Denuncian un cartel del hambre en La Guajira tras hallazgos de la Contraloría

Julio 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Denuncian un cartel del hambre en La Guajira tras hallazgos de la Contraloría

El Icbf ha hecho una intervención integral en el departamento de La Guajira para la atención de los menores, principalmente de las comunidades indígenas.

El gobernador (e) de La Guajira, Jorge Enrique Vélez, calificó como "una vergüenza" que niños wayuu mueran de hambre mientras hay personas enriqueciéndose con los recursos de la alimentación escolar.

El gobernador (e) de La Guajira, Jorge Enrique Vélez, calificó como "una vergüenza nacional" los hallazgos fiscales encontrados por la Contraloría por más de 16 mil millones de pesos en los Programas de Alimentación Escolar, PAE, un agravante a la crítica situación de desnutrición en la población infantil de ese departamento. Lea también: Contraloría será más estricta con programas de alimentación escolar en La Guajira

El mandatario señaló que es una vergüenza que los niños wayuu estén muriéndose de hambre en La Guajira, mientras hay "otros enriqueciéndose con los recursos que deberían estar alimentando esos niños".

"No se trata del cartel de la alimentación, sino el cartel de hambre, suena muy duro, pero esta gente lo que hizo fue montar un cartel por toda la región, este informe es gravísimo", indicó en diálogo con Caracol Radio sobre los hallazgos de la Contraloría.

Además, afirmó que se debe formar un grupo de trabajo para hacer seguimiento y verificar el cumplimiento de las normas para la alimentación de los niños en Colombia. "Sino esto no va a tener solución y vamos a tener muchos niños muertos por desnutrición”, aseguró.

La Actuación Especial de Fiscalización de la Contraloría al Programa de Alimentación Escolar, PAE, y a los paquetes nutricionales financiados con recursos de regalías en el departamento concluyeron con hallazgos fiscales por $16.792 millones de pesos.

El hallazgo fiscal de mayor valor fue de $11.419 millones y corresponde a un contrato suscrito con el Consorcio Nutriendo Escolares de la Guajira, donde se pagó un mayor valor por ración de comida. Por esta misma irregularidad también se encontraron pérdidas por $4.920 millones en un contrato suscrito con el Consorcio Alimentos Juntos.

De igual forma, en la auditoria se encontró que los contratistas de la Gobernación para proveer la alimentación escolar en 2014 y 2015, son las mismas fundaciones sin ánimo de lucro que, aún ya habiendo sido cuestionadas por su gestión, se han unido en diferentes consorcios, para monopolizar las contrataciones.

Al respecto, el gobernador (e), indicó que “tenemos que ser absolutamente exigentes con cualquier contrato que se haga aquí en el departamento, que esto no vuelva a ocurrir y no volver a contratar con esto señores o fundaciones”.

Asimismo, advirtió que mientras él se encuentre en el cargo "esos señores que ni arrimen por la Gobernación, porque no tendrán ninguna posibilidad de contratar".

Otro de los hallazgos encontrados fue que en la entrega de paquetes nutricionales,  se encontraron productos venezolanos sin registro del Invima ni sanitario y, además, sin certificado de importación.

Por último, la Contraloría evidenció que en cuanto a los alimentos perecederos, la distribución se hace hasta en un lapso de dos semanas, afectando así la calidad del producto y poniendo en riesgo la salud de los menores.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad