Colombia defenderá a los isleños afectados por nuevos límites con Nicaragua

Colombia defenderá a los isleños afectados por nuevos límites con Nicaragua

Noviembre 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

El presidente Juan Manuel Santos, anunció un plan de inversiones para compensar a los habitantes del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina afectados por la reducción de mar en la nueva delimitación con Nicaragua, mientras estudia declarar una emergencia económica en la zona.

El presidente Juan Manuel Santos estudia declarar la emergencia económica en el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, como primera medida para afrontar las consecuencias del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya. “Es un plan (Plan San Andrés) que nos permite identificar una serie de proyectos, muchos de ellos que han estado en la mente de los habitantes hace muchos años, proyectos de gran envergadura que se sumarían a las inversiones recientes”, aseguró el Jefe de Estado. Según explicó, ya se han presupuestado proyectos que suman cerca 170 mil millones de pesos y lo que se quiere es que a partir de esas iniciativas se puede generar un plan que le permita asegurar un futuro mejor para los habitantes de esa región del país. “Hemos discutido la posibilidad de poder decretar una emergencia que nos permita tener los instrumentos legales y financieros para poner en marcha ese gran plan al que me refiero, en donde todos trabajaríamos de forma mancomunada”, agregó. Santos resaltó la actitud de los sanandresanos, pues dijo que los había notado más colombianos que nunca, con toda la intención de salir a adelante. Además, les envío un mensaje de tranquilidad, pues aseveró que contarán con todo el apoyo del Gobierno y los colombianos. Además anunció que se han establecido una serie de reuniones con raizales, pescadores, autoridades locales y las fuerzas vivas de San Andrés para que se puedan ejecutar las iniciativas que se han planteado hasta el momento. “Aquí volveremos cuantas veces sea necesario, es el momento de unirnos todos afrontar esta situación con le ánimo de salir adelante y los sanandresanos y todos los habitantes pueden tener la certeza que el Gobierno está a su lado”, precisó el mandatario colombiano, quien sostuvo varias reuniones este martes con autoridades, líderes y miembros de la comunidad en general. Por su parte, el ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo Salazar, el Gobierno prepara un plan de choque para apoyar a los pescadores y a la comunidad agrícola de San Andrés, a quienes se les considera como los principales afectados por la nueva delimitación marítima entre Colombia y Nicaragua. Explicó: “Las consecuencias para los que viven de la pesca serán muy graves. No se dejarán solos los pescadores, tras haber perdido una gran porción de mar en la frontera con Nicaragua”. Una eventual emergencia social y económica permitiría al gobierno contar con recursos inmediatos para inyectar en la zona para conservar, con el objetivo de garantizar las fuentes de ingreso de los pescadores. Hoy los pescadores comenzaron a sentir miedo por el recorte de mar. “No pudimos pescar, porque nos da miedo ver embarcaciones nicaragüenses”, les aseguró un pescador de la zona sanandresana a los visitantes del Gobierno. Cabe recordar que la canciller María Angela Holguín rechazó el fallo de la CIJ en la mañana de este martes y aseguró que el Gobierno apenas empieza el estudio de la sentencia para conocer exactamente las nuevas fronteras y las porciones de territorio marino.De igual forma indicó que "el país se debería unir porque tenemos que pensar en San Andrés en vez (de) que los debates sean a quién sacrificamos, a quién crucificamos y quién tiene la culpa".Primeras acciones y consecuencias tras falloYa se están comenzando a conocer las primeras acciones del Gobierno luego del fallo de la Corte Internacional de Justicia, CIJ. Pero la posibilidad de que Colombia no acate el fallo es remota, por lo que es posible que acuda a una demanda de interpretación o revisión ante la Corte. Sin embargo, esto no serviría para modificar la decisión como tal sino para se aclaren varios apartados que generan confusión para el Gobierno. Según el excanciller Camilo Reyes, “no hay otra instancia jurídica, no hay otra instancia por medio de la cual se pudiera tomar una decisión distinta, lo que sí puede hacer es pedir una interpretación de ese fallo y una interpretación si Colombia considerara que hubo circunstancias especiales que cambiaron algo en el proceso para una toma de decisión”. Reyes agregó que “el fallo está lleno de errores y de errores graves, es curioso que la Corte haya tomado tal decisión. El campo que hay para cambiar lo que ya hay es remoto”. Sin embargo, dijo lo que hay que pensar ahora es en lo que se puede hacer con lo que se tiene. Precisamente, una de las preocupaciones que han surgido se relaciona con las repercusiones del fallo para Colombia a nivel internacional, por el hecho de que Colombia firmó tratados limítrofes marítimos con Costa Rica, Honduras, y Jamaica. Sin embargo, según el presidente de la CIJ, Peter Tomka, el fallo solo relaciona a Colombia y Nicaragua, sin perjuicio de los derechos de terceros países, pero en caso de que la decisión llegue a tocar otro Estado, las negociaciones ahora también involucrarían a Nicaragua. El profesor de Derecho Internacional de la Universidad del Rosario, Ricardo Abello, considera que con la decisión no se afectará otra frontera. “Con Costa Rica ya no tenemos frontera marítima en el Caribe, con Panamá tenemos un tratado que está ratificado, pero que quedó hasta mitad de camino porque de ahí en adelante son aguas nicaragüense. Con Honduras desde el 2007 no tenemos fronteras marítimas”, explicó. La pérdida de fronteras marítimas con Honduras se debe a que en otro litigio fallado en 2007 por la CIJ, se produjo un cambio de fronteras entre ese país centroaméricano y Nicaragua, lo cual produjo que "que la frontera que estaba en el paralelo 15, entre Colombia y Honduras, perdiera vigencia porque las aguas al norte de esa zona ya son nicaragüenses".Repercusiones internas Algunos asuntos ya han quedado claros hasta el momento. Según el presidente Juan Manuel Santos, la nueva línea marítima entre Colombia y Nicaragua “no afecta los derechos de navegación” de los colombianos. Es decir, que los habitantes de San Andrés tienen derecho de transitar libremente hacia los cayos de Quitasueño, Serrana, Serranilla y Bajo Nuevo, y a derivar sustento de la pesca dentro del área reconocida por la Corte. Sin embargo, Abello advirtió que para tal fin se hará necesario el establecimiento de algunos acuerdos especiales con Nicaragua. “De acuerdo con el derecho internacional existe la opción de libertad de navegación por esas aguas nicaragüenses en la medida en que es una zona económica exclusiva, pero eso es distinto a que se pueda pescar”. En este sentido, aclaró que los pescadores podrán ir a los cayos enclavados de Serrana y Quitasueño, pero estando allí solo podrán pescar en las 12 millas de área marítima que se le adjudicó a Colombia alrededor de éstos. Otra de las consecuencias que se han derivado del fallo tiene que ver con la idea que impulsan los raizales de convertir al Archipiélago de San Andrés en un Territorio Insular Autónomo. Según lo que se ha escuchado en la isla, la iniciativa surge como respuesta a un abandono estatal y falta de defensa al departamento. De ahí que ya el Ejectuvo esté pensando en declarar estado de emergencia para poder implementar un plan que permita proteger los derechos de los pobladores y pescadores del Archipiélago. Finalmente y aunque han surgido dudas sobre si es necesario o no realizar una reforma constitucional para delimitar el nuevo mapa de Colombia, el expresidente de la Corte Constitucional, Juan Manuel Charry, advirtió que no es necesario.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad