Corte espera explicaciones sobre demora en viejo proceso a Álvaro Uribe Vélez

Corte espera explicaciones sobre demora en viejo proceso a Álvaro Uribe Vélez

Febrero 19, 2018 - 07:52 p.m. Por:
Colprensa
Corte Suprema de Justicia

La Corte estudió el caso de alias Salomón y no le dio valor al argumento del exintegrante de las AUC, quien estimaba que la condena en los Estados Unidos referenciaba hechos cometidos con anterioridad a su desmovilización.

Foto: Archivo Colprensa

El magistrado Fernando Bolaños, de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, fue el comisionado para hacer el informe sobre las demoras que presenta actualmente una de las investigaciones que se adelantan en esa Corporación en contra de Álvaro Uribe Vélez.

Se trata del radicado 45.110, que está en el despacho del magistrado Gustavo Enrique Malo Fernández, investigado por el ‘Cartel de la Toga’ a quien está reemplazando Bolaños desde que este solicitó una licencia y luego tres incapacidades médicas que han impedido definir su situación. De hecho, la incapacidad se le vence el próximo 22 de febrero.

El informe lo solicitó la Sala de Instrucción II de la propia Sala Penal, en el auto en el que ordenó investigar al senador Uribe Vélez por posible manipulación de testigos y que archivó el caso originado contra Iván Cepeda, a quien señalaba de alterar testigos para que lo señalaran de tener nexos con paramilitares.

Lea también: Senador Cepeda dice que investigación contra Uribe "es justa y rigurosa"

Bolaños tendrá que rendir informe sobre por qué este proceso está para despacho desde diciembre de 2014, “sin que a la fecha se hayan tomado decisiones en algún sentido”, pues se desconoce si ha tenido o no un impulso procesal.

Este informe develará si hubo o no alguna irregularidad en la actuación del magistrado ponente y es de importancia para la Corte, ya que se trata del asunto que originó toda la disputa política y judicial entre Uribe y Cepeda: la presunta relación del dirigente antioqueño en la conformación y grupos paramilitares.

El proceso del radicado 45.110 se originó por una denuncia presentada por Jesús María Valle Jaramillo, por presuntas omisiones de la Gobernación de Antioquia en la masacre del corregimiento de la Granja en 1996. A ese caso se sumaron las entrevistas que Cepeda tomó a los paramilitares Pablo Hernán Sierra, alias Alberto Guerrero; y Juan Guillermo Monsalve, hijo de Oscar Monsalve, cuidador de la finca Las Guacharacas, propiedad de los Uribe Vélez.

Y es que esta es solo una de las investigaciones que deberán iniciarse tras la decisión de la Corte Suprema de Justicia, aunque técnicamente la misma todavía no está en firme, ya que la defensa de Uribe Vélez presentará el próximo viernes un recurso de reposición.

Para el abogado Reinaldo Villalba, quien defiende los intereses de Cepeda, es poco probable que la Corte reverse su decisión. En cambio, espera que la Fiscalía inicie con prontitud, sin esperar la compulsa de la Corte, una investigación sobre por qué la plataforma de interceptaciones Esperanza, no grabó entre el 24 y 30 de marzo de 2015, como lo había solicitado la Corte.

“Es una situación que debiera investigar la fiscalía sin que medie ninguna petición, vamos a estar pendientes porque la plataforma Esperanza no recogió, o si lo recogió, por qué no aparece el resultado de unas interceptaciones. Es un hecho supremamente grave y quiero llamar la atención”, señaló.

El abogado igualmente espera que la Fiscalía avance en investigar, como lo pidió la Corte, el preacuerdo al que llegó ese ente acusador con el testigo Carlos Enrique Areiza, quien fue testigo en el juicio a Luis Alfredo Ramos, exgobernador de Antioquia, por ‘parapolítica’.

Esto, ya que Areiza dijo a la Corte que el Fiscal del caso le dijo que si no aceptaba un preacuerdo por falso testimonio, le iba a imputar cargos por extorsión, ya que la defensa de Ramos, que hacía en este entonces Gustavo Moreno, lo había denunciado.

Por su parte, el senador Iván Cepeda le salió al paso a las afirmaciones de la defensa de Uribe Vélez, que lo calificó de mentiroso.

“La polémica no es entre Uribe y yo, lo que va tener que hacer Uribe es enfrentar a la Corte Suprema de Justicia. Lo que tiene que enfrentar hoy son pruebas, grabaciones en las cuales está registrado que él sabía que se estaban haciendo interceptaciones, que él estaba recibiendo información del seno de las instituciones que estaban practicando las investigaciones y esto es un delito, interferir de la justicia”, dijo.

Entre las pruebas se consignan múltiples interceptaciones telefónicas, entre ellas, una llamada registrada entre Juan Guillermo Villegas y Uribe Vélez: “las llamadas las interceptaron todas y la Fiscalía nos hizo seguimiento a la 70. Yo desde hace muchos días sabía eso, pero no lo había concretado, me están investigando a mí con usted y que interceptado el teléfono. Ósea que esta llamada la están escuchando esos hijueputas”.

Villegas es uno de los señalados, junto con los hermanos Santiago y Álvaro Uribe Vélez, y Santiago Gallón, de supuestamente conformar el Bloque Metro de las Autodefensas. Y, según el auto, habría interferido o intentado manipular a Oscar Monsalve, cuidado de la finca, en la declaración que tenía que dar ante la Corte por este proceso.

En uno de esos audios, Villegas dice: “Esta semana le pego una ayudadita pues, yo estoy por aquí pero subo por ahí martes o miércoles y le pego una ayudadita. (…)No, yo entiendo eso hombre, yo entiendo. Yo le he dicho a usted mil veces güevon, que cuando tenga alguna necesidad o algo me llame”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad