Derrumbe en Manizales ya deja 29 víctimas mortales

Derrumbe en Manizales ya deja 29 víctimas mortales

Noviembre 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Derrumbe en Manizales  ya deja 29 víctimas mortales

Socorristas. 150 rescatistas de la Defensa Civil, los bomberos y la Cruz Roja, apoyados por 450 miembros de la fuerza pública trabajan en el rescate de personas atrapadas tras derrumbe de tierra en Manizales por el invierno.

El número de víctimas de un alud que sepultó catorce viviendas en Manizales ascendió ayer a 29 y la cifra de desaparecidos seguía sin determinarse plenamente, aunque las autoridades se empeñaban en remover escombros en busca de sobrevivientes.

“Tenemos plenamente identificadas a 18 personas y ubicamos en la zona once fallecidos más que serán trasladados a la morgue” para determinar su identidad, confirmó César Urueña, director de socorro de la Cruz Roja.Añadió que “el tema está muy complejo”, al referirse a la labor de consolidar un censo de desaparecidos.“Estamos hablando de entre 20 y 40 personas desaparecidas, pero son cifras sin confirmar”, puntualizó el funcionario, quien aseguró que “ya se están acercando las familias que tienen a alguien perdido, para poderlo incluir en el censo”.Las autoridades estiman que la comunidad afectada era habitada por unas 158 personas correspondientes a 35 familias del barrio Cervantes de Manizales. El deslizamiento fue causado por las copiosas lluvias que cayeron sobre la ciudad en los últimos días.Carlos Iván Márquez, director de la oficina Nacional de Atención y Desastres del Ministerio del Interior, expresó que “el imperativo es el de salvar vidas y buscar las personas. Ya luego vendrá la revisión de las causas precisas del deslizamiento”.Al menos 150 rescatistas de la Defensa Civil, los bomberos y la Cruz Roja, apoyados por 450 miembros de la fuerza pública, intentan abrirse paso entre varios volquetes, dos retroescavadoras y toneladas de tierra.“Pensamos que aún hay posibilidad de encontrar vida”, dijo Urueña, después de narrar que en la madrugada de ayer rescataron cinco miembros de una misma familia, entre ellos dos menores, que aguantaron bajo los escombros 16 horas seguidas.A la zona llegaron los ministros de Transporte y de Vivienda, enviados directamente por el presidente Juan Manuel Santos para evaluar la situación y tomar las medidas necesarias.Testimonios de la tragediaHumberto Galeano vive hace 54 años cerca al lugar de la tragedia. Estaba despierto cuando un estruendo como el de una bomba lo sacudió. Se asomó a la ventana y se dio cuenta de la magnitud del deslave. “Nunca había pasado una cosa de estas por acá, el terreno aparentemente no tenía problemas, pero mire lo que pasó en segundos”, relató.Él fue uno de los primeros en meterse al lodo con los organismos de socorro para tratar de rescatar personas. En dos horas ayudó a sacar dos muertos.A tres cuadras, luego de que lo despertó una extraña explosión, Mario Alejandro Ríos vio una nube gris. “Pensé que se había explotado el gas domiciliario” . El nubarrón poco a poco se disolvió para dejar descubierta la tragedia.María Deisy Hernández, otra de las vecinas de la zona, comentó: “Estaba en mi pieza y sentí un ruido fuerte y constante. De pronto, vi una masa oscura. Con mi esposo y mi hija nos tiramos del segundo piso por la ventana, los vecinos nos ayudaron a bajar”. En otro cuarto estaba su hijo Walter Harvy García, rescatista y paramédico de 22 años. “Él quedó en la masa oscura”.La tragedia madrugó en Cervantes, tanto que a muchos los sorprendió en las camas. “Yo ya iba a llamar a mi hijo para que saliera a trabajar, eran como las 6:15”, comenta Maria Deisy, parada a dos cuadras de su vivienda semidestruida.Las apacibles calles del barrio, construido hace cerca de 60 años, se convirtieron en multitudes en cada esquina, sonidos de ambulancias, volquetas cargadas de tierra, huellas de lodo en las vías, corte de energía y agua, fugas de gas.También las vías se convirtieron en gritos, abrazos y mucho dolor. En segundos, la montaña, que era su compañera, se convirtió en la principal enemiga del barrio.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad