Destitución de Piedad Córdoba deja en riesgo nueva mediación con las Farc

Septiembre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa y Agencias

En rueda de prensa la Senadora dijo sus encuentros con la guerrilla fueron de público conocimiento.

Adelantar una tarea de mediación sin un trabajo en terreno podría calificarse como una misión imposible. Esa fue la conclusión a la que llegaron varios expertos en el tema al analizar la situación de la senadora Piedad Córdoba, destituida e inhabilitada por sus contactos con la guerrilla de las Farc.Uno de ellos, es el ex miembro de la Comisión de Facilitación Civil de las negociaciones con el ELN Alejo Vargas, quien lo admite de forma tajante: “La tarea de la facilitación es muy compleja, porque consiste en un trabajo en terreno en el cual es inevitable tener contacto con la otra parte” .Los problemas para la senadora liberal comenzaron el 05 de agosto de 2007, cuando en su tradicional alocución dominical, el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se ofreció a ser mediador entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Farc, en procura de un acuerdo humanitario que permitiera la liberación de secuestrados.La propuesta fue recogida por el Presidente Álvaro Uribe Vélez, quien ocho días después decidió autorizar a la senadora Córdoba como facilitadora de paz entre el Gobierno y las Farc.La propuesta tomó por sorpresa a la congresista, quien no dudó en aceptar el ofrecimiento del Presidente Uribe y comenzar a buscar la mediación del presidente Chávez. Pero la noche del 21 de noviembre de 2007, la “luna de miel” entre el Gobierno y la congresista terminó: Una supuesta llamada telefónica ente Córdoba y Chávez al general Mario Montoya, dio por terminada la tarea de la congresista.No obstante, durante este lapso la senadora creó puentes concretos de comunicación con las Farc para la liberación de los secuestrados, hechos que estarían por fuera de los argumentos expuestos por la Procuraduría para argumentar su destitución.“Siempre hay una muy tenue situación de saber hasta dónde va la tarea específica de la facilitación y en qué momento uno se puede pasar unos milímetros. Pero si eso no se mira con amplitud, sería imposible cualquier tarea en este campo de la facilitación o mediación para propiciar procesos de paz”, afirma Vargas.De otro lado, el director de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), Marco Romero, dice que la labor de “facilitación es una tarea de diálogo en el que se buscan caminos de paz y eso implica entenderse con las partes, de otra manera no habría posibilidad de adelantar ninguna facilitación”.El ex presidente Ernesto Samper, en diálogo con Caracol Radio, dijo que “es preocupante que una gestión humanitaria en donde se liberaron 14 secuestrados puedan ser considerados como actos criminales o faltas disciplinarias”.Samper criticó que “cuando ella (Piedad Córdoba) liberaba a los secuestrados era una heroína, una santa valiente, pero ahora, cuando se conoce que para hacer estos actos tuvo que tener contacto con las Farc, entonces se le considera que son actos criminales y al margen de la ley” .Monseñor Leonardo Gómez Serna, quien acompañó a la senadora durante el proceso de liberación del sargento Pablo Emilio Moncayo y del soldado Josué Daniel Calvo el pasado 30 de marzo, manifesta que “aunque estuve únicamente con ella durante esas liberaciones del mes de marzo, me parece que cumplió la misión que tenía de garantizar el proceso de liberación” .“Independientemente de la decisión de la Procuraduría, hay que mirar siempre la buena voluntad de las personas que han buscado la liberación de secuestrados y la han conseguido. Fue una actitud correcta, de respeto y muy en lo que le correspondía”, dijo monseñor Gómez.Lo mismo opina el ex procurador Jaime Bernal Cuellar, para quien la inhabilidad de Piedad Córdoba en el marco de la mediación con la guerrilla de las Farc es injustificada: “Un mediador debe ganarse la confianza del otro, debe crear un vínculo de amistad entre las dos partes para así lograr los objetivos que se tienen planeados”.Bernal Cuéllar afirmó que la Congresista puede imponer ante el Consejo de Estado una medida cautelar, para suspender la decisión del Procurador.“La medida cautelar busca la suspensión de la decisión, lo cual permitiría que esto no se ejecutara por lo que la persona puede seguir cargo”, aseguró el ex jefe del ministerio Público.Bernal Cuéllar señaló que la Congresista también tiene los recursos para pedir la reposición y varias medidas legales para su defensa.Futuros facilitadoresDe acuerdo con el director de la Codhes, Marco Romero, no es lo mismo cuando una facilitación tiene la autorización del Gobierno que cuando se hace a título personal, y “hasta donde sé, el presidente Uribe le había otorgado esa facilitación a la senadora Piedad Córdoba, luego entonces las actividades en ese marco tienen que estar protegidas” , aseguró.“Hay una preocupación por este tipo de decisión del procurador (Alejandro Ordóñez), porque nadie va a querer desarrollar estas funciones si corren el riesgo (de ser juzgados por su labor)” , agregó Romero.El ex presidente Samper sostuvo que “si (la Procuraduría) sigue por ese camino, no va a haber nadie que se atreva a liberar a los 22 secuestrados que aún permaneces secuestrados” , puesto que, “en lo que respecta a las gestiones humanitarias, ella (Córdoba) tenía que ganarse la confianza de la guerrilla”.“Piedad era nuestra única esperanza”Los familiares de los secuestrados se unieron para rechazar la decisión de la Procuraduría al punto de calificarse como colombianos desemparados por el Estado.La hija del Intendente Jorge Humberto Romero, Diana Romero, reveló que días antes de conocerse la destitución de la congresista, Piedad Córdoba dialogó con las familias de varios de los secuestrados y les dijo que continuaría trabajando por una liberación unilateral.“Esto afecta muchísimo las posibilidades de que regresen los secuestrados. Ella era nuestro único camino para ver a los secuestrados de nuevo y, ahora, con esta noticia, las cosas se ponen mucho peor”, dijo Diana.La hija del Intendente en poder de las Farc hace 12 años, aseguró que la senadora “estaba muy pendiente de los secuestros. Ciertamente no sabemos a quién recurrir”.Otra persona afectada por el secuestro fue Yury Tatina Moncayo, hermana del sargento Pablo Emilio Moncayo y quien ha continuado luchando por la libertad de quienes siguen en la selva.Para Yury Tatiana no existe peor punto de comparación que la destitución de la senadora Piedad Córdoba: “Sin con ella las cosas estaban complicadas, cómo será ahora que saldrá del Congreso. La verdad no sé quién se le va a medir ahora a ese trabajito, a exponer la vida a diario por los muchachos que están en la selva” .Por su parte doña Claudia Tulcan, esposa del sargento José Libio Martínez, el secuestrado que más tiempo lleva secuestrado, manifestó que ahora “sólo nos queda la buena voluntad del Gobierno y la guerrilla; ellos deben buscar una solución para una liberación”.Piedad Córdoba dice que sus contactos con las Farc fueron públicos y autorizados“Están criminalizando la labor humanitaria y la búsqueda de la paz y eso es mucho más grave que los 18 años que me inhabilitaron”, dijo la senadora Piedad Córdoba, como respuesta a la decisión de la Procuraduría de destituirla e inhabilitarla durante 18 años.En una rueda de prensa, agregó que “es grave que quienes trabajamos por la paz, nos veamos impedidos y afectados porque esto va a cerrar mucho la posibilidad e trabajar (…) seguiré trabajando por la paz de Colombia”.“Soy Piedad Córdoba, defensora de la paz y pacifista, no soy Teodora Bolívar” , aseguró la senadora quien además agregó que la labor humanitaria que ha llevado a cabo durante estos años, y que incluye la liberación de varios decenas de secuestrados que estaban en manos del Eln, continuará así sea desde la cárcel.Córdoba fue clara al indicar que “no estoy acabada políticamente” y que por lo tanto continuará, como lo ha hecho hasta ahora, trabajando por la liberación de los secuestrados.“A los que me han señalado, yo les preguntaría qué han hecho por la paz del país” , afirmó, recordando que desde que se le acusa de tener cercanía con las Farc, mucha gente la señala como guerrillera.Con respecto a lo que aseguró el Ministerio Público en el sentido de que ella estaba entorpeciendo y pidiendo que se retrazaran las liberaciones, aseguró que no es cierto y que ella es la más interesada en la libertad de los cautivos.“Yo no me he beneficiado en absolutamente nada de este proceso. No he buscado publicar libros ni que me hagan una película”, destacó, pidiendo que se abra la puerta a un diálogo nacional por la libertad de los secuestrados.También recordó que había hablado con ‘Simón Trinidad’ y ‘Sonia’ en Estados Unidos, con la autorización de las autoridades, y sobre una posible Constituyente en el país. Y dijo que se reunió una vez con ‘Raúl Reyes’.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad