Damnificados del Meta arrancan de cero tras avalancha que los dejó sin nada

Damnificados del Meta arrancan de cero tras avalancha que los dejó sin nada

Noviembre 18, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Damnificados del Meta arrancan de cero tras avalancha que los dejó sin nada

Habitantes del municipio de El Castillo en el Meta, llevan varios días reponiéndose de lo que fue, para los más de 5 mil miembros de esa comunidad, el peor día de su vida.

Las autoridades adelantan el censo para establecer la cantidad de damnificados.

Los habitantes de Medellín del Ariari, una inspección de policía del municipio de El Castillo en el Meta, llevan varios días reponiéndose de lo que fue, para los más de 5 mil miembros de esa comunidad, el peor día de su vida. Recordaron los angustiosos momentos que vivieron durante la emergencia invernal que los dejó sin nada, por el desbordamiento del río Aguas Claras, que pasa a solo a unos metros del centro de la población. “Nosotros estábamos en la casa, común y corriente, cuando fue que llegó la avalancha y nos cogió desprevenidos a todos, las casas se inundaron y no nos dio tiempo de nada, ni de sacar las cosas, todo se perdió”, comentó Jenny Espinel, habitante de la zona. Para Célico Niño, un joven de tan solo 23 años, esta jornada de dolor y miedo ha sido la más dura de su existencia, vio cómo sus amigos y vecinos hicieron hasta lo imposible para salvarse y salvar a sus niños. “Por allá arriba, la corriente arrancó un poco de palos, de árboles, a la gente le tocó treparse en los árboles donde pudieran salvarse, porque el agua era mucha”, dijo el joven. Doña Celmira Bolaños, una mujer cabeza de familia, lo único que le importaba era poner a salvo a sus dos pequeñas hijas, ahora más tranquila, pero con su corazón golpeado, trata de dejar su casa tal y como estaba antes de la avalancha. Ella con lágrimas de infinito dolor dice que solo le quedaron Dios y sus hijas. “Aquí lo único que toca es confiar en Dios, y seguir adelante, trabajar y seguir adelante”, comenta mientras limpia las lágrimas que ruedan por sus mejillas. Otros apelan a la tenacidad de la raza llanera, y aseguran que si un día la sangre bravía sirvió para libertar al país, ahora también servirá para retomar el rumbo. “Somos guapos y nos levantamos, así hallamos caído, pues nos toca volvernos a levantar otra vez”, agregó Fernando Bustos. Por su parte, muchos llaneros se han solidarizado con la causa, y han acudido a amigos, almacenes de grandes superficies y al buen corazón de quienes quieren ayudar a mitigar las necesidades de los damnificados, llegaron hasta esta población con varios camiones repletos de amor y elementos que le servirán a los que lo perdieron todo. “Nos pusimos a pensar en nuestros hermanos del Ariari, y nos reunimos con unos amigos y logramos traerles hoy colchones, colchonetas, frazadas, mercados, kits de aseo, pero sobre todo, les traemos nuestra solidaridad, porque es lo que ellos más necesitan en estos momentos, que sientan que así sea mucho o poco, pero la mano amiga está ahí apoyándolos”, dijo Carlos Osorio, líder comunal del Meta. Infraestructura vial averiada La columna central de uno de los puentes más importantes del sector de Medellín del Ariari, cedió ante la fuerza brutal de las corrientes, la pila del medio tuvo una inclinación considerable, lo que lo hace intransitable, por lo que ahora es necesario, que con carretillas haladas por caballos, los campesinos saquen sus cosechas de plátano y yuca, por el centro del río, arriesgando la vida de quien dirige el rudimentario modo de transporte, pero es que no cuentan con más. Por la afectación del puente que pasa por encima del río Aguas Claras, hay 17 veredas y más de 2.500 personas aisladas en la parte alta de la montaña, por eso los habitantes de la zona, pidieron al gobernador del Meta, Alan Jara, que intervenga de inmediato para arreglar el paso vehicular y así evitar peores consecuencias, como la pérdida millonaria de las cosechas. Fue necesario que enviaran desde Granada, Meta, dos carrotanques del cuerpo de bomberos de esa ciudad, para que apoyara las labores de distribución del preciado líquido, ya que las redes del acueducto colapsaron totalmente y desde la avalancha, los pobladores del casco urbano no cuentan con el servicio de acueducto. En las próximas horas, las autoridades entregarán un nuevo balance de damnificados, ayudas humanitarias entregadas y pérdidas materiales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad