¿Debe validarse matrimonio entre parejas homosexuales?

¿Debe validarse matrimonio entre parejas homosexuales?

Julio 26, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Redacción
¿Debe validarse matrimonio entre parejas homosexuales?

Der.Monseñor Fabián Marulanda, miembro de la Conferencia Episcopal Colombiana. Izq.Nelson Camilo Sánchez, investigador del Centro de Estudios Dejusticia.

La Corte Constitucional fallará hoy la demanda contra el Artículo 113 del Código Civil, que sólo permite la unión marital entre hombre y mujer.

La Corte Constitucional le pondría hoy punto final a la controversia que han mantenido en los últimos meses quienes defienden y quienes rechazan el matrimonio entre parejas del mismo sexo.Esta tarde el tribunal debe emitir el fallo sobre la demanda de inconstitucionalidad interpuesta por Felipe Montoya contra la definición de matrimonio en el Artículo 113 del Código Civil.El presidente del Directorio Conservador, José Darío Salazar, se sumó a las voces en contra e indicó que “la Corte no puede estar una vez más contra la Constitución Nacional”. “La Constitución dice que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, ¿qué puede fallar diferente a lo que diga la Constitución? Ellos son guardianes de nuestra Constitución y no pueden cambiarla o violentarla; tienen es que preservarla”.Por su parte el demandante de la norma, Felipe Montoya, pidió equilibrio y “que no se permita que los prejuicios religiosos separen lo que el amor une”.Pesos y contrapesosLas posiciones entre los magistrados de la Corte Constitucional sobre este tema en particular están divididas.Por un lado se encuentran las opiniones conservadoras, la cuales sostienen que el precepto de familia está definido en la Constitución y que modificarlo implicaría la reforma de muchas normas. Los magistrados Jorge Pretel, Nilson Pinilla y Gabriel Eduardo Mendoza defienden esta premisa.Por otro lado están los magistrados que defienden el derecho a la igualdad y apoyan el matrimonio entre parejas homosexuales. Son: María Victoria Calle, Juan Carlos Henao y Jorge Iván Palacio. Con ese panorama, la decisión parece estar en manos de los magistrados Mauricio González y Humberto Sierra.“Estos debates deberían llevarse a un plebiscito”, Monseñor Fabián Marulanda.¿Cree que la Corte Constitucional debe ampliar el concepto de matrimonio y abrir la puerta a la unión de parejas del mismo sexo?De ninguna manera. Por eso lo que ha hecho la Iglesia es presentar el alegato jurídico, exponiendo las razones que se tienen para pedir y reclamar que no se valide el concepto que se tiene de matrimonio y de familia. Y naturalmente, se hace sustentándolo con todos los argumentos de orden jurídico, legal y de conveniencia.¿Por qué es tan importante para nuestra sociedad que las cosas se mantengan como hasta hoy?Porque el matrimonio es una alianza en la que comparten responsabilidades un hombre y una mujer, y difícilmente un par de hombres o mujeres puede realizar ese ideal. Y segundo, porque nuestra tradición y cultura son muy largas y no aceptan tan fácil lo otro. Inclusive, sería bueno que esos debates en lugar de darse al interior de una corte o del mismo Congreso se llevaran a un plebiscito y que fuera la gente, el constituyente primario, la que tomara la decisión. ¿No ve el país preparado aún para empezar a dar este debate?Es que a veces la Corte juzga las cosas de acuerdo con lo que está pasando en otros lugares. Es posible que otros países vayan reconociendo todo eso, pero son países con otra cultura y mentalidad, y Colombia no tiene por qué adoptar lo que ve en esos lugares.¿Esto no abre la puerta también a permitir la adopción de niños por parte de parejas homosexuales?Si el país difícilmente entiende que una unión de dos personas homosexuales pueda llamarse verdadero matrimonio, mucho menos acepta que una pareja constituida en esa forma pueda adoptar niños. Además la Constitución Nacional consagra que los derechos de los niños priman sobre los derechos de las demás personas y aquí los niños pueden salir muy lesionados. Pero la Corte ya permitió que puedan heredar o afiliar a sus parejas a la seguridad social...La Corte aceptó y ha dado a las parejas del mismo sexo todos los derechos que puede disfrutar cualquier pareja en Colombia; los civiles y económicos, pero creo que ya para lo otro no es tan claro que tengan los mismos derechos que tiene una pareja heterosexual.¿Cómo percibe el ambiente en el interior del alto tribunal?Yo creo que es muy difícil que se permita y veo que la Corte quiere comprometer al Congreso a tomar la decisión. En mi opinión si la decisión no la toma el tribunal, el Congreso tampoco lo va a hacer.¿Qué opina de quienes buscan sacar adelante la propuesta?Cada uno reclama lo que considera que es justo. Ellos pueden acceder a una unión civil y conformar una pareja con todas las garantías que establece la legislación, pero que eso tenga que ser considerado necesariamente como un matrimonio, no tiene ninguna razón.“Confío en que la Corte deseche todo prejuicio”, Nelson Camilo Sánchez.¿Debe abrir la Corte Constitucional la posibilidad a matrimonios entre parejas del mismo sexo?Sí. En un país que se rige por una Constitución que se basa en la dignidad y la igualdad de todas las personas, no se puede impedir el matrimonio civil exclusivamente por la orientación sexual de los contrayentes. Es como si se impidiera el matrimonio entre personas de distintas razas.¿Qué importancia tendría esa decisión para nuestra sociedad?Por un lado, sería un reconocimiento social de gran importancia sobre tolerancia, igualdad e inclusión. Por otro lado, le permitiría a un número importante de parejas decidir si quieren formalizar sus uniones, lo cual tiene consecuencias jurídicas de protección importantes.¿Cree que Colombia está listo para dar este debate?Claro que sí. Lo demuestra la Constitución, que hace 20 años hizo una gran apuesta por la igualdad; la jurisprudencia de la Corte, que desde 2007 ha avanzado mucho, y la propia sociedad que ha discutido el tema abiertamente y múltiples voces reconocen que no se puede perpetuar esta injusticia.¿Esto también abre la puerta a permitir la adopción de niños por parte de parejas homosexuales?La Corte tiene la oportunidad, en su decisión de hoy, de abordar el tema o dejarlo para una futura demanda. Si la Corte falla a favor del matrimonio la única distinción que quedaría pendiente sería la imposibilidad de adoptar. Para allá tiene que ir la sociedad y la ley.¿Es ya un buen precedente que se haya permitido heredar o afiliar a sus parejas a la seguridad social?Claro que sí, es un precedente, tanto de que la Corte está facultada para decidir el tema, como para demostrar que el hecho de garantizar la igualdad de las parejas del mismo sexo no afecta a familias heterosexuales ni a la sociedad.¿Cómo percibe el ambiente en el interior de la Corte para el fallo?Tengo mucha confianza en que la Corte desechará los prejuicios morales y religiosos y se concentrará en el asunto de derecho. Allí, la Corte tiene suficientes argumentos para demostrar que la mejor interpretación del concepto de familia es aquella que busca la protección igualitaria del matrimonio. ¿Qué opinión tiene de quienes se oponen al matrimonio entre parejas del mismo sexo?Creo que hay dos tipos de críticos. Unos que han buscado imponer sus creencias religiosas en el debate, a quienes les diría que en un Estado laico como el nuestro, respetamos sus posiciones, pero que sus cánones no pueden imponerse hasta vulnerar los derechos fundamentales. Otros se basan en argumentos jurídicos sobre la interpretación de la Constitución y de las facultades de la Corte, con ellos hemos tenido un interesante debate y creo que ha sido muy provechoso para la democracia.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad