Crece rechazo por cierre de frontera colombo-venezolana

Agosto 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de Agencias / El País

Santos dice que no es hora de hacer sonar trompetas de guerra, pero advierte que obrará con firmeza.

[[nid:456915;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/mvd6709107.jpg;full;{Más de 1.000 colombianos han sido deportados hasta ahora durante el estado de excepción decretado por el presidente venezolano Nicolás Maduro. Mientras tanto, desde Cúcuta, los ministros de Interior, Juan Fernando Cristo y de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, siguen la situación y para responder a los casos de cientos de colombianos deportados.}]]A la par que el drama humanitario de los colombianos expulsados de Venezuela crecía en la zona fronteriza, en Bogotá el presidente Juan Manuel Santos rechazó los vejámenes a los que están siendo sometidos los connacionales.

“Allanar las viviendas, sacar a la fuerza a los habitantes, separar las familias, no dejarles sacar sus pocos bienes y marcar las casas para luego demolerlas, son procedimientos totalmente inaceptables”, expresó el Mandatario de los colombianos.

También advirtió que “al Gobierno de Venezuela le exigimos respeto por todos los colombianos: desde los más humildes hasta los más poderosos; desde los más cercanos a nuestro Gobierno hasta los que nos critican ferozmente”.

En su intervención, hecha al finalizar la reunión de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, Santos enfatizó que “lo que más nos preocupa, por supuesto –lo que es absolutamente intolerable–, es el maltrato a nuestros compatriotas, y la afectación a la población en la zona de frontera”.

El Jefe de Estado  recalcó que “los colombianos pueden tener la certeza de que, con prudencia y diplomacia –que no riñen con la firmeza y la autoridad–, vamos a seguir defendiendo nuestra soberanía y los derechos de nuestros compatriotas”.

Agregó que “no es momento de hacer sonar las trompetas de guerra que algunos quisieran escuchar, es momento de obrar con firmeza, con sensatez y eficacia para solucionar esta situación y defender las vidas y la dignidad de nuestros compatriotas”.

A su vez, el excanciller Camilo Reyes, uno de los miembros de la Comisión Asesora de Relaciones Exteriores, leyó un comunicado  conjunto donde se le exije al Gobierno venezolano respetar los acuerdos internacionales sobre la materia, especialmente los relacionados a los derechos de los niños. 

“La Comisión entiende circunstancias por las que atraviesa Venezuela, pero reclama firmemente que se respeten los acuerdos internacionales de protección a la población civil”, sostuvo antes de reiterar la propuesta de  que se activen los mecanismos propuestos desde hace meses para controlar los delitos que se cometen en la zona fronteriza.

[[nid:456923;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/video-trochas-734.jpg;full;{La vallecaucana Gloria Elsy Arana intentó cruzar de Venezuela a Colombia por trochas a orillas del río Táchira pero los militares venezolanos no lo permitieron. Hoy fue deportada por la guardia venezolana.Video: especial para El País}]]

Ante la crítica situación que se vive en la frontera con Venezuela, la Policía de Cúcuta aseguró que reforzará los esquemas de atención a los colombianos que retornan al territorio nacional y que ya suman 1071.

Así, 200 nuevos uniformados que  apoyarán el dispositivo logístico activado para acompañar a cientos de compatriotas  que caminan cargando los pocos enseres que pudieron sacar tras la arremetida de las autoridades venezolanas en su afán de deportarlos.

Dentro del esquema integral se ha dispuesto el apoyo del Grupo de Operaciones Especiales en Emergencias y Desastres (Polnasar), capacitado para la atención médica básica, con el objetivo de brindar los primeros auxilios y la atención necesaria a los nacionales que permanecen en los cuatro albergues habilitados en Cúcuta y Villa del Rosario.

Migración Colombia informó este martes que 150 compatriotas también entraron  a territorio nacional por el paso fronterizo de Paraguachón, en el departamento de La Guajira.

De otro lado, anoche había expectativa por la reunión que sostendrán hoy en Cartagena las cancilleres de Colombia, María Ángela Holguín, y de Venezuela, Delcy Rodríguez, para analizar la difícil situación que atraviesan en la zona fronteriza entre ambos países.

Sin embargo, analistas internacionales aseguraron que la reunión no va a ser satisfactoria para los intereses de los colombianos y que, por el contrario, el país tiene que llevar el caso a instancias foráneas, porque el presidente Maduro está vulnerando los derechos humanos de los colombianos deportados.

Por su parte, el procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez, visitó la zona fronteriza entre Colombia y Venezuela, donde calificó la situación que se vive por cuenta del gobierno del vecino país como una violación a los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario. Ordóñez resaltó, desde el puente internacional Simón Bolívar que une a Colombia con Venezuela, que “estamos ante una crisis humanitaria. Es necesario que institucionalidad esté presente para garantizar los derechos de los ciudadanos”. Así mismo, manifestó que el gobierno de Nicolás Maduro está utilizando una “política Sistemática contra nuestros compatriotas y el cierre de la frontera es parte de ella”, al tiempo que le pidió al gobierno colombiano que “debe exigirle a Venezuela” el desmonte de esta política. La visita del Procurador se dio por las denuncias a las graves violaciones a los derechos humanos que habrían cometido integrantes de la Guardia Venezolana. 

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad