¿Cuáles serán los métodos anticonceptivos para hombres en el futuro?

¿Cuáles serán los métodos anticonceptivos para hombres en el futuro?

Marzo 04, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Píldoras, inyecciones y ultrasonido testicular son algunos de los métodos de anticoncepción con los que contarían los varones. Vistazo.

Por la cultura machista en la que han sido criados; por mitos como que el uso del condón es complicado o que con él no obtienen el mismo placer; por temor a cualquier cirugía en sus órganos genitales o a perder la virilidad o la libido...Estas son algunas de las razones que esgrimen los hombres para rechazar los actuales métodos de anticoncepción masculina como el condón y la vasectomía. La responsabilidad entonces de la planificación recae exclusivamente en las mujeres como hace muchas décadas atrás.Sin embargo, está germinando un nuevo tipo de hombre con proyectos claros de vida, de estudios, de viajes, que quieren compartir más tiempo solos con su pareja o que definitivamente no quieren tener hijos y que está interesado en planificar.De ahí que, como asegura la trabajadora social y asesora de servicios de Profamilia Sandra Scarpetta, sean muchos los jóvenes que se están acercando a preguntar sobre la existencia de píldoras o inyecciones exclusivas para ellos, porque quieren ser participantes activos en la anticoncepción.En Profamilia se les explica que están a la espera de que la Organización Mundial de la Salud, OMS, apruebe los estudios que desde diferentes lugares del mundo se vienen adelantando para que los hombres prevengan embarazos no deseados y que por tanto, lleguen a Colombia los productos nacidos a raíz de esas investigaciones. Mientras arriban al país estas nuevas iniciativas, que se especula, pueden tardar 2, 5 , 10 o más años, los motivan a conocer sobre los métodos más efectivos para ellos en la actualidad.Por eso, con la asesoría de los médicos urólogos Antonio Joaquín García y Lupi Alejandro Mendoza, El País presenta algunos de los procedimientos o fármacos de anticoncepción masculina que se estudian hoy en el mundo:Futuros métodos anticonceptivosULTRASONIDO TESTICULAR: Su tecnología se basa en hacer vibrar ondas ultrasónicas y producir un calentamiento en los testículos para que los espermatozoides no se produzcan bien.Se realizaría durante una sesión de 10 minutos encima del escroto, sin producir dolor. Se busca que tenga una efectividad de seis meses. El temor es que el hombre quede con infertilidad permanente. Por eso sigue en estudio. PÍLDORAS: Una es a base de testosterona más progesterona, es decir una hormona masculina y otra femenina que tienen que ver con el embarazo. Con el medicamento se busca la disminución de producción de espermatozoides a nivel de testículo. Podría tener una efectividad del 95 %. Pero provoca aumento de peso y problemas cardiacos.Hay otra píldora a base de progesterona y progestágeno. La investigación la hace en Australia el Anzac Research Intitute de Sydney. Se dice que podría estar lista en dos años. INYECCIONES: A base de hormona testosterona, se colocaría en el biceps como especie de un dispositivo.Tendría una efectividad hasta de doce meses.Hay otro estudio sobre una inyección que se aplicaría bimensualmente. Esta inyección hace que el cerebro no produzca la hormona LHRH-13 que estimula la producción de testosterona para producir espermatozoides. POLÍMERO: con este método se inhibe el paso del esperma a la eyaculación. Funcionaría así: en el conducto deferente (por donde se transportan los espermas) se inyecta un polímero (como un líquido). Este hace que el espermatozoide se inactive, lo destruye. Actúa entonces como un espermaticida.MANIPULACIÓN DE GEN: al gen de la fertilidad, llamado Katnal 1, se le está estimulando con drogas para que no madure completamente los espermatozoides y producir así infertilidad. Este estudio lo está liderando el Dr. L. Smith, experto en genética endocrina del Centre for Reproductive Health University of Edimburgo, Escocia.Según los autores del estudio, el anticonceptivo no tendría para los consumidores efectos secundarios como irritabilidad, acné o cambios de humor. VASECTOMÍA REVERSIBLE: se inyecta una sustancia química en los conductos que transportan los espermatozoides para impedir su paso al exterior. Después se aplicaría una sustancia que elimine el químico inyectado para que el hombre pueda volver a procrear. GEL SINTÉTICO: se inyectaría y tendría una efectividad de diez años. El gel hace que el espermatozoide pierda la capacidad de fecundación. GOSIPOL: Sustancia que se extrae del aceite de la semilla del algodón y suprime la producción de espermatozoides a nivel testicular. Es un poco tóxica, por eso la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA) no la ha aprobado. La está produciendo el doctor Shelton Segal de la Fundación Rockefeller de Nueva York. VACUNA ANTIFECUNDIDAD: esta vacuna produce anticuerpos que recubren los espermatozoides y hace que estos no entren al óvulo. Al igual que todos los anteriores métodos, aún está en estudio. Engendrar hijos sin romanceUna nueva modalidad se abre paso entre las parejas: la llamada paternidad soltera. Esta consiste en unirse a otra persona con la única finalidad de tener un hijo, sin necesidad de una relación amorosa, pero compartiendo las presiones emocionales y financieras. En portales como PollenTree.com, Coparents.com, Co-ParentMatch.Com, MyAlternativeFamily.com o Modamily.com los interesados pueden conocer a posibles candidatos. Quienes defienden esta nueva modalidad dicen que esta permite tener padres más organizados, responsables y con menos conflictos al interior de un hogar. Sombras del placerDespués del éxito mundial de la trilogía erótica ‘Cincuenta sombras’, ahora llega a las librerías del país ‘Cincuenta sombras del placer’, un libro-guía para ayudarle a convertir la ficción en realidad. Si las novelas eróticas han alimentado sus fantasías más secretas o si solo le quiere ponerle pimienta a su vida sexual, este libro puede ayudarle para explorar los placeres de los pequeños dolores, ayuda a aprender a usar para el sexo músculos que ni siquiera algunos sabían que tenían y hasta a romper las reglas del sexo tradicional.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad