Creciente del río Peralonso tiene en emergencia a habitantes de Norte de Santander

Creciente del río Peralonso tiene en emergencia a habitantes de Norte de Santander

Abril 29, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Colprensa

La creciente averió el acueducto, destruyó El Malecón e inundó el matadero, la plaza de toros y alrededor de 50 viviendas de la Urbanización Villas de Santiago, en el municipio de Santiago.

Una creciente del río Peralonso arrasó con todo lo que encontró a su paso en el municipio de Santiago, a 33 kilómetros de Cúcuta. Averió el acueducto, destruyó El Malecón e inundó el matadero, la plaza de toros y alrededor de 50 viviendas de la Urbanización Villas de Santiago.“El domingo a las 11:30 de la noche una creciente del río destruyó parte del paseo recreacional, más de 50 viviendas y el acueducto. En este momento estamos sin agua potable en el municipio de Santiago” , aseguró el Alcalde del municipio, Luis Eduardo Ureña.Además el mandatario hizo una denuncia pública en contra del Plan de Aguas del departamento, pues afirmó que cuando se presentó la avería en el acueducto municipal pidió 60 tubos y 500 metros de manguera para atender la emergencia y negaron su ayuda.“Después de cuatro años no ha servido absolutamente para nada. Les solicité en esta emergencia ayuda para arreglar el acueducto y dijeron que los recursos no alcanzaban”, afirmó.Autoridades y habitantes están temerosos de que en el pueblo se repita la tragedia de Gramalote. Desde hace 13 días, varias calles se están cuarteando y 5 casas se han caído por partes, como pasó en diciembre pasado en la población vecina. “O nos come la montaña o nos traga el Peralonso” , dijeron carios habitantes del sector.Veinte familias del sector el Cerro de la Cruz fueron desalojadas ante el peligro de que sus viviendas se vinieran al suelo.“Nos ha tocado salir a las 3:00 de la mañana porque los pedazos que se han venido y los árboles que se han caído nos sacan a correr. Dos casas por ejemplo se cayeron el martes, una al mediodía y la otra a media noche. Todo influye para sacarlo a uno de aquí” , narró Juan Carlos Mendoza Ramírez, habitante del Cerro de la Cruz. Por otra parte la vía de comunicación a este municipio se encuentra en mal estado. Entre Cornejo y Santiago se hundió la banca en 4 tramos de la carretera.El río Catatumbo también amenazaLas comunidades, desde la vereda Bocas de Orú hasta Puerto Las Palmas, contaron que a las 2:00 de la mañana del lunes, los despertó el atronador ruido que escucharon a la distancia por donde baja el río Catatumbo.Todos sin dar a tiempo a la curiosidad y a la espera, con sus núcleos familiares y con la poca ropa que tenían puesta salieron corriendo de sus casas hacia sitios donde consideraban iban a estar más seguros frente a cualquier eventualidad.Por esa reacción no hubo pérdidas humanas, pero el panorama que observaron fue aterrador.Con base en cifras parciales que le entregaron los dirigentes comunales en la vereda La Unión hubo 5 familias afectadas, 26 en La Angalia, 6 en Mineiro, 5 en El Diviso, 11 en La Esperanza, 11 en Bocas de Orú, 1 en el 20 de Julio y 5 en Playa Cotiza.Estas veredas están a orilla del río Catatumbo. Unas en la margen derecha que pertenecen a la jurisdicción de Tibú y otras en la izquierda que corresponden al municipio de El Tarra.“En 16 años que tengo de vivir acá, nunca…nunca en mi vida había visto una creciente del río como esa noche. El agua subió a más de 5 metros y se extendió como a 30 metros a lado y lado. Eso fue impresionante” , relató Freddy Antonio Barón, presidente de la junta de acción comunal de la vereda Bocas de Orú.Alejandro Arenas de Puerto Ninfa, vereda La Angalia, aseveró que fueron cerca de 4 horas de angustia y zozobra las que vivieron.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad