Debate sobre matrimonio gay en Colombia fue aplazado hasta el próximo martes

Debate sobre matrimonio gay en Colombia fue aplazado hasta el próximo martes

Abril 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País Bogotá
Debate sobre matrimonio gay en Colombia fue aplazado hasta el próximo martes

En Colombia, tras la no aprobación en el Congreso del proyecto que promovía el matrimonio entre personas del mismo sexo, la minoría Lgtbi buscará por medio de la Tutela que se les permita la adopción de niños.

Por falta de señal de televisión para su transmisión, hasta el próximo martes quedó aplazado el debate y posterior votación del proyecto de ley para que sea legal el matrimonio entre parejas del mismo.

La falta de señal de televisión en directo fue determinante para que el miércoles el debate y votación del proyecto de ley del matrimonio para parejas del mismo sexo fuera aplazado para el próximo martes, fecha en la que se terminarán de escuchar las posiciones de las bancadas y se procederá a tomar una decisión.La decisión fue adoptada tras una proposición del senador Juan Carlos Restrepo, quien dijo que “este es un debate que tiene expectativa nacional y no podemos continuar sin señal de televisión”, por lo que propuso el aplazamiento que fue puesto a consideración de la plenaria que apoyó el planteamiento con 35 votos a favor y 30 en contra.No obstante, el senador conservador Eduardo Enríquez Maya aseguró que se debió adelantar el proceso, ya que “las votaciones no van a cambiar y el proyecto tiene las mayorías negativas aseguradas”.El planteamiento de Enríquez se basó en el acuerdo que firmaron las bancadas de la U y los conservadores, quienes determinaron no acompañar la iniciativa con el argumento de que la propuesta del matrimonio podría conllevar a la legalización de la adopción de menores por parte de las parejas del mismo sexo.El senador José David Name, de la U, por su parte, dejó claro que “no es el momento histórico del país para aprobar el proyecto de matrimonio igualitario”.Debate accidentadoHacia las 4:00 p.m. comenzó la plenaria en el marco de las protestas que se registraron en la Plaza de Bolívar desde tempranas horas. En una primera intervención, la senadora Gilma Jiménez acusó al senador Roberto Gerlein de estar “presionando a diferentes grupos para hundir el proyecto”.A lo que el senador respondió que “si usted fuera a mi computador y viera los mensajes que he recibido se daría cuenta que, incluso, a mi madre en la tumba ha debido molestarle”.Luego anotó: “No quiero que se piense por un instante que me abstengo de intervenir por las amenazas” y añadió que “si hay un lobby agresivo en el mundo, es el gay; no tiene límite, no tienen barrera, recurren a cualquier instrumento, amenazan, adoptan posturas que le hacen más daño a su propia causa”.A renglón seguido, el autor del proyecto Armando Benedetti salió en defensa de la iniciativa y dijo que de hundirse quedaría demostrado que “los jueces y la Corte Constitucional seguirán legislando y se dará otra prueba más de que el Congreso no sirve para nada y no representa a nadie”.De la misma manera, rechazó la posibilidad de cambiar la figura del matrimonio a la unión solemne de la que aseguró “es la forma más horrible de discriminar a una población. Sería exactamente como cuando les ponían a los judíos una estrella de David”.Luego, se abrió el micrófono para los particulares y hubo ataques y defensas a la iniciativa. El primero en hacerlo fue Luis Carlos Henao De Brigar, vicepresidente del foro nacional de la familia, quien dijo que “sin matrimonio y sin familia no es posible la sociedad ni el Estado. No es la ley la que nos confiere el derecho a casarnos” y añadió que “la familia fue reconocida por la declaración universal de los derechos humanos, por lo que no es un favor que nos hace la ley”.La representante de Colombia Diversa, Marta Lucía Cuéllar, reconoció que ella tiene un matrimonio heterosexual y que fruto de esa unión hay un hijo gay. “Mi dolor de madre me mostró la discriminación a la que ha sido sometido él”.Insistió en que se trata de derechos, porque estas minorías son maltratadas, tanto que la pareja de su hijo falleció y a él no le reconocieron el seguro, por lo que dijo, en la eventualidad de un hundimiento del proyecto, que “esto va a cambiar con o sin su apoyo. Las nuevas generaciones les van a pasar factura”.Uno de los mayores críticos fue el teólogo Mario Cely, quien aseveró que “está probado que los niños criados por parejas homosexuales tienen una psicopatología: tienen relaciones homosexuales a más temprana edad multiplicando el Sida”.Luego el senador Hernán Andrade dejó claro que la interpretación que su colega Benedetti le está dando a la sentencia de la corte es errada debido a que “no se habla de matrimonio sino de la unión solemne. Senador Benedetti, se equivocó en el camino y no podemos legislar en materia de matrimonio”.Al final una polémica se abrió con el senador Camilo Romero, quien denunció que la procuradora Ilva Myriam Hoyos estaba en el recinto y a través de chat “está haciendo lobby para hundir el proyecto”. Y el senador Jorge Hernando Pedraza lo recriminó y le pidió altura, al leer un trino de Romero que decía: “El único matrimonio que se acepta en el Congreso es el de la U y los conservadores”.Gresca en la Plaza de BolívarA pocos minutos de que se diera inicio a la votación para definir la suerte del proyecto que pretende establecer en Colombia el matrimonio entre parejas del mismo sexo, diferentes grupos se concentraron en la Plaza de Nariño, para expresar sus opiniones. Sin embargo, con el pasar de los minutos y entre más cerca estaba la hora de la votación, los ánimos se empezaron a caldear entre los asistentes. Hasta ese lugar llegaron representantes de organizaciones LGBT, iglesias cristianas y grupos de extrema derecha que han hecho del debate del proyecto de ley una excusa para insultarse. Los manifestantes trataron de expresarse con pancartas, bailes y arengas a favor de su posición, lo que hizo tensionante el encuentro en el centro de la ciudad. La concentración se dio luego de que se conociera que el proyecto está prácticamente hundido, pues las bancadas con mayoría numérica en el senado de la República, es decir los integrantes del Partido de la U y el Conservador, anunciaron que su voto será en contra de la iniciativa. Pero en medio de esa protesta también se dio un momento de tensión cuando un grupo de varios jóvenes opositores se enfrentaron verbalmente con el representante a la Cámara, Iván Cepeda, quien acompañaba a las comunidades LGTB.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad