Cristian ¿el nuevo Jaider Villa?

Cristian ¿el nuevo Jaider Villa?

Diciembre 14, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Isabel Peláez | Reportera de El País

Productores y críticos de televisión analizan el fenómeno de sintonía de ‘Protagonistas de Nuestra Tele’, un reality salvado por un caleño rezandero y peleador.

Hace cuatro meses, Cristian Suárez era un completo desconocido en Colombia. En Cali, unos pocos sabían que era un patinador del Centro Médico Imbanaco, donde repartía muestras de sangre, y algunos lo descubrieron como extra de la telenovela ‘La Sucursal del Cielo’. Pero, de un momento a otro, el conflictivo participante del reality ‘Protagonistas de Nuestra Tele’ pasó de ser un ser anónimo a convertirse en uno de los personajes más seguidos por la teleaudiencia nacional. Este caleño de 24 años, a quien sus compañeros acusan de sembrar enemistades a su paso, se ha llevado por delante a concursantes que obtuvieron mejores resultados en las pruebas de talento, como Marcela, Mauricio, Francisco, Sergio y Harrison. Cristian ha sido el participante que más veces ha portado la camiseta roja de ‘amenazado por convivencia’, pero cinco veces ha salido invicto, siempre con una votación contundente. ‘A Dios rogando y con el mazo dando’, parecería ser el lema del polémico Cristian, pues mientras llora a mares con pose de víctima y predica su devoción por la Virgen María, arroja agua en la cama de sus enemigos, arranca las fotos de recuerdo de algunos y pone en entredicho la reputación de otros. Incluso llora y habla solo frente a las cámaras de la Casa Estudio para implorarle al público que lo salve, o para agradecer el apoyo recibido mientras forma con sus manos un corazón y grita: “¡Gracias!”. “¡Los amo!”. En vista de semejante capacidad histriónica, hay quienes sostienen que Cristian no es real, sino un personaje de libreto. Esta versión es negada por el productor ejecutivo de ‘Protagonistas de Nuestra Tele’, Ricardo Bermúdez, quien define a Cristian como “auténtico, con un carácter muy definido”. Asegura que “los realities no se pueden libretear. Los concursantes no tienen contacto con el exterior”.Pero Cristian es quien sube el rating, no cabe duda. Eso lo sabe Johana, primera eliminada de la Casa Estudio: “Los que causan peleas son los que ganan. Yo salí por tranquila, porque no estaba dando rating y al público le gusta el escándalo”, dice.“Decímelo en la cara”Francisco, segundo eliminado del reality, ha tenido tiempo para analizar la estrategia de Cristian. “Es el que mejor sabe jugar. Creó su estrategia de ‘decir las cosas en la cara’, y al colombiano le gusta ese amarillismo, ver cómo otros pelean. Siempre estaba por ahí, sentado, planeando la forma de sacarnos a todos”, dice. Sin embargo, cree que la religiosidad exacerbada de Cristian es auténtica. “Él me habló siempre de su devoción a la Virgen, se quejó de que le hacía falta su libro de los misterios y hasta me invitó a orar”, explica. Para Marcela, la segunda eliminada, a Cristian “no sólo le falta palabra, porque un día dice una cosa y al otro día otra”, sino que se escuda en sus creencias religiosas: “También soy católica, pero creo que orar es como hacer el amor, debe hacerse en privado”.El fervor religioso de Cristian, según el crítico de televisión Germán Yances, es su as bajo la manga. Cree que Cristian, al igual que Jaider Villa (ganador del primer ‘Protagonistas de Novela’) “llegó consciente de que había que definir su papel en el grupo. Es el gran estratega, conoce a la perfección cómo reaccionan sus compañeros y para sobresalir se juega dos cartas: se victimiza y apela a la devoción religiosa”.Aún el propio Oscar, su archienemigo en el reality, ahora habla bellezas de él: “Cristian es una persona sincera, honesta, leal, fue él mismo, no ha tenido ninguna estrategia, fueron las circunstancias que lo hicieron reaccionar así. Cristian solo reaccionó ante la presión del juego y el encierro”. La propia Katherine, otra enemiga acérrima de Cristian en el reality, cambió su versión al salir del programa: “él es un luchador, con valores y cualidades que han despertado la pasión de los colombianos”. Este cambio radical en la opinión de los aspirantes a actores, radica según Yances, en otra estrategia: “Quien se vuelve enemigo de él, lleva las de perder. Por eso todos le dan un mejor trato, para quedar bien con los colombianos”.El éxito de Cristian es fomentado por la producción, cree Yances. “Si bien no hay un libreto previo, hay uno posterior. Tienen cien horas de grabación y la producción escoge qué emite, privilegia información y construye las historias que al canal le conviene para crear dramaturgia”, dice el analista. Por su parte, el crítico Javier Santamaría dice que el éxito arrollador de Cristian radica en que es el más histriónico del grupo. Y hasta propone abrirle un grupo en Facebook para apoyarlo solo por “ponerle sabor a ese desabrido caldo actoral”. “Uno no sabe a ciencia cierta si darle a Cristian el rol de villano o héroe, pues se mimetiza en ambas pieles y de repente aflora un ser extremadamente vulnerable. ¿Lo odiamos, lo queremos? Es uno de los concursantes que pueden armar un culebrón clásico de rating. Los demás, son de puro reparto”, concluye Santamaría.Mientras tanto, Cristian le sigue rezando a “la virgencita” porque quiere “seguir jugando, luchando para poder sacar a adelante a mis hermanitos y darles estudio. Tengo unas ganas enormes de comerme el mundo. Quiero ganarme el reality porque necesito el trabajo”. Esta noche se sabrá si su estrategia lo mantiene en la Casa Estudio.El otro Jaider VillaCristian Suárez, al igual que Jaider Villa, ganador de la primera versión de ‘Protagonistas de novela’ batió récord de amenazas por convivencia, por su temperamento explosivo.Pese a estar siempre a un pelo de salir eliminado, los televidentes han salvado a Cristian semana tras semana con sus votos.Cristian, al igual que Jaider, ”no fue a hacer amigos” en la Casa Estudio, y desde el cmienzo suscitó animadversión entre sus compañeros. La estrategia de Cristian es hablar de frente, como Jaider, a quien Colombia premió por su capacidad de insultar.Los enemigos de Jaider perdían el aval de los colombianos. Ocurre lo mismo con los de Cristian.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad