Denuncian que Mineducación habría adquirido terrenos baldíos

Agosto 15, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Denuncian que Mineducación habría adquirido terrenos baldíos

La ministra de Educación, María Fernanda Campo.

La polémica que se ha formado en el país por los propietarios de los terrenos baldíos salpicó a la ministra de Educación, María Fernanda Campo y al director de la Agencia Colombiana para la Reintegración, ACR, Alejandro Eder.

Durante un debate de control político enmarcado en el tema de tierras, el representante Iván Cepeda denunció que la ministra de Educación, María Fernanda Campo, y sus familiares, se habrían beneficiado de terrenos baldíos que debían ser adjudicados a campesinos del Vichada en un proyecto agroindustrial de 25.000 hectáreas en las que participó la empresa Indupalma. Dicha empresa –dijo Cepeda- es gerenciada por el exesposo de la Ministra, Rubén Darío Lizarralde. Según explicó el representante del Polo Democrático, el procedimiento empleado por la Ministra y sus familiares no es ilegal, pues realizaron compras a través de SAS, que fueron en su totalidad puestas a disposición de Indupalma. Sin embargo, consideró el congresista, este es un comportamiento que “a todas luces no está bien”. Cepeda rechazó los mecanismos de despojo y de adjudicación y acumulación fraudulenta de predios en varias regiones del país, lo cual ha sido denunciado desde 2010 por diferentes personas, entre ellos varios congresistas del Polo Democrático. En esta oportunidad Cepeda se refirió a la ministra de Educación y a diferentes miembros de su familia, de quienes dijo constituyeron SAS para comprar baldíos adjudicados en Vichada que, según el parlamentario, estaban destinados a proyectos agrícolas para campesinos. Los hechos se habrían presentado mientras Campo se desempeñaba como presidenta de la Cámara de Comercio de Bogotá. Cepeda es claro al señalar que en este caso no se configura una ilegalidad, porque “cada SAS compró una UAF (Unidad Agraria Familia) sin sobrepasar lo permitido por la ley”, no obstante el representante cuestiona que una misma familia cree varias SAS para realizar dichas compras y luego ponga esos predios al servicio de un solo proyecto agroindustrial de 25.000 hectáreas. La ministra Campo desmintió anoche que ella y su familia se hubiesen beneficiado de lotes baldíos y aclaró que todo lo relacionado con el tema fue puesto en conocimiento por ella en el consejo de ministros que se cumplió hace un año.Tras hacer estas denuncias, Cepeda advirtió que a raíz de estos cuestionamientos, el Gobierno Nacional debe abstenerse de presentar el proyecto de la llamada Ley Urrutia

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad