Continúa en aumento inasistencia de parlamentarios a sesiones del Congreso

Noviembre 13, 2012 - 12:00 a.m. Por:
El País Bogotá
Continúa en aumento inasistencia de parlamentarios a sesiones del Congreso

Cerca de 200 excusas son analizadas por la Comisión de Acreditación, para establecer si son aprobadas las ausencias de los congresistas, mientras 170 proyectos esperan su aprobación.

Las mesas directivas de Senado y Cámara de Representantes anuncian sanciones que, según los analistas, nunca se cumplen. Desde hace tres meses aumenta la inasistencia de los parlamentarios a las sesiones.

“El ausentismo representa abandono de las funciones encomendadas y grave peligro para el cumplimiento de las delicadas tareas propias de las cámaras, dadas las exigencias constitucionales en materia de quórum y mayorías. La inasistencia, salvo casos de fuerza mayor, no es otra cosa que irresponsabilidad en el ejercicio del cargo”.Así lo estableció una sentencia de la Corte Constitucional (C-247 de 1995), en la cual quedó en evidencia que en el Congreso el ausentismo es tan recurrente como las mismas amenazas que lanzan las mesas directivas para tratar de disciplinar a sus miembros, que nunca se consolidan.La constante de la ausencia de congresistas no es nueva, incluso se califica como “normal” cuando el país se encuentra en una etapa preelectoral y los parlamentarios se van de gira por el país para captar la atención ciudadana y lograr el favor del voto.Sin embargo, el actual Congreso, que hasta el pasado 20 de junio tuvo un trabajo intenso al evacuar la ambiciosa agenda legislativa que presentó el presidente Juan Manuel Santos, tiene desde hace tres meses el aumento de la inasistencia de los parlamentarios a las sesiones.Como un alumno indisciplinado que deja todo para el final, dicen los analistas, el Congreso va a comenzar a aprobar una agenda de no menos 170 proyectos que se encuentran represados, volviendo a la costumbre del ‘pupitrazo’ que también se ha querido erradicar.Ya culminado el primer tercio de noviembre, el panorama de asistencia de los congresistas no mejora y se volvieron a escuchar las amenazas de descuento de salarios, incluso de procesos en el Consejo de Estado de pérdida de investidura si los parlamentarios insisten en brillar por su ausencia.Pero el control que pretenden implementar las mesas directivas, según los expertos, contrasta con la visibilidad que tiene que tener el Congreso. Por lo menos así lo demuestran las páginas web de Senado y Cámara, en las cuales no tienen actualizados los datos de la asistencia y votaciones de los congresistas, lo que permitiría una mejor veeduría ciudadana para quienes los representan en el Capitolio Nacional.Y no es para menos. En la página del Senado el listado de asistencias y votaciones, que se encuentra bajo la pestaña de ‘Transparencia’ solo tiene el listado hasta octubre de 2011; mientras que el portal de la Cámara lo actualizó por última vez el 31 de octubre de este año. Ninguna tiene un consolidado de faltas en concreto.De hecho se habla de que en la Cámara existen no menos de 200 excusas que son analizadas por la Comisión de Acreditación, de las cuales ya existe un ‘ranking’ de representantes que puntean los índices de inasistencia.Así, el representante del movimiento Apertura Liberal, José Rodolfo Pérez, tiene radicadas 10 excusas médicas para justificar ausencias a 14 plenarias; Germán Navas y Carlos Correa, cuentan cada uno con cinco, y con cuatro están Augusto Rojas, Victoria Vargas, Jairo Hinestrosa y Adriana Franco. Según se dijo, todas estas ya fueron revisadas y aprobadas, por lo que la sanción del descuento del salario por cada sesión ($600.000) no se aplicará.En Senado la situación no es diferente. En la Secretaría General no tienen un consolidado, por lo que en esa Cámara se desconoce el ‘top’ de los ausentistas.Al paralelo se conoció que los congresistas que han presentado excusas médicas son Gilma Jiménez, Juan Manuel Corzo y Luis Fernando Velasco; mientras que Roy Barreras y Hernán Andrade se ausentaron porque estaban en una misión en el exterior.Las amenazasLa situación actual ha generado que a los presidentes de Senado y Cámara se les ‘rebose la copa’ y anuncien medidas en contra de los ausentistas.El presidente de la Cámara, Augusto Posada, aseguró que a los congresistas que no asistan a las sesiones se les descontará el día y además, dijo que en las siete semanas que restan de sesiones se tendrá que evacuar la agenda legislativa “así toque sesionar de lunes a viernes”.Por su parte, su homólogo en Senado, Roy Barreras, dijo que “decidimos en cada orden del día incluir proyectos de ley, porque lo que se ordena es que si hay congresistas que estén ausentes cuando se voten proyectos de ley, seis faltas representan la pérdida de investidura”.Recordó que “la obligación de cualquier mesa directiva es hacer cumplir la ley y si hay algún congresista renuente, sancionarlo y oficiar a la Procuraduría para que aplique las sanciones disciplinarias que vengan al caso”.Sobre estas disposiciones, el analista Camilo González Posso dijo que “las mesas directivas, casi que por tradición, tratan de disciplinar a los congresistas, pero en últimas es la repetición de la repetidera, nunca pasa nada”.El politólogo Fernando Giraldo, entre tanto, tiene una lectura más amplia de estas medidas. “Lo que da la impresión es que los presidentes de Senado y Cámara lo hacen para quedar bien y se lavan las manos como Pilatos” y considera que “los presidentes presionan para que los ausentistas justifiquen sus inasistencias y evitar procesos en su contra”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad