Continúa la polémica por el uso de cigarrillo electrónico

Agosto 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Colprensa l Elpais.com.co

El Viceministro de la Protección Social, Carlos Ignacio Cuervo, afirmó que en las próximas semanas se emitirá una advertencia sanitaria sobre de este producto, que el Instituto Nacional de Cancerología catalogó, en informes recientes, como un producto nocivo para la salud y que, además, no sirve para dejar de fumar.

El Viceministro de la Protección Social, Carlos Ignacio Cuervo, afirmó que en las próximas semanas esa entidad emitirá una advertencia sanitaria sobre el uso de cigarrillos electrónicos, artículos que el Instituto Nacional de Cancerología catalogó, en informes recientes, como un producto nocivo para la salud y que, además, no sirve para dejar de fumar."Las primeras evidencias muestran que no es conveniente esta práctica, que no sustituye al cigarrillo y que en principio puede causar daños a la salud. Pero como es una tecnología nueva estamos requiriendo el apoyo de la Organización Mundial para la Salud, OMS, de la Organización Panamericana de la Salud, OPS y de países que tengan mayor evidencia, para tomar una medida más contundente" , afirmó.En efecto, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) emitió una alerta sanitaria reiterando que no ha autorizado la venta de estos dispositivos en el país y que estos artículos podrían poner en riesgo la salud de los consumidores.Según el Instituto, como el producto es nuevo en el mercado no se han hecho estudios científicos para determinar sus implicaciones y efectos en la salud, por lo cual se desconoce el alcance de los riesgos de su uso prolongado.Sin embargo, se aclara que las concentraciones liberadas de nicotina no pueden ser medidas fácilmente por el usuario, lo que lleva a posibles sobredosificaciones, con riesgo de intoxicación, por lo cual no puede ser considerado como un medicamento.Frente a las acusaciones, los comercializadores de este tipo de artículos en el país publicaron un documento en el cual el Invima certificó los cigarrillos electrónicos como productos que no requieren registro ante ese Instituto.La certificación, expedida el 21 de abril pasado en Bogotá, establece que "hasta la fecha y de conformidad con nuestra legislación sanitaria vigente, el producto “dispositivo electrónico que simula ser un cigarrillo” está contemplado entre los productos que no requieren registro sanitario para su fabricación, importación o comercialización en Colombia" .Acota que el producto de referencia no requiere Invima debido al uso final reportado y soportado técnicamente por el interesado, es decir, por los comercializadores de los cigarrillos electrónicos en el país.En efecto, el vocero de las empresas productoras del cigarrillo electrónico en Colombia, Carlos Cure, ha sostenido que por ahora se autorregulan, porque no existe una ley que los cobije, pero que estarían dispuestos a entrar en un marco legislativo que les permita seguir trabajando.ANTECEDENTESA principios de junio el Director del Instituto Nacional de Cancerología, Carlos Rada, advirtió sobre los efectos nocivos que tendría el cigarrillo electrónico, un artículo que se comercializa en el país y que promete ayudar a los adictos al tabaco a dejar de fumar. Semanas después Carlos Cure afirmó que el cigarrillo electrónico no es una terapia para dejar de fumar, sino una alternativa para continuar fumando, pero disminuyendo sustancialmente los riesgos asociados a esta práctica.Cure salió en defensa del producto diciendo que está demostrado que es mucho menos dañino que el cigarrillo corriente, debido a que el electrónico no tiene alquitrán, plomo, monóxidos de carbono, arsénico, amoniaco, naftalina ni más de otros 4.000 componentes que tiene el cigarrillo tradicional, 60 de ellos cancerígenos.El director del Instituto Cancerológico sustentó sus estudios en investigaciones previas de la Food Drugs Administration (FDA) en las cuales se especificó el perfil negativo de los cigarrillos electrónicos, al encontrarse trazas de nitrosaminas en las muestras analizadas, sustancias cancerígenas que también están en los cigarrillos convencionales.El doctor Rada también cuestionó la legalidad de los cigarrillos electrónicos, teniendo en cuenta que acorde con el Artículo 4 de la Ley 1335 de 2009, está prohibida la comercialización de artículos que tienen forma de tabaco y que pueden ser llamativos para menores de edad.Al respecto, Cure respondió que es necesario analizar cuál fue le intención del legislador que formuló ese texto pues, según el vocero de los fabricantes de cigarrillos electrónicos, la idea era prohibir la venta de juguetes o alimentos como chocolates y dulces que se vendían en el pasado con forma de cigarrillos, inducían a los menores de edad a consumir tabaco y se convertían en una estrategia para formar clientes en el futuro.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad