Cultura laboral para formalización del empleo

Junio 17, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Juan Pablo Córdoba Garcés | Colprensa
Cultura laboral para formalización del empleo

El CNE confirmó que Antanas Mockus sí renunció a la presidencia del Partido Verde antes de inscribirse como candidato, por lo tanto no está ejerciendo doble militancia.

Crear confianza, la clave para generar nuevos puestos de trabajo.

Mockus, fiel a su tradición, más que meterse en los detalles de un Plan de Gobierno, insiste en la importancia de cambiar la cultura de la sociedad para que la convivencia y el progreso sean una realidad. Hace una reflexión profunda sobre el sesgo anti-empleo que prevalece en la sociedad colombiana fruto de años de violencia, rivalidad entre empleados y patronos y una cultura anti-sindicalista.El problema del empleo no es que haya incentivos al capital necesariamente sino que los empresarios prefieren, por desconfianza, emplear el menor número de personas posible. Esto, combinado con una falta de reconocimiento social al empresario exitoso, produce una especie de bomba atómica que termina en una sociedad sumida en la informalidad.Para atacar este problema de raíz hay que ir al fondo del asunto: insistir desde el sistema educativo en los valores sociales, construcción de confianza, respeto a los derechos de propiedad, reconocer el valor del emprendimiento y promover la solidaridad. Y, a la Mockus, propone usar los medios de comunicación masivos para promover la cultura social que encarne estos valores.¿Cuáles son sus propuestas para generar crecimiento económico y empleo?En el largo plazo, el desarrollo del país dependerá de incrementar la calidad del capital humano. Nuestro programa reconoce al carácter central de la educación. La educación, la ciencia y la innovación tendrán un lugar prioritario en nuestros planes de inversiones. Con educación de calidad, el talento de millones de colombianos será reconocido y aprovechado. Con innovación, el campo y la ciudad serán más prósperos y productivos. Con ciencia y tecnología, las oportunidades de la globalización serán reales, no supuestas. Con educación, ciencia e innovación, habrá más empleo y más oportunidades para todos.¿Qué propuestas tiene para resolver éstos impedimentos?Los incentivos existentes conspiran en contra de la formalidad laboral. La informalidad (y muchas veces la ilegalidad) son las únicas opciones reales para millones de jóvenes que ingresan cada año al mercado de trabajo. El modelo imperante en Colombia castiga la generación de empleo y premia la informalidad laboral. El empleador que invierte recibe exenciones, el que genera empleo paga impuestos. El empleado informal recibe subsidios y el formal debe pagar contribuciones. Y ambos en la formalidad no comparten la misma visión económica.En este aspecto mi aproximación ideológica es tremendamente culturalista y debo acudir a teorías que afirman que el ser humano no es económicamente racional, pues de hecho se puede ver que es capaz de perder económicamente mucho por causa de prejuicios y emociones.Acá hablo de la relación empleador empleado y mi propuesta en este sentido es trabajar para crear una cultura alrededor de los prejuicios que hay en torno a los roles de uno y otro, llevándolos a aceptarse mutuamente a través de mecanismos de integración cultural.¿Qué propuestas tiene su plan de gobierno para resolver estos impedimentos?Conduciremos la política económica hacia un equilibrio caracterizado por menores exenciones, mayor equidad y sostenibilidad fiscal.Por ejemplo, yo siento a la gente muy maltratada por la flexibilización del marco legislativo laboral y en especial con temas como el pago de las horas extras. Sin embargo en este momento no podemos desmontar esta figura con una cifra de desempleo tan alta como la que tenemos ahora pero, apenas la situación alivie se puede pensar en un nivel intermedio de protección de la fuerza de trabajo.También conduciremos un ambicioso plan de corto plazo: elevaremos el ritmo de las obras en infraestructura de transporte, educativa y la construcción de vivienda nueva. Generaremos una cultura del emprendimiento apoyada mediante mayores créditos educativos, capital semilla, y espacios para el intercambio de ideas y productos, que redundarán en nuevos ingresos y empleos.La combinación de parafiscales, incentivos tributarios y subsidios generan desincentivos a la generación de empleo formal ¿Comparte este diagnóstico?Efectivamente la multiplicación de exenciones y subsidios, financiados en parte con mayores cargas tributarias al trabajo, tienen un impacto en la generación de empleo formal. Sin embargo, los programas que se financian por estos rubros juegan un papel fundamental en la política social y serán mantenidos y profundizados en nuestro gobierno.¿Qué propuestas de reforma a estos tres elementos (u otros) tiene en su plan de gobierno?Premiaremos la creación de empleo formal con beneficios tributarios. Eliminaremos o suspenderemos exenciones al capital regresivas y combatiremos el incumplimiento de normas laborales. La legalidad democrática implica, entre otros, el respeto pleno de los derechos del trabajador.Los jóvenes son los principales afectados por esta problemática. Por ellos, incrementaremos la cobertura en educación superior, especialmente en educación técnica y tecnológica. Fortaleceremos el Sena. Enfatizaremos la formación de personas en los sectores más dinámicos. Apoyaremos la Ley de Primer Empleo.¿Cómo propone manejar el boom minero energético?El boom minero energético llama la atención sobre la necesidad de un gobierno transparente en lo público. Evitar la maldición de los recursos naturales es evitar la captura de rentas y la corrupción. Desde la Nación, una parte de las rentas excedentarias de la renta petrolera se invertirá por fuera del país y otra se utilizará para reducir la deuda externa del Gobierno Nacional.A su vez, el desarrollo de la industria minera tiene externalidades positivas que pueden aprovecharse. Nuestra propuesta apoyará la investigación y desarrollo con el fin de propiciar la acumulación de conocimiento local.¿Cuál es su propuesta para manejar el alto déficit fiscal?El déficit fiscal y la necesidad de mayores inversiones en rubros como la justicia, la salud, los desplazados, la educación, la ciencia y la tecnología, hacen que deba promoverse con urgencia una reforma tributaria.Se procurará que, por un tiempo, el crecimiento del gasto público sea menor al crecimiento de la economía hasta que se alcance un relativo equilibrio fiscal, con base en la obtención de un superávit primario que significa que el país está reduciendo su endeudamiento.Se apoyará una regla fiscal que aumente el ahorro en las épocas de bonanza y que incremente cuidadosamente el gasto en las fases de bajos precios y cantidades. Una vez superado este escollo, un estado más estructurado y eficiente contribuirá a acelerar el crecimiento económico y a aumentar el bienestar de los colombianos.¿Piensa hacer una Reforma Tributaria? ¿Por qué y cómo?La reforma tributaria es una necesidad. Incluso Juan Carlos Echeverry, principal asesor de la otra campaña, hace algunos meses reconocía esta verdad innegable.Promoveremos una reforma tributaria que aumente el recaudo en alrededor de dos puntos del PIB, que recupere la neutralidad del sistema tributario, que aliente la formalización y que fortalezca la capacidad administrativa de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) para reducir drásticamente la evasión y la elusión. Las tarifas serán moderadas.Se gravará más a las personas naturales que a las empresas mismas, exonerando los ingresos a las personas de menores ingresos. Se buscará incluir a los propietarios de grandes extensiones rurales para que contribuyan lo justo. Se examinará la conveniencia de reducir o eliminar el impuesto a las transacciones financieras.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad