Cuatro mineros continúan atrapados bajo tierra en Boyacá

Septiembre 23, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

Las posibilidades de encontrar a los mineros con vida son cada vez mas remotas ya que aumentaron las concentraciones de Metano, además de que subieron las concentraciones de Monóxido de Carbono por encima de las 1300 partes por millón.

El derrumbe ocasionado por la explosión, a más de 450 metros de profundidad en la mina ‘El Diamante’, del municipio de Socha, Boyacá, la mañana de este miércoles, ha dejado como resultado tres muertos, tres heridos y a cuatro desaparecidos.De acuerdo con la información suministrada a ‘Boyacá 24 Horas’, por parte de voceros de Ingeominas, en la noche del jueves aumentaron las concentraciones de Metano, además de que subieron las concentraciones de Monóxido de Carbono por encima de las 1300 partes por millón. En tal efecto, los expertos consideran que resulta muy difícil hallar a los desaparecidos con vida."seguimos trabajando incansablemente. Tenemos condiciones atmosféricas muy adversas. Estamos ventilando la mina para poder disminuir las concentraciones de Monóxido de Carbono. Todo el mundo debe conservar la esperanza de que se esas personas estén con vida, no podemos darlas por muertas desde ya. Obviamente a medida en que avanzan las horas, por las condiciones atmosféricas y de la mina, la posibilidad de hallar vida es muy corta, pero hasta que no tengamos contacto con ellos, no podemos afirmar nada", informa el ingeniero Mauricio Flechas Hoyos, coordinador del Grupo de Trabajo Regional Nobsa de Ingeominas.Algunos obreros que se hallaban metros arriba de la explosión y alcanzaron a sobrevivir, comentan el drama que vivieron al observar que una gran nube de humo surgía de las profundidades de la mina e invadía todo el ambiente. Apenas tuvieron los segundos contados para correr luego de escuchar el fuerte estallido.Carlos Rodríguez, uno de los sobrevivientes ilesos, narra esos momentos de pánico: "apenas oímos que se había explotado eso, salimos corriendo con todas nuestras fuerzas porque además de que sonó muy duro, salía un humo que apenas llegó a nosotros quedamos mareados. Lo único que pensé fue en no dejarme desmayar por el gas y salvar mi vida y la de mis compañeros que estaban cerca".El coronel Luis Fernando Piñeros, director del Comité Regional de Emergencias, señaló que el origen de la tragedia fue una chispa que se produjo preciso en el momento en el que hubo gran acumulación de gases al interior del socavón, causando una explosión que acabó de inmediato con la vida de y en seguida, el derrumbe tapó las entradas de oxígeno y ello llevó como consecuencia la muerte sus dos compañeros más cercanos:La tristeza y la desolación han invadido el lugar, pues segundo a segundo se han ido acercando los familiares de las víctimas y de quienes aún, continúan atrapados con muy pocas esperanzas de supervivencia.Varias horas se han invertido para hacer frente a la situación ocasionada por el incidente y para rescatar a los demás mineros atrapados, utilizando equipos de oxígeno artificial. Por otro lado, Édgar Fabián Morales, coordinador nacional de Seguridad y Salvamento Minero de dicha entidad, explicó que una escasa ventilación y un indebido control de los gases causaron la explosión del metano.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad