Corinto sigue levantándose, 82 días después del golpe de la avalancha

Corinto sigue levantándose, 82 días después del golpe de la avalancha

Enero 29, 2018 - 11:45 p.m. Por:
Redacción de El País
Corinto dos meses después

La Institución Educativa Núcleo de Corinto fue la estructura que recibió con mayor fuerza la avalancha. A pesar de que centenares de estudiantes serían traslados, la comunidad realizó trabajos de recuperación para que iniciaran las clases.

Jorge Orozco / El País

En Corinto parece que la avalancha del 7 de noviembre del 2017 le entregó otra cara al municipio, y no precisamente porque muchas calles quedaron bajo el lodo y al menos 49 casas destruidas, sino por el sentimiento de unión que nació de la tragedia: hoy, 82 días después, las huellas de este acontecimiento son casi invisibles.

Atrás quedaron los estragos de la avalancha que coparon los titulares de prensa, porque la ciudadanía ayudó en la limpieza de muchas zonas afectadas por este evento natural que dejó 5 personas muertas y más de 800 afectados.

“La pujanza de este pueblo es de admirar, desde el primer momento se ha trabajado de manera intensa. La Nación y el Departamento giraron los recursos comprometidos y hoy ya estamos poniendo el río en su cauce natural, porque con este hecho quedó dentro del pueblo”, dice el alcalde de Corinto, Edward García.

Lea también: "En el Valle podemos tener una tragedia como las de Mocoa o Corinto"

Explica, además, que ya se firmó un contrato para construir 101 viviendas en la zona urbana y 36 en el área rural. Estas casas servirán para reubicar a personas que residen en zonas de riesgo y devolverle un hogar a aquellos que lo perdieron todo.

“En algunos puntos nos hacen falta estudios de diseños y acueducto; por ahora, lo que hemos hecho es la reparación de vías y remoción de escombros y otros objetos que dejó la avalancha”, añade.

Además, desde ya se adelantan las obras de construcción de un jarillón sobre el río La Paila, esto con el fin de proteger a los barrios El Pedregal y La Playa, principales afectados por la pasada avalancha.

Sobre estas calles, hace 82 días no había más que troncos de árboles, enormes piedras y un sinnúmero de personas tratando de rescatar lo poco que la furia de la naturaleza les dejó. Hoy, el comercio ha retornado a la zona, algunas viviendas afectadas han sido demolidas y las que presentaban deterioro, reparadas; el cambio es considerable.

“De lo presupuestado (obras del jarillón, construcción de casas, reubicación de colegios y demás) ya se ha adelantado el 30 % y esperamos que este año podamos ejecutar el 60 %”, puntualiza el Alcalde.

Precisa que para ejecutar todas estas obras se dispuso de un presupuesto de $25.000 millones, aportados por la Alcaldía de Corinto, la Gobernación del Cauca y el Gobierno Nacional.

“De ese monto ya ejecutamos $6000 millones y para este año ya tenemos comprometidos $13.000 millones más”, explica García, quien especifica que a 189 de los damnificados se las ha entregado un subsidio por $250.000 mensual desde el momento de la tragedia, “pero eso lo vamos a bajar este mes a solo 49 personas, que fueron las que perdieron la totalidad de sus casas”.

Pese a todos esos avances, el Alcalde de Corinto no se siente confiado: “Estamos en incertidumbre porque no sabemos si vamos a tener fenómeno de ‘La Niña’ este año”, manifiesta.

“Siempre vamos a tener temor; por eso, estamos monitoreando constantemente el río y estamos profundizando el sistema de alertas tempranas, que fue uno de los factores que ayudó a salvar muchas vidas en esta tragedia.

En busca de El Núcleo

Aquel 7 de noviembre, la Institución Educativa Núcleo Técnico Agropecuario de Corinto, ubicado sobre las inmediaciones del río La Paila, recibió el mayor impacto de la avalancha y varios de sus salones, así como laboratorios quedaron destruidos.

Incluso se pensó en trasladar el colegio por el nivel de deterioro tras el evento natural. Hoy, luego de un recorrido realizado por El País, se constató que la Institución se levantó de la crisis y volvió a albergar a centenares de estudiantes.

Ariel Ibarra, docente de El Núcleo, explica: “Aquí tenemos la firme convicción de que todos unidos vamos para adelante, no nos fijamos en lo que se cayó, estamos esperanzados a que esto nos sirva para afrontar lo que se viene”.

Lea también: ¿Por qué Cali se inunda cada que cae un aguacero?

Trabajos rurales

Así como se han establecido protocolos de trabajo para recuperar el área urbana de Corinto, ya hay dispuestos varios planes en zonas rurales.

Por ejemplo, en Carrizales, la vereda más afectada por la avalancha, ya iniciaron los trabajos de construcción de un dique, con el objetivo de evitar nuevas crecientes del río La Paila. Además, se adelantó el censo para reconstruir las viviendas afectadas, pero en otros puntos lejos del afluente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad