Corte investiga a 14 políticos por escándalo en la DNE

Abril 07, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y Colprensa

La Corte Suprema de Justicia abrió investigación preliminar contra catorce congresistas y ex congresistas, por presuntas irregularidades en la entrega de bienes en la que se ha visto envuelta la Dirección Nacional de Estupefacientes.

La Corte Suprema de Justicia abrió investigación preliminar contra catorce congresistas y ex congresistas, por presuntas irregularidades en la entrega de bienes en la que se ha visto envuelta la Dirección Nacional de Estupefacientes (DNE).Entre los investigados se encuentran los actuales congresistas Hernán Andrade, Eduardo Enríquez Maya, Miriam Paredes, Álvaro Asthon, Lucero Cortés y Óscar Fernando Bravo.Asimismo, los ex congresistas Javier Cáceres, Luis Humberto Gómez Gallo, Ómar Yepes, Miguel Pinedo, Rufino Córdoba, Enrique Caballero, Álvaro Giraldo y Héctor Ospina. La determinación se tomó luego de que la Fiscalía compulsara copias a la Corte Suprema de un buen número de denuncias sobre el presunto manejo irregular que le venía dando el DNE a bienes incautados a la mafia, y en el que al parecer se vieron involucrados estos parlamentarios.En algunos casos dichas denuncias dicen que personas cercanas a los congresistas terminaron manejando bienes en poder de la entidad.Ahora la Sala Penal del alto tribunal llevará a cabo una serie de pruebas para determinar si es necesario abrirles investigación formal a los implicados.Se defiendenLuego de conocer la decisión de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, la senadora Miryam Paredes insistió en que “no tengo ningún negocio con la DNE. Ni directamente ni a través de interpuesta persona” y enfatizó que “jamás he recurrido ni recurriré a testaferro alguno para nada”. Por su parte, el senador Hernán Andrade enfatizó que “no conozco, no he tenido trato alguno ni me consta ninguna actuación pública o privada de las personas mencionadas, presuntamente relacionadas con hechos irregulares en la Dirección Nacional de Estupefacientes”.El congresista agregó además que se pone a disposición de la justicia para que se aclare todo y “en los casos abiertos en mi contra o en los que he sido parte, declaro que siempre he contado con las debidas garantías procesales”.La representante Lucero Cortés, a su turno, negó cualquier vínculo con personas que hayan administrado bienes de Estupefacientes y aseguró que en ningún momento como congresista personalmente o a través de terceros, administro o he administrado en el pasado algún bien de esa entidad oficial.Manifestó además que “no tengo cuotas burocráticas en la DNE y tampoco personas de mi organización política han sido beneficiarias para administrar bienes de esa Entidad”.Por esto se mostró confiada con la investigación al considerar que lo que está de por medio es “mi buen nombre, mi labor como legisladora, mi prestigio como funcionaria pública y mi vida personal y familiar".El senador Eduardo Enríquez enfatizó que “no conozco a nadie, ni familiares ni personas cercanas, que hayan sido depositarias de bienes de la Dirección Nacional de Estupefacientes” y dijo que espera que la justicia aclare este impasse, que calificó de injusto debido a que nunca ha interferido por nadie ante ese organismo ni en ninguna entidad del Estado.El senador liberal Álvaro Ashton manifestó que le gustaría saber “cuáles son los elementos que se tienen en ese contexto, para que digan a quiénes recomendé o qué es lo que pasa con estos temas. Que dejen claro eso”.Añadió que no le extraña que pueda ser una retaliación, ya que en 2008 adelantó un debate de control político para establecer la forma sobre cómo se estaban administrando los bienes de estupefacientes.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad