Críticas a Uribe por cuestionar al Gobierno

Críticas a Uribe por cuestionar al Gobierno

Agosto 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Críticas a Uribe por cuestionar al Gobierno

Álvaro Uribe Vélez, ex presidente de Colombia.

En sectores políticos no cayó bien que el ex presidente dijera que denuncias de corrupción podrían ser “falsos positivos”. Llaman al diálogo.

Más críticas que respaldos recibió ayer el ex presidente de la República Álvaro Uribe Vélez, luego de que advirtiera que las denuncias de corrupción hechas por el actual Gobierno podrían ser “falsos positivos”.El ex mandatario, además de esta declaración, realizada la noche del lunes, dejó entrever que lo que hay es un show mediático, para “conspirar” contra la política de seguridad democrática de su gobierno.El director del Partido Liberal, Rafael Pardo, fue el primero es descalificar la posición de Uribe, al sostener que si desde el Gobierno se respetan los fallos de las Cortes, mucho más lo debe hacer un ciudadano, como es el ex presidente.Pardo dijo que no es cierta la teoría de una conspiración en contra de ese gobierno: “Pregunto: ¿hubo chuzadas o no en el Gobierno anterior?, sí las hubo. ¿Hubo un escándalo en el sector de la salud?, sí lo hubo. ¿Hubo escándalo en la DNE, donde hay una investigación ahora?, sí lo hay. Entonces, dónde está la conspiración”.Por su parte, el senador conservador Jorge Hernando Pedraza, aseguró que las declaraciones de Uribe son respetables, pero indicó que “la justicia colombiana ha venido operando y hoy está articulada para que haya identidad en esas investigaciones”.El presidente de la Comisión I del Senado, Luis Fernando Velasco, declaró que infortunadamente en el gobierno pasado “la Seguridad Democrática se dedicó a buscar a los malos en el monte, pero permitió que los malos se metieran a las oficinas y no los controlaron”.En tanto el senador Roy Barreras, uno de los principales uribistas en el Congreso, justificó al ex presidente y aseguró que su reacción se debió a que le están “pisando los huevitos”, en especial el de la Seguridad Democrática. “Algunos se sorprenden porque reacciona el ex presidente, pero es que a nadie le gusta que le pateen los huevos, más si es el huevito de la seguridad democrática”, dijo Barreras.Incluso, justificó la declaración del ex mandatario porque la semana pasada fue “anímicamente golpeado”, cuando dos de sus ex funcionarios, el ex ministro Andrés Felipe Arias y su secretario general Bernardo Moreno, fueron detenidos por los escándalos de AIS y las ‘chuzadas’, respectivamente.El vicepresidente Angelino Garzón tomó una posición más conciliadora y dijo que hay que respetar las opiniones ajenas, pero señaló que “el presidente Santos no va a cambiar la ruta que se ha trazado en su Gobierno. Debemos procurar siempre la colaboración de los ex presidentes, incluido Álvaro Uribe”.La senadora de la U, Dilian Francisca Toro, hizo un llamado al diálogo y dijo que se hace necesario que los dos dirigentes (Santos y Uribe) se sienten a hablar sobre la corrupción y recordó que son “estilos de gobierno diferentes”.Cómo ven el asunto los analistasLeón Valencia, director de la Fundación Arco Iris, indicó que el expresidente Uribe buscó tocar fibras, cuando dijo que le preocupa “que el gobierno haga shows publicitarios que parecen más escándalos periodísticos que labores de la administración. Ojalá esos hallazgos no se le conviertan en falsos positivos de la corrupción”.Valencia aseguró que mencionar el hecho de los falsos positivos, que fue tan doloroso y en el que tuvo protagonismo directo Santos, es muy delicado y él (Santos) se tendrá que pronunciar ante eso. Es el más- duro cuestionamiento que le envía directamente a Santos, el más grave y el más insinuante”.Para el analista Enrique Serrano el uribismo vive su peor momento, “por su situación interna y porque hay una campaña contundente para sacarlos del paso político, que se hace con una complicidad abierta de la Fiscalía y la Procuraduría”.Explicó que la tensión entre Uribe y Santos “es parte de la lógica de la política de este primer año de gobierno” y aseguró que el destape de los casos de corrupción tiene algo más de fondo y es “una deslealtad de Santos con esa campaña, puede que tenga o no razón, pero el ajuste de cuentas ha sido bastante fuerte, porque en su campaña él dijo que no iba a permitir que se desprestigiara con el gobierno anterior” .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad