Crisis en frontera con Venezuela: cierran trochas por donde huyen colombianos

Crisis en frontera con Venezuela: cierran trochas por donde huyen colombianos

Agosto 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | resumen de agencias

Se agudiza la crisis humanitaria de los colombianos que han sido deportados desde Venezuela. Hay escasez de gasolina y el paso restringido del transporte de carga ha dejado millonarias pérdidas.

[[nid:457524;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/ts-mvd6709305.jpg;full;{Imágenes del drama que viven cientos de colombianos que huyeron de Venezuela con sus enseres utilizando el paso sobre el río Táchira, antes de ser bloqueado por las autoridades venezolanas.Elpais.com.co l AFP}]]

Las autoridades venezolanas cerraron el paso por el río Táchira, por donde cientos de colombianos intentaban sacar sus enseres al huir de Venezuela.

Así lo afirmaron funcionarios de la Guardia venezolana que controlan los diferentes pasos en la frontera, pero además dejaron saber que sí seguirán permitiendo que los desplazados saquen sus pertenencias, pero por el puente internacional Simón Bolívar. Cientos de colombianos viven en angustia e incertidumbre por la situación actual. El camino hacia Venezuela por el cruce del río Táchira, se convirtió en un cementerio de pertenencias de los deportados. Algunos alcanzaron a sacar sus pertenencias en camiones dispuestos por la Policía y el Ejército. Colchones, neveras y camas son algunas de las pertenencias que más han sacado de Venezuela. Las personas han construido cambuches para huir del inclemente sol. 

Lea también: Crece rechazo por cierre de frontera colombo-venezolana.

Desde que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció el cierre indefinido de la frontera con Colombia, decenas de connacionales han sido deportados. La escena es la misma: niños llorando, perros ladrando y una fila india de colchones y estanterías avanzando hacia el río.

Lea: Declaran calamidad pública para atender crisis en la frontera colombo-venezolana.

Ahora las familias que llegan de Venezuela buscan espacio en uno de los cinco albergues de Norte de Santander. Las últimas cifras de la Cancillería señalan que han sido deportadas 1.071 personas, de las cuales 830 son adultos. La Alcaldía de Cúcuta ya admitió que no tiene suficiente capacidad para atender a las familias. 

Según el coronel Jorge Barrera, comandante de la Policía de Cúcuta, "han pasado por el río, sin haber sido deportadas, entre 400 y 700 personas". "El problema es bien grande y tenemos 120 hombres y 12 camiones" dispuestos para atenderlos, declaró Barrera. 

Y la historia no acaba allí, pues el desabastecimiento del suministro de gasolina también es otro factor que afecta a los cucuteños y se hace cada vez más notorio en la frontera con Venezuela.

Se encontró con que una pimpina cuesta normalmente 20 mil pesos, pero con el cierre de la frontera ascendió a 50 mil pesos.

El ministro de Minas y Energía, Tomás González, aseguró que buscarán ampliar el cupo para que mientras esté cerrada la frontera los habitantes de Norte de Santander tenga suministro de gasolina. 

El transporte de carga, otro afectado por el cierre de la frontera

De acuerdo con la Federación Colombiana de Transportadores de Carga y su Logística, Colfecar, la medida impide la movilización del transporte terrestre automotor de más de 500 vehículos de carga que transitan en operación de importación y exportación mensualmente.

Turistas cancelan sus viajes

José Fernando Vergel, operador turístico, informó que los turistas han llamado a las agencias de viaje para cancelar los planes vacacionales o reprogramarlos para otra fecha. “Piden a las agencias de viajes que les devuelvan el dinero, pero ya pagamos los hoteles, los tiquetes aéreos y ya tenemos el dinero de los pasajeros invertidos para cubrir los costos del viaje”, explicó Vergel. La Asociación Colombiana de Agencias de Viajes y Turismo (Anato), Fenalco y representantes de 60 agencias de viajes de la ciudad se reunieron con dirigentes de la Cámara de Comercio de Cúcuta con el fin de solicitar a las autoridades un plan especial para los turistas que compraron paquetes a Isla de Margarita, afectados por el cierre de la frontera. Martha Ujueta, directora ejecutiva de Anato, informó que esperan entregar una carta a la canciller de la República, María Ángela Holguín, para que medie ante las autoridades venezolanas y solicitar un permiso que garantice el traslado de los turistas a Venezuela. Ujueta indicó que las agencias de viaje tienen suspendida la venta de paquetes turísticos a la isla venezolana, hasta nuevo aviso. Los viajeros que tenían previsto regresar a Colombia y Cúcuta desde San Antonio del Táchira han tenido que retornar por Arauca y asumir el coso del tiquete aéreo o tomar transporte terrestre para regresar a sus hogares. 

[[nid:456356;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/mvd6708666.jpg;full;{Soldados venezolanos custodian la frontera con Colombia en San Antonio, estado Táchira, Venezuela. El presidente Nicolás Maduro cerró indefinidamente la frontera y declaró el estado de excepción en parte de la región tras denunciar un ataque que hirió a tres militares y un civil venezolanos.AFP.}]]El gremio que agrupa a las agencias de viajes también solicitó a las aerolíneas un ajuste a las tarifas de los tiquetes en rutas como Santa Marta, San Andrés, Cartagena y el Eje Cafetero, con el objetivo de hacer más atractivos estos sitios turísticos para los viajeros locales, debido a la situación actual que vive Venezuela. "Consideramos que al colocar tarifas atractivas desde Cúcuta a otros destinos nacionales podemos incentivar el turismo local y, además, no dependemos del cierre de la frontera", aseguró Ujueta. Los dirigentes de las agencias también pidieron a las aerolíneas activar un plan de reducción de impuestos para ofrecer vuelos directos desde Cúcuta a Porlamar (Margarita) y así evitar inconvenientes. 

Delegaciones de Colombia y Venezuela, encabezadas por sus cancilleres, María Ángela Holguín y Delcy Rodríguez comenzaron en Cartagena la reunión para discutir la crisis en la frontera común, detonada por la decisión de Caracas de cerrar el principal paso fronterizo y deportar a más de un millar de colombianos.

Reacción del Procurador

Ante la crítica situación de la frontera colombo - venezolana y en referencia a las críticas que ha recibido el secretario General de Unasur, Ernesto Samper, por una supuesta pasividad del organismo, el procurador Alejandro Ordóñez salió en contra de la actuación que ha adelantado frente a la crisis humanitaria que se presenta en la zona. 

"Comportamientos como Unasur lo que hacen es tratar de legitimar a esa política pública del Estado venezolano contra el colombiana y deslegitima órganos como Unasur", dijo Ordóñez.Además, el Procurador insistió que el "ataque sistemático" de las autoridades del vecino país contra la población colombiana "ya desbordó el tratamiento binacional" por lo que es necesario acudir a instancias internacionales. "De nada sirve que reabran la frontera. Acá vinimos a recaudar información con cada uno de los deportados, para lograr poner estos delitos de lesa humanidad en conocimiento de las autoridades internacionales", dijo en referencia a la Corte Penal Internacional. El Procurador insistió en que se trata de un drama humanitario en el que no solo hay más de 1.500 deportados, sino centenares de personas que llegan a Colombia por trochas y ríos con sus enseres al hombro. "El único hecho reciente similar son los episodios de los Balcanes y de la Alemania Nazi. Es una política del Estado Venezolano contra los colombianos por ser colombianos. El Estado debe pedir el desmonte de esta política", dijo Ordóñez. El Jefe del Ministerio Público dijo sobre la propuesta del expresidente Cesar Gaviria, de hacer un pacto sobre lo fundamental, que sí debe haber unión pero que lo fundamental ha de ser precisamente la petición del desmonte de las actuaciones de las autoridades de Venezuela. 

Lea también: Si fracasa reunión de hoy, Colombia debe ir a instancias internacionales: César Gaviria.Ordóñez señaló que ya se ve una masiva presencia de los distintos organismos del Estado colombiano en la zona, contrario a los primeros días cuando la respuesta había sido menos articulada. El Procurador visitó albergues en la zona, recibió quejas de deportados, escuchó a los organismos encargados de sobrellevar la emergencia y ya se desplazó a Bogotá. Allí quedó en representación del Ministerio Público la procuradora Delegada para la Infancia y la Adolescencia Ilva Myriam Hoyos. 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad