Desplazados se 'crucifican' como protesta por falta de ayuda del Gobierno

Desplazados se 'crucifican' como protesta por falta de ayuda del Gobierno

Agosto 19, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

La protesta se realizó frente a la sede de Acción Social, ubicada en Puente Aranda, Bogotá.

Cuatro personas desplazadas por la violencia decidieron atarse de pies y manos a estacas y coserse los labios para exigirle al gobierno las ayudas y subsidios prometidos desde hace varios meses.Junto a ellos hay otros 36 desplazados, concentrados desde el miércoles frente a la sede de Acción Social del barrio Puente Aranda, para exigirle al gobierno que responda por ayudas humanitarias, subsidios de vivienda y los recursos que necesitan para sus proyectos productivos.Uno de los manifestantes se desmayó y tuvo que ser atendido en la ambulancia que se encontraba en el lugar.José David Martínez es uno de los desplazados que decidió "crucificarse". A sus 32 años lleva ocho como desplazado, desde que tuvo que salir de Pradera, Valle, hacia Bogotá para salvar su vida, la de su esposa y la de sus hijos.Desde el 2002 ha recibido dos ayudas de Acción Social, el organismo encargado de brindar protección a la población desplazada. La última la tuvo en noviembre del año pasado y desde marzo hizo la petición de la tercera, para comenzar con su proyecto productivo, pero la única respuesta que ha tenido del organismo estatal, según dice, es que no hay plata.En la misma situación se encuentra Nancy Romero, procedente del municipio de Jardín, Antioquia. Desde hace ocho meses está en Bogotá con sus dos hijas a la espera de que le entreguen la ayuda humanitaria a la que según la sentencia T-025 del 2004 tiene derecho.Nancy sostiene que lo único que ha recibido de Acción Social fue un bono de $150.000 que le dieron en la Unidad de Atención al Desplazado, UAD, de la localidad de Kennedy, cuando llegó sin un peso en el bolsillo a la capital, pero está a la espera del subsidio que le prometieron para pagar el arriendo y los costos que debe asumir para sostener a sus dos hijas.Javier Varela es otro desplazado que se unió a la protesta porque no ha obtenido el subsidio para emprender su proyecto productivo. Desde el 2006 fue declarado como desplazado después de que tuvo que salir de La Macarena a Villavicencio, donde reside con su familia.Sin embargo, ha tenido que viajar a Bogotá varias veces para obtener las ayudas del gobierno, amparado en derechos de petición y una tutela. Al igual que otros desplazados por la violencia, está cansado de hacer largas filas para pedir ayuda, por eso está a la espera del subsidio que le permitirá emprender su propio proyecto.Se muestra optimista aunque hace un mes le dieron el turno 3D-26904 para ser atendido, cuando iban en el caso 3D-617. Ahora está intentando averiguar qué tanto han avanzado los turnos, porque cuando llama a la línea telefónica habilitada por Acción Social, le contestan que el sistema está dañado.A diferencia de Varela, Edgar Castaño, desplazado procedente del municipio de Samaná, Caldas, no ha recibido ninguna ayuda, ni siquiera el bono de 150.000 pesos que se les entrega cuando se registran como población desplazada. Según él, porque no sabe cómo hacer el proceso ni a qué entidad debe acudir para gestionar lo que necesita.Sin embargo, hace pocos meses interpuso un derecho de petición para que le entreguen un subsidio de vivienda, asesorado por otros desplazados que han aprendido con el tiempo cómo acceder a sus derechos.Los desplazados permanecerán en frente de la sede de Acción Social del barrio Puente Aranda hasta que el gobierno responda a sus peticiones. Hasta el momento, no se tiene un pronunciamiento oficial de Acción Social.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad