Dama de primera

Junio 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Claudia L. Bedoya | Redacción de El País

Expertos en imagen analizan el estilo de la nueva Primera Dama de los colombianos, María Clemencia de Santos, conocida como 'Tutina'. Sin haber llegado a la Casa de Nariño, ya está en la mira por cuenta de su 'glamour'.

Sin haber llegado a la Casa de Nariño, la nueva Primera Dama de Colombia, María Clemencia Rodríguez de Santos, ya está en la mirada pública por cuenta de su ‘glamour’. Ella, la mayor amiga y confidente del electo presidente Juan Manuel Santos ya ha empezado a dar cátedra de estilo. De hecho, figura en la lista de las mujeres más elegantes del país según la revista Jet-Set. Es conservadora, pero no tanto como Lina Moreno de Uribe; es muy atractiva, pero no tan osada como Carla Bruni ni tan protagónica como Michelle Obama.‘Tutina’, como se le conoce, “se destaca por ser una mujer elegante por naturaleza, tiene un estilo propio y siempre está bien vestida. Refleja la imagen de una primera dama de nuestro país, pero imprimiéndole personalidad y excelente gusto”, dice el asesor de imagen Isaac Nessim. Aunque algunos insistan en que será la Carla Bruni colombiana, por la elegancia que irradia siempre en sus apariciones públicas, diseñadores como Renata Lozano, argumentan que no hay razones para compararlas. “Ambas son Primeras Damas, pero como mujeres son dos esencias diferentes. Carla es liberal, fue modelo y sabe manejar muy bien los dos roles, por eso cuando asumió su posición de esposa de un presidente le apostó a los vestidos tipo Jackie Kennedy para acertar. Mientras que María Clemencia es auténtica, es tan coherente que viste como piensa y no necesita hacer esfuerzos para lucir elegante porque lo es por esencia”, explica la creadora caleña.El estilo de María Clemencia es tan único que el diseñador Fernando Salazar elogia el hecho de que no busque el protagonismo. “Nunca ha sido ajena al concepto de la imagen, su experiencia como relacionista pública y directora de entidades la han mantenido con una vida social activa. Eso sin olvidar que es una mujer de belleza clásica, que cuando uno la aprecia, transmite cosas muy buenas”.Pero su elegancia no hace parte de una estrategia de campaña. Su buen gusto es una impronta de su personalidad, asegura Pilar Luna, hoy directora editorial de la revista Infashion y quien recuerda a la elegante María Clemencia de hace una década. Isaac Nessim, quien la conoció cuando él trabajaba en el Canal Caracol, reconoce que siempre la vio “como una mujer moderna y fresca, que con su personalidad le da una identidad a los trajes que lleva”.Aunque su más reciente aparición pública fue hace una semana, cuando acompañó a su esposo en el acto de proclamación del triunfo, su imagen fresca con jeans clásicos, una blusa de escote discreto y una chaqueta con gorgueras, se quedó grabada en la memoria de muchos colombianos. “Creo que ella impondrá su estilo y estoy segura que muchas mujeres la admirarán por su manera de vestir y hasta querrán imitarla”, sentencia la diseñadora María Luisa Ortíz.La dama de las chaquetasAl revisar los distintos momentos de la vida de María Clemencia y sus apariciones públicas, hay una prenda que se roba el show: la chaqueta. De acuerdo con Renata Lozano, la elección de esa pieza significa que María Clemencia “nunca quiere desentonar, porque con una chaqueta a mano nunca te verás desarreglado, en ninguna situación y en ningún clima”.El diseñador Fernando Salazar también elogia la manera como ‘Tutina’ maneja las chaquetas. “Es muy versátil a la hora de combinarlas y saber llevarlas para transmitir elegancia. Además la sobriedad, la modernidad y la sofisticación se notan más con una buena chaqueta”. El asesor de imagen Isaac Nessim resalta “su sentido práctico de la elegancia, basado en la habilidad que tiene para armar un look, donde incorpora elementos de alta moda y buen tallaje, con excelente dominio del color y accesorios discretos y actuales. Su ideal es vestirse siempre como una mujer natural y auténtica, pero al mismo tiempo, buscando innovar y marcar tendencia y recordación”. María Luisa Ortíz considera que no debe hacer cambios: “Deber seguir escuchando su corazón para vestirse, pues siempre se ve muy bien. Nunca está fuera de lugar”, aconseja.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad