Continúan los homenajes a las víctimas del atentado terrorista en Bogotá

Junio 19, 2017 - 05:36 p.m. Por:
Colprensa / El País 
Atentado en Bogotá

Homenaje a las víctimas del atentado terrorista en Bogotá.

Colprensa

Este lunes cobraron más vigencia que nunca las palabras del presidente Juan Manuel Santos, quien este domingo regresó con su hijo Esteban a almorzar en el Centro Comercial Andino en señal de que el país no se amilana ante el terrorismo.

“No hay bomba que pueda vencer a un pueblo unido, no hay la más mínima posibilidad de que el terrorismo pueda doblegar al pueblo colombiano que hoy está más unido que nunca”, dijo el jefe de Estado al visitar las instalaciones del sitio donde ocurrió el atentado terrorista el sábado en la tarde.

Y como si fuera una orden presidencial, cientos de personas, vigilantes, amas de casa, niños, ejecutivos, abuelos y muchos extranjeros colmaron las instalaciones de uno de los íconos del comercio en el norte de Bogotá.

Muchas lágrimas rodaron por las mejillas de los asistentes cuando amigos y familiares de la francesa Julie Huynh, de 23 años, comenzaron a describir a la más joven de las tres víctimas del atentado.

“Ella era una mujer extraordinaria, un ser humano extraordinario, que vino a este país a prestar un servicio social a la población más vulnerable”, dijo ahogada por el llanto otra ciudadana gala que asistió al homenaje a las víctimas.

No fue distinto cuando intervino Juan Forero, Vicepresidente de la ONG Proyectar Sin Fronteras, a la que Julie venía colaborando desde que llegó al país.

Por su parte, el embajador de Francia en Colombia, Gautier Mignot, un poco más sereno, recordó que Julie “era una noven enamorada de este país, era parte del centenar de jóvenes franceses que vienen cada año a Colombia a estudiar y a prestar un servicio social”.

Las lágrimas parecían no detenerse, seguían emanando de los ojos colombianos y extranjeros que vieron el horror del terrorismo. Al igual que en la víspera, cuando justo 24 horas después del atentado -5:10 p.m.- cientos de personas unidas por el dolor literalmente se tomaron el centro comercial, en especial el segundo piso, muy cerca de los baños de mujeres donde ocurrió la explosión.

Allí, mientras expertos del CTI y la Sijin de la Policía buscan evidencias y mantienen acordonado el sitio, familiares y amigos de las víctimas, curiosos y en general clientes del complejo comercial seguían dejando mensajes, flores blancas y muchas voces de rechazo a los violentos.

“No nos vamos a dejar intimidar ante el terrorismo”, “Estamos más unidos que nunca”, “Los violentos no nos van a doblegar”, eran solo algunos de los mensajes consignados en papelitos de colores que contrastaban con los claveles blancos, las gardenias y las rosas rojas y amarillas que fueron puestas con perfecta armonía en honor de Julie, y de las colombianas Ana María Gutiérrez, de 27 años, y Lady Paola Jaimes, de 31, que también murieron en la explosión.

Sin duda, el mensaje de los asistentes era el mismo: ‘No al terrorismo’, y como si todos los presentes estuvieran cumpliendo la orden presidencial, el Centro Comercial Andino estaba más colmado que nunca, parecía regresar a la normalidad aunque se respiraba un aire pesado, y eso sí, con extremas medidas de seguridad.


A pocas cuadras de allí, en la sede de la embajada de Francia en Colombia, se vivía un homenaje similar. Decenas de personas se dieron cita a la entrada de la oficina diplomática no solo para recordar a Julie, sino a las otras dos víctimas y también para rechazar el accionar terrorista.

También hubo abrazos y muchas, muchas lágrimas. Al final, un minuto de silencio para recordar con desgarrador dolor a quienes perdieron la vida por el solo hecho de estar en el momento equivocado en el sitio equivocado.

 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad