“Las perspectivas para nosotros son excelentes, porque desde un principio que analizamos este juicio y esta situación, vimos que la realidad física y la realidad jurídica nos favorecían. Así que, ante estas dos realidades, la sentencia sólo puede favorecernos” , explicó el Embajador.Según Argüello, el equipo nicaragüense está muy optimista de que “se nos va a dar la razón, porque tenemos la razón”.Posibles escenarios de la sentenciaEl fallo que emitirá hoy la Corte Internacional de Justicia, CIJ, sobre la delimitación marítima entre Colombia y Nicaragua podrá darse en tres sentidos.Que favorezca a ColombiaEl primero escenario que se plantea es que el fallo sea a favor de Colombia, con lo cual el país conservaría la posesión de todos los cayos que conforman en archipiélago de San Andrés, así como de su suelo y subsuelo máritimo . El analista internacional Ricardo Abello dejó claro que una decisión a favor de Colombia acabaría con la polémica y dejaría como base que el Meridiano 82 sería la frontera marítima entre las dos naciones, pero no será igual que hoy “porque de todas maneras la frontera se va a mover”.Explicó que para Colombia es un territorio que ha controlado históricamente y para Nicaragua significaría un aumento sustancial de territorio que contiene, además de los cayos, “un lecho marino y posibilidades de exploración y explotación de recursos naturales”.La canciller María Ángela HolguÍn afirmó el viernes “el fallo debe ser favorable a Colombia”, con la confirmación de su soberanía sobre los cayos.Pero, al mismo tiempo, Holguín admitió que la CIJ deberá fijar la línea media entre los dos países.“Confiamos, por tanto, en que se trazará la línea de delimitación al occidente del archipiélago, entre las islas colombianas y las islas nicaragüenses”, agregó la funcionaria. El analista Eric Tremolada cree que el fallo no afectará a Colombia en cuanto a su soberanía sobre las otras islas, los islotes y cayos, “salvo la posición de Quitasueño”, que Nicaragua dice que no es territorio sumergido y Colombia sostiene lo contrario.Decisión salomónicaPara el experto en Derecho Internacional, Manuel Madriz, el tribunal internacional dictará un “fallo salomónico” , basado en el estricto derecho y justicia, y reconocerá los derechos marinos de Nicaragua que, a su juicio, han sido negados por Colombia.Según Madriz, la sentencia terminará con una antigua disputa entre Nicaragua y Colombia, y cada país tendrá definida su zona de jurisdicción y explotación económica en el Caribe. “Habrá un reacomodo territorial y marítimo importante” amparado en el Derecho del Mar, añadió.De todas formas, ninguno de los analistas consultados piensa que las cosas van a quedar igual, cualquiera que sea el fallo de la CIJ, pues consideran que si bien Colombia se puede quedar con una amplia porción de lo que está en litigio, Nicaragua se podría llevar algo. El exmagistrado Carlos Gaviria enfatizó que “puede haber un cambio en los límites marinos, en donde Nicaragua puede ganar algo”.El analista Serrano considera que cualquier decisión resuelve definitivamente las diferencias y reconoce que si bien no se da con el actual presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, sí habrá una “reconciliación de Estado a Estado”.El senador Juan Lozano dijo que esta experiencia va a conllevar al Gobierno Nacional a que cuide más sus territorios, sobre todo “los marítimos que han tenido falencias en su custodia y su explotación”.A favor de Nicaragua En este caso específico los analistas consideran que, como sea, los límites del Meridiano 82 se van a mover y que cualquiera que sea el caso Nicaragua va a tener algún beneficio en territorio, físico y marítimo.“Sería una derrota para Colombia, que tendría que relegar territorios ancestrales suyos a otra nación”, dijo el analista Enri que Serrano, quien recordó que Colombia dijo que cualquiera que sea la decisión la va a acatar.Para Ricardo Abello el peor escenario sería que la Corte aceptara las pretensiones de Nicaragua sobre el este de San Andrés, lo que implicaría que “otorga 12 millas náuticas a esa Nación, porque es un área que está entre San Andrés y Cartagena y Colombia no podría navegar ni sobrevolar esta zona porque sería territorio nicaragüense”.Colombia, dice que la frontera debe ser el Meridiano 82. “Colombia no ha podido demostrar que hasta ese punto ha ejercido soberanía alguna vez. El Meridiano es una línea que sirve de guía pero que no es la frontera. Si la Corte le reconoce a Nicaragua alguno de los cayos, necesariamente su frontera será más cerca de San Andrés”, dice el catedrático Carlos Arévalo Narváez, presidente de la Academia Colombiana de Derecho Internacional.El internacionalista Eric Tremolada opina que es muy probable que Colombia pierda mar y que la CIJ, bajo criterios de equidad, vaya a sugerir a ambas partes un nuevo trazado.El experto trae a colación nuevamente el caso del cayo Quitasueño, que Nicaragua alega que no está emergido, tesis que, de ser aceptada por la CIJ, implicará para Colombia la pérdida de más mar, mientras la posición colombiana es que sí está sobre el nivel del mar. El área marítima que se afecte de fallarse en contra de Colombia, dependerá de la tesis que apruebe el alto tribunal de La Haya.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad