Contrabando de cigarrillos representa 14% del consumo en Colombia

Contrabando de cigarrillos representa 14% del consumo en Colombia

Junio 15, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co I Colprensa

Este es el resultado de un estudio adelantado por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), que pone al descubierto el impacto del comercio ilícito de este producto en el mercado local.

El país pierde alrededor de 108.000 millones anuales en impuestos por cuenta del contrabando ilegal que se registra en las distintas zonas consumidoras, pero principalmente en regiones como la Costa Caribe.Este es el resultado de un estudio adelantado por la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), que pone al descubierto el impacto del comercio ilícito de este producto en el mercado local.El presidente de Fenalco, Guillermo Botero Nieto, dijo que "hemos venido observando con inmensa preocupación como el contrabando de cigarrillos comienza a tener de nuevo ese auge que tuvo el siglo pasado, donde en cada semáforo se vendía una cajetilla del producto"."Se comenzó una lucha y a buena hora fue erradicada. No obstante, por una reforma hecha el año pasado con el fin de recaudar más, duplicaron el impuesto al consumo y lo que creo que va a terminar pasando es que van a acabar recaudando menos", agregó.Esta cifra contrasta y es más alta que la presentada recientemente por BAT-Protabaco, que aseguraba que el Estado dejó de recibir 72.000 millones el año pasado, a causa del mercado ilícito de cigarrillos un monto que a nivel mundial, asciende a los US40.000 millones.Según el estudio de Fenalco, en el país se consumen anualmente 18.000 millones de cigarrillos al año, de los cuales 2.500 millones, el equivalente a 14%, es ilegal. La mayoría de estos productos son traídos de contrabando por las fronteras, particularmente la venezolana.De forma preocupante, esta cifra se ha incrementado en los últimos años debido al aumento de los impuestos relacionados con el consumo. Así se pronunció Botero sobre el tema: "desde 2009 el contrabando de cigarrillos se ha incrementado en un 470% y tenemos unas cifras perfectamente fantasmagóricas. En el 2001, teníamos un contrabando que se estimaba en 1%".Por otra parte, los estudios de BAT-Protabaco muestran que el ingreso de estos productos ilegales se realiza a través de los puertos que componen la Zona de Régimen Especial Aduanero (Zrae) , que está constituida por los municipios de Maicao, Manaure y Uribia, donde se ha establecido que es permitido el ingreso de productos provenientes de Panamá y las Antillas, en virtud de la figura legal de reexportación, es decir, productos que no pagan el impuesto al consumo porque es mercancía que no puede ser distribuida en el país. Así lo estableció la ley 677 de 2001."Los controles de estas zonas fronterizas son muy débiles, lo que en consecuencia permite que una parte de los productos que ingresa sea distribuida en varias zonas del país", afirmó el gerente contra el comercio ilícito de BAT-Protabaco, Jerónimo Castillo.De igual forma se pronunció Humberto Mora, director de asuntos corporativos de Coltabaco, quien dijo que mediante "investigaciones se ha determinado que hay presencia del Cartel de Sinaloa y de los Zetas de México que están disputándose el control de las rutas de contrabando con Los Rastrojos y Los Urabeños, lo que es una dramática dimensión de este flagelo en nuestro país".Datos sobre el consumoOtro dato revelador del estudio tiene que ver con las regiones del país en que más se consumen cigarrillos ilegales.En la Costa Atlántica, región del país con mayor incidencia, el consumo de cigarrillos ilegales es del 40% del total. A este le sigue la zona de Antioquia, en la cual esta cifra es del 23%.En la zona de influencia de Bogotá, el consumo de cigarrillos ilegales no supera el 5%, siendo la región con menor incidencia junto al Eje Cafetero, hecho que puede ser explicado por la lejanía de estas regiones con las fronteras nacionales.Así mismo, la investigación permite determinar cuál es el perfil medio del consumidor de este tipo de productos.En primera medida, el consumo de los tabacos fuera de la ley es dramáticamente más habitual en las comunidades rurales que en las urbanas. En las primeras es del 27%, mientras que en las segundas representa 12%.En lo que respecta al género de los consumidores de tabaco, el estudio no encontró una tendencia clara entre hombres y mujeres.El estrato socioeconómico, encontró Fenalco, es uno de los factores más determinantes en lo que a consumo de cigarrillos ilegales se refiere. Los individuos de estratos uno y dos tienen una incidencia de 14% en los cigarrillos ilegales. En el estrato 3 el número se reduce al 6% y en 4, 5 y 6, es de tan sólo 3%.Finalmente, el rango de edad también se constituye en un elemento de interés para entender este problema.El rango de edad que mayor recurrencia tuvo en las mediciones fue el de 55 a 64 años, con un 16% de consumo de cigarrillos que se encuentran ilícitamente en el país, mientras que los jóvenes en edad para adquirir tabaco, entre los 18 y los 24 años, tan sólo consumen el 4% de estos cigarrillos.El estudio de Fenalco fue hecho por la firma Invamer-Gallup en todo el país. Posibles salidas a la comercialización fuera de la leyAl ser interrogado por cuáles serían algunas posibles soluciones a este problema, Guillermo Botero, presidente de Fenalco, aseguró que este tema tiene que ser tratado desde una perspectiva económica y no una policiva. "Es claro que este tema necesita mayores controles de las autoridades en las fronteras, pero este asunto nosotros lo vemos como un problema económico. El aumento en los impuestos incrementó el valor de los cigarrillos y el producto ilegal es más barato. Así de simple", aseguró.Al preguntarle si bajando los impuestos al consumo de tabaco el contrabando disminuiría, la respuesta del dirigente fue que "sería muy posible".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad