Cuatro muertos y once heridos dejó alud en zona esmeraldera en Boyacá

default: Cuatro muertos y once heridos dejó alud en zona esmeraldera en Boyacá

Entre los heridos están dos menores de edad, quienes fueron reportados en delicado estado de salud.

Cuatro muertos y once heridos dejó alud en zona esmeraldera en Boyacá

Septiembre 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa
Cuatro muertos y once heridos dejó alud en zona esmeraldera en Boyacá

Los organismos de socorro adelantan las labores con el fin de rescatar los cuerpos de las personas que están atrapadas por el alud.

Entre los heridos están dos menores de edad, quienes fueron reportados en delicado estado de salud.

Un alud de tierra que se presentó en el sector conocido como Palo Blanco, en jurisdicción del municipio de Quípama, causó la muerte de cuatro personas y dejó 11 más heridas, entre estos últimos se encuentran dos menores de edad quienes están en delicadas condiciones de salud. El derrumbe se registró hacia las 9:00 de la noche, justo cuando alrededor de 500 personas se encontraban en el lugar buscando esmeraldas, luego de que el día anterior corriera la noticia del hallazgo de una veta en donde se ubicaría la ansiada piedra preciosa. Si bien las autoridades confirmaron la muerte de cuatro personas, dos de las cuales fueron identificadas como José Gerardo Medina, de 55 años, y Silvano Edison Ruiz, de 25 años, no se ha determinado si aún hay más víctimas. Todavía se adelantan labores de búsqueda. En el hospital Santa Ana del municipio de Muzo fueron atendidos los 11 heridos, ocho de los cuales fueron remitidos al hospital de Chiquinquirá debido a la gravedad de las lesiones. “La mayoría de los heridos, al igual que las personas muertas, son oriundas de Muzo. Los sobrevivientes presentan trauma craneoencefálico severo, fracturas en pelvis, fracturas abiertas de tórax y en tibia y peroné. Entre estos se hallan dos menores de edad, cuya situación de salud es delicada”, dijo Luis Fernando Salazar, gerente del hospital Santa Ana de Muzo. De acuerdo con lo expresado por el alcalde de Quípama, Édgar Hernán Morón Triana, la tragedia se debe en gran parte a la excavación superficial de la veta en donde al parecer se encontraron las esmeraldas. “Por fortuna, el número de víctimas no fue más grande ya que en este sitio se encontraban alrededor de 500 personas. Este es un lugar de difícil acceso y las lluvias leves que han caído en los últimos días pudieron influir para que el terreno se resquebrajara”, expresó Morón, burgomaestre de la localidad de Quípama. El sector en donde cayó la tierra se conoce como Palo Blanco, el cual se ubica entre predios de la firma Mina Real y el antiguo Coexminas, ambas empresas legalmente constituidas y que se dedican a la explotación de las gemas. Se estima que en el sitio de la emergencia habrían caído unos 20 metros cúbicos de tierra y piedra que se desplomaron justo los guaqueros que se encontraban en la ladera de la montaña. Acerca de la emergencia se manejan dos versiones. Una de ellas es que habrían caído piedras dentro de la boca del túnel, mientras otras personas dicen que se vino toda la loma. De acuerdo con testigos del hecho, cientos de guaqueros llegaron a buscar esmeraldas e ingresaron al sitio sin autorización a los predios privados y no portaban ninguna protección, cuando ocurrió el fatal accidente. Una situación parecida se presentó a comienzos de este año en la población de Pauna, cuando unos obreros que realizaban diversas labores en la construcción de la Transversal de Boyacá, que comunica a Puerto Boyacá con Otanche, hallaron una veta de esmeraldas y el lugar tuvo que ser militarizado para evitar inconvenientes de orden público.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad