Corte Constitucional niega adopción para parejas del mismo sexo

Febrero 18, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Corte Constitucional niega adopción para parejas del mismo sexo

El conjuez José Roberto Herrera con su voto negativo definió el empate que se había dado en la Corte Consitucional, razón por la cual el alto tribunal negó la adopción para parejas del mismo sexo en Colombia.

La Corte informó que las parejas gays solo pueden adoptar si se trata de un hijo biológico de su compañero/a permanente.

La Sala Plena de la Corte Constitucional no avaló la posibilidad de que las parejas del mismo sexo puedan iniciar el proceso de adopción de menores en Colombia. Lea también: Adopción por parte de parejas gay es reconocida en 15 países del mundoCon la votación negativa del conjuez José Roberto Herrera, la Corte negó las pretensiones de una demanda que interpuso el ciudadano Diego Andrés Prada Vargas, que buscaba que la Corte se pronunciara sobre varios artículos del Código de Infancia y Adolescencia, referidos a la adopción, y en contra del artículo 1 de la Ley 54 de 1990, que definen las uniones maritales de hecho, a fin que estas parejas sí pudieran adoptar. Sin embargo, el alto tribunal hizo la salvedad de que "las parejas del mismo sexo solo pueden adoptar cuando la solicitud recaiga en el hijo biológico de su compañero o compañera permanente". Esto quiere decir que se permitirá a parejas gay adoptar si uno de los integrantes tiene un hijo propio. En un artículo, que tiene ver con la adopción consentida, se adoptó la posición que el conjuez Herrera llevó a la Sala con relación a la sentencia SU-617 de 2014, en la que la Corte concedió que una mujer adoptara la hija biológica de su compañera permanente. Colprensa conoció que aunque no hay una decisión de exhortar al Congreso, la motivación de la sentencia sí es que el tema debe ser regulado por el legislativo. La Sala Plena de la Corte estudió la ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio, que dejaba dichos artículos como están, pero que condicionaba su aplicación para que se entendiera que sí abarcaba a las parejas del mismo sexo. En este caso, el Gobierno Nacional, en concepto del Ministerio de Salud y del Icbf, había dado su aval, al indicar que no se han identificado riesgos para la salud y el bienestar de los menores de edad derivada de la adopción de parejas del mismo sexo y que, por otro lado, la orientación sexual de los padres no afecta el desarrollo de los niños. La ponencia acogía esos conceptos, establecía que la homosexualidad no es una enfermedad e indicaba que afirmar que podría existir el “riesgo” de adoptar la misma sexualidad que sus padres o madres, era discriminatorio, pues asumía que es una patología cuando en realidad es una expresión legítima de las libertades y decisiones autónomas de cada persona. “Lo que definitivamente no puede aceptarse es que la orientación sexual de una persona se confunda con su falta de idoneidad para adoptar”, señalaba la ponencia, que en todo caso, dejaba en claro, que una pareja el mismo sexo que busque iniciar un proceso de adopción, debe cumplir con todos los requisitos de ley, tal y como sucede con las parejas heterosexuales. El debateLa posibilidad de la adopción gay ha generado una gran polémica en el país, con voces a favor y en contra de la iniciativa.Una de las primeras en pronunciarse fue la Iglesia Católica quien hizo un llamado a la Corte para no avalar la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo.El presidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Luis Augusto Castro, había afirmado que "experimentemos con los ratones, con las plantas, con todo lo que no es humano para sacar cosas buenas de esos experimentos, no se puede experimentar con los humanos y menos con los niños. Tiene que ser una decisión donde con mucha claridad se garantice el derecho de los niños de tener una mamá y un papá". Lea también. Iglesia pidió no avalar adopción para parejas gayIncluso, la senadora liberal Viviane Morales presentó a la Registraduría un comité promotor para que se encargue del referendo para que los niños y niñas puedan ser únicamente adoptados por parejas heterosexuales, luego de haber recogido 230.000 firmas que apoyan este proceso.Sin embargo, el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, había apoyado la propuesta al asegurar que "hay suficientes dictámenes científicos que demuestran que no hay diferencia en la crianza de un menor entre parejas del mismo sexo y entre las parejas heterosexuales”.Algunas universidades del país también emitieron sus propios conceptos con informes que se divulgaron sobre el tema y fueron objeto de críticas.El doctor Pablo Arango, profesor asociado del Departamento de Bioética de la Facultad de Medicina de la Universidad de La Sabana, expresó en un documento presentado a la Corte Constitucional que para la institución el comportamiento de las personas Lgbti “se aparta del común, lo que constituye de alguna manera una enfermedad”.El rechazo a las afirmaciones no se hicieron esperar en el país y motivó, de hecho, una réplica de otras instituciones como la Universidad Externado de Colombia. En un informe revelado por investigadores de esa institución, sustentaron que no existe alguna evidencia científica que conduzca a negar la posibilidad de que parejas del mismo sexo adopten niños.Consignaron en el documento que, "tal vez el problema esté mal planteado. No se trata de si la pareja es o no heterosexual, sino de si cumple con las condiciones humanas, éticas y afectivas para ofrecer un espacio de crecimiento y formación a otro ser".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad