Colombia debe redoblar la protección a los testigos vinculados en caso Uribe: HRW

Colombia debe redoblar la protección a los testigos vinculados en caso Uribe: HRW

Abril 26, 2018 - 11:07 a.m. Por:
Redacción de El País 
Álvaro Uribe

Álvaro Uribe, expresidente de Colombia y Senador de la República

Agencia EFE

Human Rights Watch pidió este jueves a las autoridades colombianas reforzar las medidas de protección para los testigos vinculados en la actual investigación que adelanta la Corte Suprema contra el expresidente Álvaro Uribe. 

Esto luego del asesinato de Carlos Enrique Areiza, uno de los testigos clave en la disputa que mantiene el hoy senador Uribe con el también parlamentario Iván Cepeda por presunta manipulación de pruebas en una indagación sobre paramilitarismo. 

"Un testigo relacionado con una investigación penal contra el expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez fue asesinado el 14 de abril y otras personas involucradas en el caso han recibido amenazas. Las autoridades deberían reforzar las medidas de protección para los testigos y sus familiares", precisó la HRW a través de un comunicado. 


La investigación contra Uribe fue ordenada el pasado 16 de febrero, luego de que la Corte analizara una denuncia que interpuso el mismo expresidente contra Cepeda por supuestamente haber manipulado los testigos para inculparlo a él y su hermano, Santiago Uribe, en hechos atroces cometidos por paramilitares en Antioquia. 

En esa investigación, la Corte concluyó que Cepeda no había manipulado testigos y, sin embargo, hallaron irregularidades que dieron pie para abrir indagación contra Uribe. 

“La Sala Penal de la Corte Suprema de Colombia ha demostrado una notable valentía al iniciar esta investigación sobre Uribe”, destacó José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch. “Pero tal vez nunca se descubra la verdad si las autoridades penitenciarias, la Fiscalía y la Unidad Nacional de Protección no garantizan la máxima protección a los testigos y sus familiares”, complementó. 

Carlos Enrique Areiza fue asesinado en un centro comercial en el municipio de Bello, Antioquia. Allí, dos hombres que se desplazaban en una motocicleta sin matrícula lo balearon contra el testigo, de quien se supo era un exintegrante de los paramilitares. 

“La Fiscalía General de la Nación debe llevar a cabo una investigación urgente y exhaustiva sobre los motivos detrás del homicidio de Areiza, así como las amenazas a los demás testigos”, señaló Vivanco.

Lea también: Uribe desata polémica al decir en Twitter que Areiza es "un buen muerto"

Ya habían pedido protección 

En su sentencia de febrero, la Corte Suprema había instado a las autoridades a reforzar las medidas de seguridad a favor de tres testigos: Areiza, Juan Guillermo Monsalve y Pablo Hernán Sierra, otros dos exmiembros de grupos paramilitares. La corte manifestó que los testigos vivían con “constante incertidumbre y temor” de sufrir represalias.

En 2014, Areiza testificó que Luis Fernando Ramos, exgobernador y cercano de Uribe, había actuado en connivencia con grupos paramilitares.

Sin embargo, en 2015 se conoció una carta supuestamente firmada por Areiza, en la cual manifestaba que el senador Cepeda le había ofrecido 100 millones de pesos colombianos para que implicara falsamente a Uribe y a Ramos en delitos.

En 2016, Areiza fue condenado por falso testimonio debido a sus señalamientos de que Ramos estaba implicado en connivencia con grupos paramilitares, luego de que él admitiera el falso testimonio en un preacuerdo con la Fiscalía. La sentencia dictada en febrero por la Corte Suprema ordenó iniciar una investigación sobre ese “cuestionable” preacuerdo.

Presuntamente Areiza manifestó a la Corte Suprema, en su declaración en el caso Uribe-Cepeda, que la carta había sido falsificada utilizando hojas en blanco que él había firmado. El 21 de abril, el periodista Daniel Coronell difundió unos testimonios, en los cuales Areiza afirma que “tenía mucho miedo” a lo que “rode[a] a esa carta” y que estaba “empeza[ndo] a temer por su vida”. Areiza dijo a la corte que había recibido amenazas debido al testimonio contra Ramos y que había firmado los papeles para no “terminar… muerto”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad